Pensionados clamaron por “una vejez digna” ante la Defensoría del Pueblo este #11Sep

Una caja de Losartán de 50 miligramos con 30 pastillas cuesta Bs.S 300 (30 millones de bolívares). Sobrepasa por mucho el presupuesto del señor Alis Moreno, de 64 años, jubilado del Instituto Nacional de Capacitación y Educación (Ince) y quien este martes, 11 de septiembre, formó parte de la protesta de pensionados que se concentró en la plaza de Parque Carabobo y marchó hasta la Defensoría del Pueblo en Bellas Artes.

El señor Moreno explicó que algunos de sus compañeros de protesta tienen apoyo de familiares para cubrir sus necesidades. Sin embargo, él no: depende económicamente de su pensión. No tiene dinero para ir al médico y sufre de la tensión.

Jubilados del sector Salud también acompañaron la protesta que inició en Parque Carabobo

La concentración se convocó para entregar un documento en la Defensoría del Pueblo, ubicado en la plaza Morelos de Bellas Artes. Exigen “que (el ente) interceda para lograr obtener respeto y consideración, es decir una vejez digna“.

Además, denunciaron las condiciones en las que las personas mayores deben retirar su pensión en los bancos. También señalaron que la cantidad es insuficiente para satisfacer sus necesidades.

Los pensionados marcharon por la avenida México

Quien preside el Frente Amplio Unido en Defensa de los Jubilados y Pensionados, Luis Cano, junto a una comisión de la agrupación, fueron recibidos en la Defensoría del Pueblo. No obtuvieron respuesta de las autoridades. Según indicó el dirigente, quienes recibieron el documento escucharon sus peticiones y aseguraron que le harían llegar el comunicado a Alfredo Ruiz Angulo, quien “supuestamente está ocupado“.

“Señor Presidente (Nicolás Maduro), no vamos a aceptar que nos siga descalificando, ni usted ni ningún ente o institución. Para exigir respeto, hay que empezar a respetar”, afirmó Cano, quien agregó que los jubilados se mantendrán en las calles hasta tanto obtenga respuesta del Estado.

Una comisión de pensionados fue recibida en la Defensoría del Pueblo

“No alcanza para nada”

El señor Luis Felipe Caicedo, de 75 años y jubilado del Instituto Nacional de Servicios Sociales, marchó este martes para que se le haga el pago completo a los pensionados, no “fraccionado que no alcanza para nada”.

Caiceido sufre de la tensión, de artritis y diabetes. En tanto su pensión no le alcance para comprar una caja de Curpinol, que según cuenta vale Bs.S 540 (Bs. 54.000.000), está tomando agua de garbanzos para controlar su presión arterial.

Los manifestantes se mantuvieron frente a la Defensoría a la espera de respuesta a sus peticiones

Entre los manifestantes está Lourdes de Lucena quien comentó que la pensión no puede ser “una dádiva, nosotros nos la ganamos”. Señaló que, contrario a lo que sugirió el presidente Nicolás Maduro, los pensionados no venden su dinero en efectivo, dado que lo necesitan “para todo”.

Uno de los miembros de la Federación de Pensionados de Petare, el señor Ángel Bencomo de 92 años, afirmó que la inflación tiene ahogados a las personas mayores. Por su parte, Esperanza Serrano, explicó que acudió a la protesta para apoyar a quienes sufren para sacar dinero del banco. “Nos apoyamos mutuamente porque ahorita deberíamos estar descansando”.

“Se trata del reclamo de nuestros derechos. No queremos migajas. Es injusto que el Gobierno no nos vea con ojos de piedad”, dijo Yadira González, jubilada del sector Salud.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!