Pase.Fit: una plataforma para quienes aman el deporte y creen en Venezuela

Isabella Acosta Rubio y Andrea Acosta Rubio son dos jóvenes venezolanas que decidieron dejar a un lado su vida en el extranjero para regresar al país y crear una plataforma digital deportiva que, en palabras de sus creadoras, “busca cambiar el movimiento económico del país” y llegar a todos aquellos que quieran hacer ejercicios, deportes y acondicionamiento físico.

Desde yoga hasta montañismo, pasando por pilates y natación, la plataforma Pase.Fit permite a las personas que viven en Caracas registrarse y adquirir dos tipos de planes o pases, para tomar las clases en las disciplinas que gusten y en estudio (gimnasio) que prefieran y que tenga disponibilidad.

¿Cómo funciona la plataforma?

“Te registras, llenas un perfil con tu información y tus preferencias. Te damos sugerencias todos los días de acuerdo a tus preferencias y escoges cualquiera de los dos pases que te gusten más: el de la membresía ilimitada o la membresía de cinco clases”, resaltó Andrea Acosta Rubio, quien es licenciada en administración mención gerencia, banca y finanzas.

20170111_160732

Pase.Fit funciona como plataforma web, pero también tiene una aplicación disponible para dispositivos Android y Apple.

“Quisimos crear una plataforma que tuviese todo tipo de disciplinas, todo tipo de hora y todo tipo de nivel de dificultad para que cualquier persona se sintiera cómoda usando Pase.Fit. Tenemos desde yoga hasta crossfit, natación y hasta meditación.”, destacó Isabella Acosta Rubio, destacada triatleta venezolana y recibida de ciencias políticas y estudios internacionales.

20170111_160713

La plataforma salió “al aire” el lunes 9 de enero, y, en apenas tres días, ya tienen más de 300 suscriptores, todo un éxito para las fundadoras que, afirman, haber esperado “más o menos 15 personas en el primer mes”.

De momento, Pase.Fit solo se concentra en el este de Caracas, pero las hermanas Acosta Rubio aseguran que su objetivo es expandirse y llegar toda la ciudad, luego a toda Venezuela y a varios países de América Latina.

Creer en Venezuela

Las fundadoras de Pase.Fit vivían en el extranjero y en 2016 decidieron volver a Venezuela para poder darle forma y realidad a la idea de crear la plataforma.

“La idea nació en una tarde de café”, asegura Isabella, quien agrega que ella y su hermana llevaban al menos dos años hablando sobre proyectos de emprendimiento, pero ninguno era llevado a la realidad.

“Esta era la idea que estábamos esperando”, afirmó Andrea.

Como una especie de salmones que nadan a contracorriente en el río para llegar a su afluente principal, las hermanas Acosta Rubio decidieron no seguir la corriente de los que se van del país y optaron por regresar a Venezuela en medio de una crisis económica que afecta a todos los estratos de la población de una manera u otra.

“Lo que estamos intentando con Pase.Fit es reconstruir esa Venezuela ideal que nos cuentan nuestros padres. Y nos hemos dado cuenta de que en realidad la gente en Venezuela sí es trabajadora, que aquello que dicen de que el venezolano es flojo es mentira”, aseguró Isabella Acosta Rubio, quien valoró la importancia del equipo que compone a Pase.Fit y destacó que se han rodeado de personas que creen en un mejor futuro.

Para las fundadoras de la plataforma, Pase.Fit no es solo una ventana para hacer deporte y ejercicios, es también un “movimiento económico.”

“Nosotros tenemos dos tipos de clientes: el proveedor de servicios y el usuario. Al usuario nosotros le estamos dando una oportunidad de hacer algo más económico con diversidad, inmediatez y una nueva tecnología. Mientras que al proveedor de servicios le estamos dando un nuevo mercadeo, una nueva manera de que tengan afluencia de clientes, de que tengan nuevas personas. Le estamos metiendo a la economía venezolana”, explicó Isabella.

Las creadoras de Pase.Fit aseguran que es “un buen momento” para invertir y emprender en Venezuela, por ello se rodearon de un equipo y de un ecosistema que les ha permitido darle realidad a lo que alguna vez parecía flotar en el aire como una simple idea y que, ahora, es real y tangible.