La alta migración venezolana ha generado “una crisis de protección en la región”, afirma el PMA

El director regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, Miguel Barreto, aseguró a EFE que en América Latina se han olvidado de cómo la “crisis interna de Venezuela está generando una crisis regional“, lo que considera que va más allá “del tema de la alimentación”.

“Es una crisis de protección. En los países donde están llegando los migrantes los niveles de xenofobia y rechazo son cada vez mayores, los niveles de trata de personas, de prostitución son cada vez mayores”, sostuvo.

“Lo que está ocurriendo ahora es que nos hemos concentrado mucho en la situación interna de Venezuela, eso ha generado una dinámica política e ideológica que ha generado una polarización respecto de la crisis que está afrontando la región”, afirmó el director regional del PMA.

Todos esos elementos componen, en opinión de Barreto, un caso “sumamente grave” que requiere una aproximación diferente “en términos de cómo vamos a tratar a estas personas para que accedan a los sistemas nacionales de salud y a las redes de protección social de los estados”.

Asimismo, consideró “importante” que los países de América Latina afectados por estas crisis promuevan algún tipo de mecanismo para conversar cuáles son las conclusiones” y cómo cada uno en la medida de sus posibilidades puede prestar su apoyo.

Barreto aseveró que si los países de la región no toman medidas para apoyar la crisis causada por la llegada de venezolanos a Colombia, la situación se puede desbordar y llegar a ser peor que la de Siria.

En este sentido, vaticina que la crisis migratoria de venezolanos “en término de número de flujos de personas” puede llegar a superar la de Siria, “pero en otro contexto”, ya que en este caso no hay un conflicto armado, como sucede en el país asiático. “No es una crisis convencional“, porque no ha generado una gran atención pública.

“Los países de Latinoamérica han respondido con decencia y responsabilidad al asumir, cada uno a su manera, el flujo de inmigrantes, (…) pero se va a desbordar si no apoyamos la causa”, comentó el peruano Barreto.

Precisamente, este jueves el PMA anunció la puesta en marcha de un proyecto para atender a 350 mil venezolanos en la región fronteriza de Colombia. Ese paso limítrofe lo cruzan diariamente cerca de 35 mil venezolanos, según datos de Migración Colombia, que estima que ya son 660.000 los que se han asentado en el país andino. Sin embargo, muchos continúan camino para establecerse en otros países latinoamericanos.

A juicio de Barreto, es necesario hacer una conferencia regional que permita a los diferentes países “corroborar cifras, consultar mecanismos, sobre soluciones y eventualmente sobre compromisos políticos, sociales y financieros“.

También hizo un nuevo llamado al Gobierno de Venezuela para que permita “apoyar a la población al otro lado de la frontera”.

“Somos una agencia de la ONU y apoyaremos a Venezuela cuando nos invite a hacerlo, debe haber reconocimiento de que hay una crisis: hay una responsabilidad del Estado frente a los nacionales que ya emigraron y también frente a la crisis que genera en la cuna”, agregó.

Ante esta situación, subrayó que “las personas no migran porque quieren, migran porque tienen necesidades y en este caso las necesidades están vinculadas a la salud y alimentos“.

“Si pudiéramos trabajar del otro lado de la frontera (…) permitiría que menos gente cruce, que menos gente llegue a Colombia y para eso se requiere voluntad política de (reconocer) que existe una crisis humana“, destacó.

UE donó 3 millones de dólares para refugiados venezolanos en Brasil

Con información de EFE

(Visited 291 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!