63% de los asignados por la Opsu a la USB no se inscribió

Tenían cupo, pero no lo aprovecharon. La Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) asignó este año a 2 mil 288 bachilleres para estudiar en la Universidad Simón Bolívar (USB), pero 63% no acudió a formalizar su inscripción, afirmó el rector de la casa de estudios, Enrique Planchart.

La máxima autoridad de la USB precisó, en el programa La Doble Vuelta por Onda La Superestación, que del total de asignados por la Opsu el pasado 7 de septiembre solo 840 se registraron. Consideró que lo sucedido refleja que existen deficiencias en el sistema que implementa el Estado para masificar el ingreso a las universidades públicas.

Planchart indicó que de los estudiantes que ingresaron por la Opsu a la cohorte 2016-2017 de la USB no quedan actualmente “ni la mitad”.

Dijo  que en ese entonces hubo quienes tampoco se inscribieron y otros se retiraron a los pocos meses porque no tenían la preparación académica, luego de graduarse de bachillerato sin ver materias como física, química y matemática.

Gran matrícula universitaria

Durante la entrevista, Planchart refutó las declaraciones del presidente Nicolás Maduro el pasado mes de abril sobre que Venezuela es el segundo país de América Latina con mayor matrícula universitaria con 2 mil 850 estudiantes.

“Es una farsa… hay una gran cantidad de institutos y programas que ha creado el Gobierno y no pueden ser llamados universidades”, dijo y aseguró que, un ejemplo, es el caso de los médicos comunitarios venezolanos que han llegado a países como Chile y no se les reconocen sus títulos.

El secretario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Amalio Belmonte, dijo a Efecto Cocuyo que la Opsu aún no les ha enviado la información sobre los cupos que asignaron a escasos días de iniciar el proceso de inscripciones: “Si no las envían esta semana, comenzaremos a registrar a los que ingresaron por nuestros mecanismos”.

Belmonte coincidió con Planchart al señalar que la política del ingreso de la Opsu es “un fracaso”. Además, insistió en que las políticas sociales y económicas del Ejecutivo contribuyen a la exclusión universitaria, ya que aún si un joven estudia en una institución pública puede retirarse por dificultades con el transporte y la alimentación.

“Dakazo académico”

Hasta mayo de 2015 el Ministerio de Educación Universitaria, a través de la Opsu, asignaba el 30% de los cupos de las universidades autónomas y priorizaban las notas de bachillerato como criterio de ingreso. Sin embargo, ese año el ente se atribuyó la asignación de al menos 70% de los cupos.

Además, el nuevo sistema nacional de ingreso distribuyó el peso de los criterios que conforman el índice para entrar a las universidades en 50% las notas de bachillerato, 30% las condiciones socioeconómicas, 15% la territorialidad y 5% la participación en procesos anteriores y en actividades sociales.

La medida fue calificada por miembros de la comunidad universitaria como un “dakazo académico”, en alusión a las órdenes del Gobierno de rebajar los precios en los establecimientos de electrodomésticos que inició en las tiendas Daka en noviembre de 2013, a pocas semanas de las elecciones municipales de ese año.

Foto: Referencial

(Visited 1.301 times, 65 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!