Expectativas en Cumbre de las Américas apuntan a Cuba, no a las firmas anti Obama

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

La VII Cumbre de las Américas a realizarse en Panamá del 10 al 11 de abril de 2015 tendrá dos puntos relevantes: la participación de Cuba tras su salida de la OEA el 31 de enero de 1962 y el encuentro del presidente de EEUU, Barack Obama, con el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo que será una “cumbre de alegría” y que la agenda está enfocada de forma positiva, sin embargo, “eso depende del nivel de diálogo entre Estados Unidos y Venezuela”, detalló en declaraciones a  AFP.

El presidente Nicolás Maduro lanzó una campaña titulada “Obama deroga el decreto ya” el pasado 18 de marzo para recoger firmas contra el decreto del presidente Barack Obama. Ese día anunció que llevará 10 millones de firmas a Obama con el objetivo de que anule la orden ejecutiva en la que señaló a Venezuela como una amenaza inusual para Estados Unidos.

El internacionalista Sadio Garavini di Turno, quien fue embajador de Venezuela en Guatemala, Suecia y Guyana, califica esta campaña como “un show mediático y una gran cortina de humo” para desviar el verdadero tema de interés en la Cumbre: los derechos humanos y la democracia.

La parte menos seria será ese show de Maduro con la entrega de firmas. Esto es una gran campaña propagandística que le cayó como anillo al dedo a su gobierno para que la gente no hable de la crisis económica y la persecución política que existe en el país”, dijo Garavini.

Lo que señala como verdaderamente histórico en la VII Cumbre es la consolidación de relaciones entre Cuba y EEUU. “Esto supone un crecimiento económico a Cuba y ellos están necesitados de esto, por eso aceptaron ir”.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, anunció que asistiría a la Cumbre de las Américas en un discurso en la Asamblea Nacional de La Habana. El gobierno de Panamá realizó la invitación a pesar de que la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, advirtió que la asistencia de Cuba sería una burla del espíritu de la Carta Democrática Interamericana.

“Confirmo que asistiré para expresar nuestras posiciones con sinceridad y respeto por todos los jefes de estado y de gobierno sin excepción”, dijo Raúl Castro.

La doctora en Ciencias Políticas e internacionalista, Elsa Cardozo, manifestó que actualmente Cuba necesita reanudar relaciones con EEUU como una estrategia económica, por lo que supone que en la Cumbre se darán las condiciones para que así sea.

Con respecto a Venezuela, opinó que no cree que Maduro busque enfrentamiento con Obama, sino todo lo contrario. “Hay una gran diferencia entre el discurso interno que da Maduro y el externo. A la población le dice una cosa, pero en plano internacional llama al presidente de los EEUU a dialogar. Si quisiera enfrentarse hubiese anunciado que no les vendería más petróleo y no lo hará”.

Maduro sabe que no tiene el respaldo suficiente para enfrentarse a EEUU, por lo que tiene que adecuarse a estos nuevos tiempos y evitar la confrontación”, apuntó Cardozo.

El exembajador venezolano en Irak e Israel, Freddy Álvarez, asegura que si Maduro plantea un escenario de tensión con el discurso de injerencia por parte de los Estados Unidos “quedará muy mal parado, así como quedó en la pasada reunión de la OEA, donde no logró lo que estaba buscando“.

 

(Visited 2 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply