Venezuela es un tema presente entre ganadores del premio Nóbel

Desmond Tutu, el clérigo surafricano, pacifista y activista en contra delApartheid se pronunció sobre el caso de los presos políticos en Venezuela. En un duro artículo, donde expresó que “no es demasiado tarde para que Maduro cambie de rumbo”,  ruega para que “liberen a los presos de conciencia” del país. Desmond Tutu

El arzobispo Tutu escribió en la nota que “mientras cientos de políticos se reúnen alrededor de comidas suntuosas y disfrutan de buen vino, 77 presos languidecen en las cárceles en Venezuela”, al referirse que este encarcelamiento no es un tema que está en la agenda de la cumbre de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que concluyó el 11 de junio.

Pero no es el único premio Nóbel que se ha referido a la situación venezolana.

El premio Nóbel de Literatura (2010) Mario Vargas Llosa no se cansa de decir que en Venezuela gobierna una “dictadura que encabezó en el pasado el comandante Chávez y que encabeza hoy Nicolás Maduro”. En artículos de prensa, conferencias y ponencias toca el tema.

1271860740441“La situación de Venezuela no puede ser más trágica. Cada día las cárceles se llenan de nuevos disidentes, cuyo único delito es el amor a la libertad y el empeñarse en que Venezuela vuelva a ser el país libre, abierto y democrático que lo fue en el pasado”. Culpó a la corrupción y a la ineptitud de quienes gobiernan en Venezuela por la inflación más alta de mundo, “de un 70% y que no demora en subir al 100%”.

El expresidente de Costa Rica y Premio Nóbel de Literatura (1987), Óscar Arias,  es otra voz que se ha sumado a Óscar Ariaseste coro. El también abogado, economista y empresario costarricense, afirmó en un diario brasileño que Venezuela ha sufrido una transformación de democracia a autocracia. “Es un país donde, por medio de elecciones un partido político toma el poder para debilitar las instituciones democráticas, acabando con la separación de poderes. Todos están controlados por el Poder Ejecutivo, dejando de ser una democracia para convertirse en una autocracia”.

Adolfo Perez Esquivel

El argentino Adolfo Pérez Esquivel, ganador del Premio Nóbel de la Paz 1980,  también ha expresado su interés por el país. Al hacer referencia a la importancia del fortalecimiento de la unidad latinoamericana, expresó que le “preocupa mucho la situación que está viviendo Venezuela. La oposición debería sentarse a dialogar con el gobierno y permitir la gobernabilidad y no dejarse arrastrar de las narices por intereses foráneos de los Estados Unidos y las transnacionales”.

En el 2004, el escritor, novelista, poeta, periodista y también Premio Nóbel de Literatura (1998), José Saramago,
expresó que “vemos una sociedad comprometida. No existe una historia similar a ésta en tiempos recientes” referente a Venezuela, a quien calificó como uno de los países más “osados” frente a la “dominación estadounidense”.

El periodista colombiano Gabriel García Márquez, también ganador del Premio Nóbel de Literatura (1982) siempre estuvo pendiente de lo que ocurría en Venezuela.

Poco antes de su fallecimiento, a los 82 años, escribió un artículo que llamó “El enigma de los dos Chávez”, en donde el novelista describía su relación con el fallecido Hugo Chávez en los tiempos en que se produjo el intento de golpe de estado de 1992, con lo que pretendía hacer un contraste con el presidente Chávez que gobernó Venezuela varios años después.

(Visited 98 times, 1 visits today)

Comentarios

2 Comments
  1. Sus noticias me llegan por correo. Al leer esta, observé equivocaciones en algunas fotos las cuales no corresponden a los personajes a los que se refieren y es imperdonable pues no se trata de perico de los palotes sino de premios Nóbel.

Leave a Reply