Shannon busca en Miraflores evitar retroceso entre EEUU y Cuba, según expertos

Ibis León / @ibisL Foto: Globovisión El Consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, está en Caracas con la misión de preparar el terreno antes del encuentro entre Nicolás Maduro y Barack Obama en la VII Cumbre de las Américas, que se celebrará del 10 al 11 de abril en Panamá. Su visita se produce horas luego de que los integrantes del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, Ben Rhodes y Ricardo Zúñiga,  aseguraran que Venezuela no es una amenaza para la seguridad estadounidense. Un giro de 180 grados a la posición de la Casa Blanca, a más de un mes de haber emitido las medidas sancionatorias contra 7 funcionarios del gobierno de Maduro y la declaratoria de Venezuela como amenaza inusual conrtra EEUU. Pero ¿por qué EEUU baja el tono a tres días de la Cumbre?, ¿las 10 millones de firmas contra el decreto Obama influyeron en este cambio de postura? En horas del mediodía de este miércoles, 8 de abril, Thomas Shannon se reunió con la canciller Delcy Rodríguez y luego se dirigió a Miraflores donde lo esperaba el jefe de Estado venezolano. El internacionalista y profesor universitario de la UCV, Ignacio Frechero, considera que la estrategia del gobierno estadounidense es el de disminuir la atención sobre el tema Venezuela en la Cumbre para evitar un posible retroceso en la normalización de sus relaciones con Cuba. “Buscar evitar que el enfrentamiento discursivo afecte las perspectivas de acercamiento con Cuba, porque Obama lo que está buscando es dejar como legado, como principal aporte de su política hemisférica, esta normalización de las relaciones con Cuba”. El experto opina que la visita de Thomas Shannon es muy “significativa y trascendente”, porque el asesor se caracterizó por mantener una buena relación con los países del continente justo cuando el antiamericanismo se intensificó durante el gobierno de George W. Bush, y aseguró que el Decreto Obama es una estrategia para negociar con los sectores republicanos más radicales al interior de EEUU. “La visita de Shannon es un gesto de reconciliación que confirma que la orden ejecutiva donde se declara a Venezuela como una amenaza es una medida destinada a la arena política doméstica de los EEUU. Si Obama quiere tomar alguna decisión como el levantamiento del embargo a Cuba o de las sanciones contra Irán no podrá lograrlo sin el apoyo de los republicanos que son mayoría en el Congreso”, precisó. Los 10 millones de firmas en respaldo a la derogación del decreto Obama que ha prometido, en reiteradas oportunidades, el presidente Maduro también representa un factor que atenúa la posición asumida por el gobierno estadounidense. “Las firmas pueden tener un efecto simbólico, hasta de cierta legitimidad, pero lo que está primando son los cálculos de negociación, porque Venezuela seguramente va a tener el apoyo, en parte, de Cuba y de otros países de la región”, dijo Frechero. El diputado miembro de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional, por el PSUV, Christian Zerpa, asegura que el cambio de tono indica que el gobierno de EEUU acepta que cometió un error al declarar a Venezuela como una amenaza y la visita de Shannon podría traducirse en una eventual derogación del decreto. “Ellos quieren que la Cumbre se desarrolle sin ningún percance y nosotros queremos que se derogue el decreto, pero hay procedimientos internos que tiene que evaluar el gobierno de EEUU para hacerlo (…) El hecho de que haya sido tan contundente el peso de la opinión pública y el apoyo internacional que ha tenido el gobierno del presidente Maduro es un factor determinante que influye en esta nueva postura”, declaró.]]>

(Visited 7 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!