Seis meses sin Neomar Lander, llegó Navidad pero la justicia no #LosQueYaNoEstán

Zugeimar Armas está convencida de que la muerte de su hijo mayor, Neomar Alejandro Lander, a sus 17 años de edad, tiene que significar algo, que él vino a este mundo a cumplir una misión. Para ella, la mejor manera de asimilar su partida es continuar la lucha que comenzó en abril, cuando decidieron participar en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, donde resultó herido de muerte. “La lucha de pocos vale por el futuro de muchos”, una de las frases que él dijo durante las movilizaciones, se ha convertido en su mantra.

Admite que, aunque han transcurrido seis meses, ella, su esposo e hija no han experimentado el proceso de duelo en sí, porque han estado rodeados de mucha gente. Su mente está ocupada en el deseo de hacer justicia, “en querer que este país salga adelante, en que no nos sigamos sumergiendo entre tanta miseria”, afirma. Neomar papá, que tenía 15 años trabajando en el Ministerio de Cultura, dejó su empleo luego de lo sucedido.

El 7 de junio el adolescente estaba en el comienzo de la avenida Libertador, donde entre gases lacrimógenos se enfrentaban manifestantes contra los cuerpos de Seguridad del Estado. Neomar usaba un “chaleco” improvisado cuando fue impactado por un objeto que le produjo una herida en el pecho.

Actualmente los tributos que había en ese lugar para él, ya no están. Ni siquiera la placa que identificaba: “Túnel Neomar Lander – Libertador”. Solo un grafiti con su nombre se aferra a no desaparecer, mientras que en otra pared permanece colgado un rosario. Ahí hubo una vigilia el 7 de noviembre, que partió de la plaza Francia de Altamira, donde su familia cercana y algunos amigos lo recordaron con oraciones.

“Muchos dicen que Neomar era delincuente o terrorista. Si él lo era, entonces todos lo éramos en ese momento solo por estar ahí en las calles exigiendo nuestros derechos, una vida digna como nos la merecemos”, expresa Zugeimar.

Un día después de su muerte el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, aseguró que había sido causada por un artefacto explosivo de fabricación casera. Sin embargo, versiones de quienes estaban en el lugar señalan que fue una bomba lacrimógena. El Ministerio Público tiene una investigación en curso, pero sin grandes avances; de hecho en la página web de la Fiscalía no hay rastros del caso. “Dicen que están esperando los resultados de unas pruebas químicas… pero no ha habido resultados”, señala Armas.

Sin embargo, ella es categórica: “Que a Neomar lo haya matado una bomba, una bala, una metra, una cabilla o un mortero, de igual manera sigo haciendo responsable al Gobierno, porque si algo es evidente es que nosotros no estábamos en la calle porque nos gustaba… Yo no me enfrasco en esas investigaciones. Ellos no tienen que evadir su responsabilidad, no fue la muerte de mi hijo nada más, sino de 136 personas. Pero mientras ellos estén en el Poder aquí no va a haber justicia para ninguno”.

Hace un par de meses, la llamaron miembros de la Comisión de la Verdad que instaló la Asamblea Nacional Constituyente para determinar responsabilidades en los casos de violencia política en el país y aplicar justicia. Ella respondió que no tenía nada que hablar con ellos. Insistieron una vez más y volvió a despacharlos.

Sobre su aparición junto a personajes de la oposición como Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, expresa que “sea político, barrendero, empresario o vecino”, agradece la solidaridad. “Lo he dicho antes, si me llama Lilian y me dice: ‘Mira, Zugeimar, vamos a grabar este video porque esto te va a ayudar, porque esto va a hacerle entender al mundo lo que pasó y para que nadie olvide por qué murió Neomar Alejandro’, viene María Corina (Machado) y me dice lo mismo, voy y lo hago… Yo evalúo si me parece conveniente hacerlo y si no, olvídate que lo voy a hacer”, añade.

Zugeimar y su familia tratan de estar poco en su apartamento, en una urbanización de la Gran Misión Vivienda Venezuela ubicada en Guarenas, estado Miranda. “Ahí es donde más me pega la lloradera”.

En su comunidad, desde que falleció Neomar ha tenido dos inconvenientes. En una oportunidad unos periodistas visitaron su casa y el encargado del consejo comunal le dijo que no podía hacerlo, porque esa era una ciudad socialista. “Me sabe a mierda. Yo en mi casa meto a quien me dé la gana”, le respondió. Otro episodio fue cuando le pidió el favor a una vecina de retirar la bolsa de comida de los Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) y no se lo permitieron. Esto lo hizo porque le llegó el rumor que querían tomarle fotos mientras recibía los alimentos. “Me imagino que para montar un show”, dice.

La madre de Neomar explica que llevan al menos 10 años viviendo en ese complejo y que fueron adjudicados en su momento, porque el Gobierno necesitaba el espacio donde estaba ubicada su anterior vivienda para construir la vía hacia Ciudad Belén: “No le pedí casa al Gobierno, no me la regalaron”.

No critica a quien pueda celebrar en diciembre, pero le cuesta pensar que su hijo no se sentará a la mesa de la casa de su mamá, donde siempre suelen reunirse. Cree que también será difícil para las familias donde hay miembros que se han ido del país.

Días después de la muerte de Neomar Alejandro sintió que la tocaban por las costillas, como hacía él con los dos dedos índices mientras ella estaba cocinando. “Era fastidiosísimo”, recuerda. Esta suerte de “presencia” la sintió también Paola, de 13 años de edad, cuando regresaba caminando del colegio. “Sentía que alguien me estaba siguiendo, incluso me asusté. Pero volteaba y no había nadie. Ese era mi hermano”, le contó a su mamá. Él le había dicho a la adolescente que cuando iniciara sus estudios de bachillerato no la iba a dejar nunca sola.

“Si Neomar Alejandro se ganó miles de corazones muerto, si lo hubieran conocido sería igual. Tenía como un polvito mágico y se ganaba el corazón de la gente. Era alegre, echador de broma, donde llegaba quería ser el centro de atracción; era tremendo”, recuerda su mamá.

Cuenta que si el joven llegaba del liceo y en paralelo ella recibía una llamada de la coordinadora de bachillerato, a quien ya tenía registrada en su celular, le decía: “Dime qué hiciste antes de que atienda el teléfono”. Era hiperactivo y le gustaban los deportes extremos. Los patines le hicieron ganar morados y fracturas. “Una vez llegó y se acostó tranquilo, pero no se paraba. Yo le preguntaba qué pasaba y él me decía que nada. Pero yo sabía que algo era, resulta que se cayó y se había roto el brazo”, relata Zugeimar.

A su papá, que ocasionalmente repara motos, lo ayudaba con la mecánica. A su mamá, la apoyó cuando comenzó a vender harina de maíz pilao. En octubre pasado Neomar habría alcanzado la mayoría de edad. Se graduó con 16 años del liceo Buen Pastor, en Guatire. Recientemente había terminado un curso de bartender y había ido a averiguar con su hermana sobre uno de chef; decía que como carrera le gustaba la Ingeniería. También le había salido una oportunidad de trabajo en Empresas Polar.

Le gustaba la salsa, pero no sabía bailar. Noviecitas llevó a su casa varias. “Tú no eres la misma de la otra vez, ¿verdad?”, le decía Zugeimar para echarle broma.  Agrega que todo lo que pone en sus redes sociales no es para que los demás lo recuerden. “Mi hijo tiene que ser recordado por su papá, su hermana y por mí. Lo que hago es para que la gente no olvide por qué estamos como estamos y el por qué ellos dieron su vida”.

—¿Sentirá paz cuando haya un cambio de Gobierno?

—Creo que esa paz no la voy a tener nunca, pero sí va a ser una gran satisfacción.

Lea más en:

El asesinato de David José Vallenilla aún sin juez, aún sin juicio #LosQueYaNoEstán

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comments

comments

2 Comments
  1. CUANTOS JOVENES SACRIFICO EL COMUNISMO PARA IMPLEMENTAR LA DICTADURA,,,,,,,PARA ESO INVENTO LA MUD Y EL GOBIERNO ESAS PROTESTAS SATANICAS MAQUIAVELICAS APOYADAS POR LA FUERZA ARMADA,,,,,

    ESA PERSONAS DESAPARECIDAS SON DELITOS DEL GOBIERNO,,, Y POR LO TANTO DEBEN SER CULPADOS,,,,LOS RESPONSABLES DE ESAS MUERTE ESTAN EN EL PODER,,,,,,,,,, LA FUERZA ARMADA ANTI NACIONALISTA Y ANTI BOLIVARIANA VE AL PUEBLO VENEZOLANO COMO UN OBJETIVO MILITAR DE ATAQUE,,,,,,,,POR ESO PASAN ESTA COSAS,,,,PARA AZOTAR AL PUEBLO Y ARRODILLARLO,,,,,,,,,ESCLAVIZARLO,, EXPLOTARLO,,,SAQUEARLO,,,,, EL COMUNISMO INVADIÓ A VENEZUELA,,APOYADO POR LA FUERZA ARMADA Y EL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA,,,,,Y AHORA UNA ANC ILEGITIMA SECUESTRO LA CONSTITUCIÓN PARA ELIMINARLA,,,,,, QUITARLE LA SOBERANÍA AL PUEBLO VENEZOLANO Y PERMITIR LA INVASIÓN DE FUERZAS MILITARES EXTRANJERAS,,,,,,, LOS QUE VIENE PARA VENEZUELA ES ESPANTOSO,,,,,PARA LAS MASAS POBRES Y CLASE MEDIA,,,,,,

    EL COMUNISMO MAQUIAVELICO SATANICO INVADIO A VENEZUELA,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,SE PERDIÓ LA SOBERANÍA NACIONAL,,
    EL PUEBLO ESTA ACORRALADO A VIVIR EN LA MISERIA HUMANA,,,,,POBRES A LLORAR AL VALLE,,,,,,

Leave a Reply

¡Suscríbete!