Médicos “a ciegas” por opacidad en información epidemiológica

Ibis León / @ibisL

Más de 2 millones de personas presentaron cuadros febriles en 2014;SVSP2015 es decir, 7% de la población venezolana. Se calcula que de estos casos, alrededor de 183 mil  personas fueron afectadas por la fiebre Chikungunya, de acuerdo con datos actualizados hasta febrero de 2015 por la Sociedad Venezolana de Salud Pública (SVSP). Sin embargo, los expertos de esta organizaciòn consideran que muchos de estos casos fueron diagnosticados erróneamente y tratados como Dengue debido a la falta de claridad entorno a la información oficial.

MPPSNUEVO

Hasta hoy, los datos ofrecidos por el gobierno no han sido actualizados. El último reporte correspondió a la semana N° 51 de 2014 (diciembre) en el que contabilizaron 37.015 autóctonos entre los confirmados y los sospechosos.

“Los médicos estamos actuando a ciegas. El Boletín epidemiológico es como nuestra carta de navegación, nuestra brújula”, dijo el ex ministro de Sanidad, Rafael Orihuela, quien aseguró que la no divulgación, desde hace seis meses, de los datos oficiales incrementa el riesgo de morbilidad (contagio) y mortalidad.

La información epidemiológica permite:

– Llevar un control de las enfermedades que tienen una alta propagación en la población.

– Establecer cercos epidemiológicos en las zonas donde existen brotes para evitar la epidemia.

– Proponer y evaluar estrategias de prevención de enfermedades.

– Sirve de guía en el tratamiento de los pacientes afectados.

 

Cifras a oscuras. No es la primera vez que se suspende la publicación que contiene una síntesis de 72 enfermedades y tradicionalmente es publicada semanalmente con reportes de todos los estados del país, como parte de la notificación obligatoria que exige la OMS a Venezuela por ser signatario del Reglamento Sanitario Internacional, según el médico cirujano y también exministro de salud, José Felix Oletta.

La primera irregularidad tuvo lugar entre 2008 y 2009, durante la gestión de Jesús Mantilla, quien estuvo al frente del Ministerio de Salud entre mayo de 2007 y julio de 2009 cuando fue destituido del cargo. De acuerdo con Oletta, el retraso fue de casi un año en esa oportunidad.

Las cifras tampoco vieron luz durante la gestión de Carlos Rotondaro, quien renunció en 2010, después de nueves meses de gestión. Lo mismo ocurrió con Luis Reyes, quien estuvo en el cargo del 10 de febrero de 2010 al 22 de mayo de 2010. Los boletines comenzaron a publicarse con regularidad cuando Eugenia Sader asumió el ministerio el 28 de mayo de 2010 y fue destituida en abril de 2013, año en el que fue imputada por delitos de peculado doloso, asociación para delinquir y sobregiro presupuestario por el Ministerio Público.

Isabel Iturria (ministra de Salud por ocho meses durante 2013) y Francisco Armada (durante 2014) también tuvieron recelo con la data.

El hermestismo disparó una serie de epidemias durante esos periodos. “Curiosamente tuvimos la peor epidemia de Parotiditis en venezuela (en 2008), la peor de Dengue (2009-2010), y tuvimos el comienzo de la pandemia H1N1(en 2013). El gobierno piensa que visibilizar las cifras revela debilidades en los mecanismos de vigilancia y control de enfermedades; pero la verdad es que el riesgo aumenta cuando se omite información y no se puede controlar de manera adecuada una enfermedad”, dijo.

Actualmente, la SVSP ha registrado un incremento de diarreas y enfermedades respiratorias de niños que podrían dispararse si desde no se comparte la información epidemiológica que permita elaborar estrategias de prevención y reducir la incidencia, según Orihuela.

 

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply