Poblada linchó a un ladrón de vehículos en Valencia

Un segundo caso de linchamiento, en menos de cuatro días, se reportó este miércoles. Ocurrió en Valencia, donde un grupo de personas enardecidas  le quitó la vida a golpes a un presunto delincuente que se dedicaba al robo de vehículos en la urbanización Kerdell, situada en las adyacencias de la avenida Bolívar Norte.

El linchamiento se practicó, en horas de la madrugada de este 19 de agosto, en las áreas de estacionamiento luego que los vecinos sorprendieran a un antisocial que los mantenía azotados, refirieron funcionarios de la Policía Municipal de Valencia. Según lugareños, el agraviado de 23 años de edad fue atrapado in fraganti mientras que otros dos hombres que se desplazaban en un vehículo Chevrolet, modelo Spark, de color vinotinto, huyeron del sitio.

Funcionarios del Eje de Homicidios adscritos a la Subdelegación Carabobo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, penales y Criminalísticas (Cicpc) dijeron que la poblada, una vez que atrapó al hombre, lo desnudaron y ataron con sogas a un poste de energía eléctrica; allí procedieron a arrojarles piedras y propinarles golpes con objetos contundentes. Presumen que la muerte se produjo por traumatismos generalizados.

Trascendió que el supuesto ladrón de autos portaba una cédula de identidad a nombre de Luís Oscar Mora Sánchez. Además presentaba un carnet del Colegio de Abogados del estado Carabobo. Los detectives intentan precisar si efectivamente el agraviado era un profesional del derecho.

El cadáver fue trasladado a la morgue de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera. Los investigadores en vano pretendieron interrogar a testigos que les ayudaran a iniciar las investigaciones.

El domingo 16 de agosto, en la Candelaria, Caracas,  un sujeto intentó atracar a una pareja; se le “encasquilló” el arma y una de las víctimas pudo someter al delincuente. Los vecinos acudieron en su ayuda y golpearon al ladrón.

Con el caso de Valencia suman al menos 26 personas linchadas en lo que va de este año 2015, según los reportes de prensa.

De acuerdo con el padre Alejandro Moreno, investigador social y especialista en temas de violencia, la gente está “harta de vejación, de impotencia y sobre todo de impunidad” y algunos aplican “la venganza-justicia del talión”. Pero subraya que “… Podrá estar hasta la coronilla de frustración, pero nada de eso justifica los linchamientos. No sólo violan el derecho a la vida del delincuente, sino que vuelve criminales a los que no lo eran, corrompe su conciencia, pone en peligro a muchos inocentes y va formando en la sociedad la percepción de que eso es justo hacerlo porque no hay quien ponga coto a la inseguridad”, escribió el 7 de julio pasado en su columna semanal que publica en el diario El Nacional.

 

Artículos relacionados