Piquetes no pudieron evitar que sector universitario y ministro hablaran cara a cara

Una gran convocatoria se hizo para este jueves 28 de mayo. Se llevaría a cabo la Marcha Universitaria, en la que profesores, estudiantes y trabajadores de las instituciones públicas irían en un solo bloque desde Plaza Venezuela hasta el Ministerio de Educación Universitaria para exigir respuesta a las reivindicaciones que los gremios esperan. Evitar el paro y hacer eco de la crisis eran sus motivaciones.

La presencia de un sinfín de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional en los alrededores de la  Plaza Venezuela cerca de las 8:00 am ya hacían sospechar que los manifestantes no podrían cumplir con su intención. Todas las entradas de la Universidad Central de Venezuela (UCV) eran vigiladas por decenas de uniformados, en su mayoría con equipos antimotines.

La gente empezó a reunirse en Plaza Cubierta y en la Plaza del Rectorado de la UCV alrededor de las 9:30 am y representantes de cada gremio declaraban ante cámaras de TV sus peticiones. Reiteraban sus deseos de llegar hasta el Ministerio para hacer oír su voz. “Basta de sueldos de hambre, el salario no nos alcanza”, repetían sin cesar.

 

IMG_20150528_102718

IMG_20150528_101328

A pesar de que gremios de profesores y trabajadores contaban con las notificaciones firmadas para realizar la manifestación, desde el  Ministerio de Interior y Justicia la orden era clara: no hay permiso para marchas en municipio Libertador. Los ánimos se empezaron a caldear, pero la intención de proseguir no se extinguía tan rápido.

Cortesía Provea
Cortesía Provea

A las 10:30 am, Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Universidad Central de Venezuela (Sinatra UCV), se animó a iniciar la movilización. Estaba muy dispuesto a convencer a los funcionarios a permitir el desarrollo de la actividad. “No, no y no”, decían las mujeres miembros de la PNB que conformaban el primer cordón que imposibilitaba el tránsito.

CGGilyPWMAAR-PX

CGGjvinWoAAadxJ

Una pequeña delegación conformada por Hasler Iglesias, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV (FCU-UCV); Lourdes Ramírez de Viloria, presidenta de la Federación de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv); Eduardo Sánchez representante de los trabajadores, y otros líderes gremiales pasaron el piquete para negociar con los funcionarios.

Las continuas negativas se transformaron en esperanza cuando un comisario le anunció a Sánchez que el presidente Maduro estaba al teléfono y que quería hablar con él. Con celular en mano y bastante alejado de la muchedumbre, el robusto trabajador se notaba emocionado. “El Presidente me dijo que ya va a venir el ministro y que pronto anunciará, en el marco de la contratación colectiva, un adelanto de la situación económica”, dijo.

Media hora más tarde Manuel Fernández, ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, y Jehyson Guzmán, viceministro para Educación Universitaria, llegaron al lugar y las consignas no paraban de sonar. “Desde hace 23 años trabajo en la UCV y nunca un ministro se había parado aquí”, aseguró Guillermo Guerrero, uno de los líderes sindicales obreros. Improvisadamente, el grupo y las autoridades se dispusieron a conversar.

Peticiones de trabajadores

Sánchez pidió al ministro que 25 mil trabajadores universitarios, que no cotizaron en el Seguro Social, tengan acceso a las pensiones. Sobre la decisión que tomó el Gobierno de aumentar los cestaticket a 0,75%, detalló que en la Opsu no se ha concretado ese tema para los jubilados. Ratificó la posición de los trabajadores de no permitir la instalación de la discusión de la normativa laboral sin que esté la legitimidad de los representantes que estuvieron presentes.

Fernández explicó que ya el presidente Maduro le había indicado organizar el cronograma con la cantidad y el volumen de los que deben incluirse en la jubilación para hacerlo de manera gradual.  Sobre las exigencias económicas recordó que para hacer posible una convención colectiva hace falta que el gremio organice un grupo de al menos siete personas para la comisión negociadora.

Exigencias estudiantiles

El presidente de la FCU, Hasler Iglesias, reconoció que recibió las notificaciones de asignaciones presupuestarias para reivindicaciones estudiantiles que van desde febrero hasta junio, pero aseguró que falta todavía el resto del año. También pidió considerar el aumento de la beca, de ser posible homologarla con una porción del salario mínimo.

Solicitó la dotación de insumos para los laboratorios y recordó que en la Facultad de Ciencias hay 12 sin funcionar y el semestre parado “hasta que no se reciban los insumos”. Sobre los problemas de seguridad, dijo tener el apoyo de la PNB, que ahora se encuentra en las entradas de la casa de estudio, pero indicó que los vigilantes internos carecen de equipos y los pasillos no están iluminados.

Iglesias instó a que se ejecute el plan nacional de recuperación de infraestructura. Comentó que en el núcleo Cagua de la UCV los techos están resquebrajados y urgentemente necesitan reparación.

Entregó un documento en el que le dejaron por escrito su posición sobre la asignación de cupos ” hay que mejorar la educación media, para que estudiantes de bachillerato se puedan graduar con todas las competencias y puedan acudir a las universidades y participar en los procesos de admisión” , dijo.

El ministro garantizó todos los servicios estudiantiles para el periodo agosto-diciembre y prometió evaluar el aumento de la beca.  Sobre los laboratorios indicó que se están haciendo jornadas semanales para el levantamiento de equipos e insumos para todas a universidades y aseguró que está abierto a estudiar los requerimientos de seguridad tanto de la UCV como del resto de las universidades públicas.

Salarios docentes

Uno de los problemas que existe con la  Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios es que no tienen voto en las mesas que se realizan con el resto de los grupos sindicales. Lourdes Ramírez de Viloria quiso reconocer los esfuerzos provenientes del Ministerio de Educación Universitaria, pero denunció que “hay un grupo sindical que, a pesar de ser minoría, solo ha interferido al momento de llegar a acuerdos” .

El ministro Fernández aseguró haber invitado a Fapuv a todas las reuniones convocadas desde el 19 de diciembre y dejó claro su postura “Yo he propuesto que Fapuv participe en la comisión negociadora con voz y voto“. Ramírez solicitó que esa confianza sea plasmada por escrito: “Nosotros como Federación de profesores y las otras dos invitadas, queremos una invitación formal en la cual se nos diga que somos parte de esa convención colectiva como invitados con derecho a voto”, enfatizó.

El resto de los presentes seguían gritando detrás el piquete, no se podían notificar aún los acuerdos debido a que dos altoparlantes eran insuficientes. La gente quería marchar, sobre todo los que vinieron desde el interior. “Ministro, hable con los estudiantes”,  solicitó un líder y tiempo después, montado sobre un pupitre, el funcionario intentó expresar las conclusiones de la reunión informal que se dio en ese momento.

IMG_20150528_125211_3

Fernández respondió hasta los insultos y cuando sintió que había cumplido se fue en moto con sus acompañantes. La posibilidad de una asamblea general quedó abierta.

María Laura Chang / @MarilaChang

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply