Papa pide “valentía para poner fin a las tensiones” en Venezuela en su mensaje de Navidad

El papa Francisco toca su crucifijo mientras lo conducen a través de la multitud durante su audiencia general inaugural, en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el miércoles 27 de marzo de 2013. Francisco pidió el miércoles que se ponga fin a la violencia y los saqueos relacionados con el golpe de estado del fin de semana en la República Centroafricana, en su primera apelación de ese tipo por la paz desde que se convirtió en papa. (AP foto/Andrew Medichini)

El Papa Francisco dedicó unos minutos a Venezuela en su mensaje de Navidad que dijo en el balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro, este 25 de diciembre.

Antes de pronunciar la tradicional bendición “urbi et orbi” que significa “a la ciudad y al mundo”, el máximo representante de la Iglesia católica hizo referencia a la situación que atraviesa nuestro país.

“Dicha Valentía anime también a la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera”, manifestó.

Su mención se produce luego de que el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, le enviara una carta en la que le pide al Vaticano verificar el incumplimiento de los acuerdos convenidos en la mesa de diálogo por parte del Gobierno.

En el comunicado también ratifica que “no existen condiciones” para el diálogo directo entre las partes pautado para el próximo 13 de enero. “Pero sí es muy importante que a través de los mecanismos que considere eficientes y oportunos la Santa Sede (y ojalá también los demás “facilitadores”) puedan verificar sobre el terreno el no cumplimiento de los acuerdos (…)”.

El documento es una respuesta a la carta “confidencial” -que luego se volvió pública- enviada por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, el pasado 1 de diciembre, en la que exhortaba al Gobierno a ceder en el cronograma electoral “sin dilación”.

El Papa ha participado de forma indirecta (envió a monseñor Claudio María Celli como su representante) en las dos reuniones plenarias del diálogo entre el Gobierno y la oposición que se celebraron en Caracas, el 31 de octubre y el 12 de noviembre respectivamente.

También está al tanto de los acuerdos políticos convenidos específicamente en la mesa por la Verdad, la Justicia, los Derechos Humanos, la Reparación de Víctimas y Reconciliación que integra monseñor Celli, : Timoteo Zambrano (MUD) y la canciller Delcy Rodríguez.