OVP: Solo dos cárceles fueron construidas en cinco años de gestión de Iris Varela

“En cinco años no ha resuelto el hacinamiento en las cárceles, no ha resuelto el retardo procesal, ni mucho menos ha dado solución a la falta de estructuras penitenciarias. De los 24 centros que iba a construir, solo dos se han culminado”, evaluó el director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), Humberto Prado, a propósito del quinto aniversario del Ministerio para Servicios Penitenciarios, el cual ha estado, desde su creación, bajo el mando de la abogada Iris Varela.

El especialista, que tiene más de 10 años estudiando el fenómeno de la violencia en las cárceles venezolanas, indicó que en 2014 la ministra prometió la construcción de 24 cárceles para los reclusos procesados, aquellos que no han recibido una condena, de Caracas, Miranda, Carabobo, Monagas, Aragua, Anzoátegui y Zulia.

Estos recintos contarían con capacidad para albergar entre 250 y 500 privados de libertad, además de una sede específica para las mujeres, canchas deportivas y áreas verdes. El presidente Hugo Chávez destinó 1.497 millones de bolívares para la construcción de los primeros ocho penales.

Humberto Prado dijo a los periodistas que en 2015, la ministra Varela admitió la sobrepoblación carcelaria y que estaban trabajando para mermar la situación. Según datos del OVP, el hacinamiento actualmente alcanza un 210%, mientras que las reglas de la Organización de Naciones Unidas sobre el tratamiento de los reclusos señalan que en cada celda debe haber una cama, un lavamanos, poceta y ventanas; además de garantizarse la recreación y esparcimiento deportivo en pro de la rehabilitación de los detenidos.

“Los espacios para la recreación y esparcimiento de los privados de libertad en Venezuela están repletos de construcciones improvisadas para pernoctar, además que de 36 cárceles en todo el territorio nacional, solo un director cumple con los requisitos de credenciales profesionales para asumir el cargo”, manifestó Prado.

Sin cambios

La sobrepoblación carcelaria no es solo un tema de comodidad; para Prado, ésta es la principal causa del retardo procesal, aunado a las reformas que le han hecho al Código Orgánico Procesal Penal y la falta de construcción de centros penitenciarios.

Aseguró que el Plan Cayapa “no ha podido resolver la dramática situación, para darle respuesta a las garantías judiciales de las personas privadas de libertad, por el contrario, la práctica consiste en que el reo renuncie a su derecho de defensa privada y admita los hechos”, aseveró el especialista.  Hasta ahora tampoco se han creado mecanismos para la asistencia postpenitenciaria.

Otra de las deudas que recalcó Prado fue el derecho a la vida y cómo todavía persisten casos de homicidios dentro de las celdas del país. Dijo que en cinco años fueron asesinados más de 1.600 internos, persisten los pranatos y el cobro de causa (extorsión para garantizar seguridad del recluso).

“Antes, la responsabilidad penitenciaria recaía en una dirección de un ministerio, ahora es un ministerio en sí, con autonomía judicial y funcional pero tiene problemas en la alimentación de los privados de libertad, hacinamiento y violencia”, apuntó Prado.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply