Ni Maduro, ni militares, ni el poder moral asisten a los actos cívicos de la Asamblea Nacional

Atrás quedaron los días en los que el mandatario nacional se terciaba la banda presidencial en el pecho y asistía a los actos protocolares de la Asamblea Nacional, a propósito de la celebración del 5 de julio.

Este 2016, Nicolás Maduro, el tren ministerial, diputados afectos al Gobierno e incluso autoridades del poder moral decidieron romper la agenda tradicional, según la cual los funcionarios y el cuerpo diplomático asistían primero a los actos en el legislativo y luego al desfile en Los Próceres, pues ambos estaban pautados para celebrarse uno detrás del otro.

Es la primera vez en la historia republicana de Venezuela que esto ocurre.

Al mismo tiempo,casi en paralelo, en el que el orador de orden de la Asamblea, Américo Martín arreglaba sus apuntes para iniciar el discurso desde el podio; los medios de comunicación daban cuenta del inicio de una cadena en la que se veía al presidente Nicolás Maduro transitando en un carro descubierto, junto a la primera dama Cilia Flores, bajo la lluvia en el Paseo Los Próceres.

Incluso, el saludo protocolar que suele durar varios minutos mencionando a todas las autoridades que se encuentran presentes durante el acto en la Asamblea; concluyó en menos de un minuto pues no se encontraban ninguna de estas figuras en el Salón. Martín se refirió especialmente a su amiga, Mitzy de Capriles, quien se encontraba en el balcón de invitados.

Mientras tanto, el Presidente daba paso al desfile de 5 de julio. Rodeado de funcionarios y del cuerpo diplomático.

Fueron, en resumidas cuentas, dos actos realmente independientes; en los que no hubo unión institucional ni encuentro de autoridades.

 

 

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply