Lilian Tintori: Leopoldo López estará en Ramo Verde hasta que Venezuela lo decida

Vanessa Arenas / @VanessaVenezia

Comenzó puntual. A las 10:00 de la mañana, Lilian Tintori salió con una bandera de Venezuela, la cual alzó con su mano derecha al tiempo que gritaba: “libertad”. El acto de los pañuelos blancos que se realizó este miércoles 18 de febrero, tras cumplirse un año del encarcelamiento de Leopoldo López, fue corto  y emotivo.

Dirigentes políticos de la Mesa de la Unidad (MUD), líderes estudiantiles y el conocido señor papagayo, Rafael Araujo, se encontraban en una tarima dispuesta en la plaza José Martí de Chacaíto, el mismo lugar donde López se entregó a las autoridades en 2014. La estatua del prócer y poeta cubano lucía en su mano derecha un pañuelo blanco y detrás  había un cartel grande en el que se leía la consigna: “Liberen a Leopoldo”.

20150218_101240

“Ha sido un año de sacrificio, pero seguimos teniendo fuerza y mucha fe. Vamos a liberar a los 100 presos políticos de este gobierno”, dijo Tintori, quien a los minutos pidió a los presentes voltearse y mirar hacia la calle para luego leer unas palabras escritas por su esposo en un papel, que fue repartido entre los seguidores que acudieron a la convocatoria.

“Dios mío ayúdanos”, repetía una mujer entre el público que alzaba los brazos al cielo y lloraba. Muchos la seguían y juntaban sus manos en señal de oración.

A las 10:28 de la mañana se entonó el Himno Nacional y luego los organizadores desplegaron desde la tarima un enorme afiche con la foto de López que decía: “Querer una mejor Venezuela no es ningún delito”. A lo lejos se escuchaba la voz del dirigente político que venía de las cornetas de un vehículo. Entre aplausos y globos que lanzaron al cielo, culminó la actividad y María Corina Machado, Antonio Ledezma, Julio Borges, Lilian Tintori, entre otros, comenzaron a saludar a las personas.

“Dicen que no hay pueblo con Leopoldo, pero yo vengo de Caucagua en mototaxi y estoy cansada de tanta matanza, robos, escasez. Pido libertad para Venezuela”, dijo Carmen Barroterán.

Alfredo Cabrera venía de Puerto La Cruz y su propósito era saludar a Leopoldo López Gil, padre del dirigente preso. “Cuando él fue presidente de Fundayacucho, becó a mi hijo para que pudiera estudiar fuera del país. Por eso quiero darle un abrazo y decirle que lo apoyo, como él apoyó a mi hijo”, contó entre lágrimas.

Lilian Tintori expresó después del acto que la última vez que ella y sus hijos vieron a López fue el jueves 12 de febrero y, según le informaron, no podrá visitarlo en un par de semanas más.  Indicó que esta medida fue una retaliación por la gira internacional que realizó la semana pasada en la que entabló conversaciones con la OEA, Amnistía Internacional y el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden.

Lo último que me dijo es que estaba fuerte, que estaba firme y que va a estar ahí (cárcel de Ramo Verde) hasta que Venezuela decida cuándo es que lo van a liberar porque depende de cada uno de nosotros, Leopoldo siempre lo dijo, que depende del esfuerzo de nuestras protestas”.

Después del acto, un grupo de jóvenes comenzó a extender banderas nacionales y algunos se acostaron en medio de la avenida Francisco de Miranda y cerraron el paso de vehículos. Funcionarios policiales llegaron a la zona y la ruta de Metrobús, que sale desde Chacaíto, fue suspendida.
20150218_121237-1

Desestimados exhortos de ONU, AI y otros organismos 

Acusado por la Fiscalía General de la República de  instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, Leopoldo López cumple este miércoles 18 de febrero un año de haberse entregado a las autoridades y estar recluido en prisión mientras se le hace juicio desde julio de 2014.

López fue detenido por efectivos de la Guardia Nacional en Chacaíto, Caracas, luego de encabezar una concentración masiva convocada ese mediodía para respaldarlo. Este acto fue seis días después de las protestas del 12F, que se extendieron 3 meses más y cobraron la vida de 43 personas. “Si mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo (…) valdrá la pena mi encarcelamiento infame”, aseguró el dirigente antes de entrar a la patrulla militar que lo trasladaría a su centro de detención.

El dos veces alcalde del municipio Chacao (2000-2008), señalado por el presidente Nicolás Maduro como responsable de las víctimas mortales de las protestas, permanece en el Centro Nacional de Procesados Militares en Los Teques, mejor conocido como cárcel de Ramo Verde, hasta donde fueron los expresidentes Andrés Pastrana (Colombia) y Sebastián Piñera (Chile) con el propósito de visitarlo el pasado 25 de enero. El vicepresidente Jorge Arreaza, según trascendió entonces, ordenó al director del recinto carcelario, coronel Homero Miranda, negarles el ingreso.

El octubre de 2014, el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos de la ONU recomendó al gobierno venezolano la liberación de López y planteó que “debe ser compensado e indemnizado moralmente”. Estas consideraciones no fueron atendidas por las autoridades venezolanas como tampoco los llamados hechos por otros organismos como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, se lee en reseñas de prensa de ese año.

El presidente de EEUU, Barack Obama, también ha mencionado el encarcelamiento de López. En enero pasado,  durante un encuentro en Brasilia,  el vicepresidente Joe Biden instó al presidente Maduro a liberar al dirigente.  Una vez de vuelta a Miraflores, el jefe del Estado afirmó que la única forma de extenderle un indulto presidencial a López  sería canjearlo por Óscar López Rivera, líder independentista de Puerto Rico preso en EEUU desde 1981.  “La única forma que yo usara las facultades presidenciales que tengo para liberarlo es para montarlo en un avión que vaya a los Estados Unidos, lo deje allá, y me entreguen a Óscar López Rivera; pelo a pelo, hombre a hombre”, dijo entonces de acuerdo con El Universal.

La causa del fundador de Voluntad Popular es conocida por el Tribunal 28 de juicio, a cargo de la  juez a cargo de la  juez Susana Barreiros. Reportes de prensa registran que en la audiencia del lunes 9 de febrero, la última hasta la fecha, el Ministerio Público tenía previsto presentar 13 pruebas; sin embargo, solo seis fueron presentados. El abogado defensor, Juan Carlos Gutiérrez, aseguró que “todos los testigos eran funcionarios del Cicpc, quienes en su momento tuvieron la función de aprehender a las personas vinculadas con los hechos del 12F”.

Este lunes 16 de febrero, Amnistía Internacional (AI) emitió un nuevo comunicado para condenar un ataque contra López, denunciado por su esposa Tintori el jueves 12 de febrero, cuando intentó visitarlo en la cárcel y conoció que “más de 36 funcionarios encapuchados, vestidos de negro y con armas intentaban ingresar a las celdas (de Leopoldo López y Daniel Ceballos)”, según declaró a los medios. AI recomienda  al gobierno venezolano poner fin al acoso y ordenar la libertad inmediata, a falta de pruebas que los imputen.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply