La salida es electoral

Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

Periodista venezolana, analista política. Especialista en Comunicación Organizacional con certificación en Periodismo Emprendedor en CUNY Graduate School of Journalism. Autora de Politikom, Con la Vagina bien puesta y co autora de Marketing Politico. Herramientas para ganar elecciones. Amo las campañas electorales, por dentro y por fuera.

Con las primarias de la Mesa de la Unidad de este domingo 17 de mayo, para escoger un porcentaje de sus candidatos a las elecciones parlamentarias, empieza la ruta electoral que debe concluir a finales de año con la celebración de los comicios nacionales para elegir la nueva Asamblea Nacional.

De esta manera, parece recomponerse un poco el clima democrático que se fundamenta en  el voto como instrumento de cambio. Que la mayoría de la dirigencia opositora haya acordado ir a primarias, sumarse a un consenso e incluso disentir por el método, pero con la disposición a participar en las elecciones,  da la razón a quienes desde un principio han planteado el camino largo para lograr cambios en el país.

Pero no es momento de pasar facturas, sino de entender que la oposición se habría ahorrado muchos dolores de cabeza si desde un principio su dirigencia se hubiese puesto de acuerdo en que la salida no era por la vía violenta, que lo único que hace es alimentar al Gobierno.

Sin embargo, falta mucho por transitar para la oposición. En lo interno toca pasar porque el proceso de hoy se haga en sana paz y con alguna participación ( apenas habrá primarias en 33 circunscripciones de 87 nacionales), luego que los candidatos o candidatas que sean escogidos por consenso al menos conciten el interés del elector y que sean hombres y mujeres que merezcan tales candidaturas; después toca convencer a los escépticos de lo necesario que es que todos voten y tal vez de último, pero no menos importante, es hacer frente a la desinformación que -proveniente de distintos frentes- busca desestimular el voto.

Hacia afuera la oposición tiene otros retos. El principal de ellos es velar porque disminuya el abuso de poder y el ventajismo del Gobierno, que resta equidad al proceso; luego que aún con condiciones adversas pueda mantener la unidad para hacerle frente a su real contendor y, en tercer lugar, lidiar con un Consejo Nacional Electoral cuya mayoría de miembros está parcializado a favor del Gobierno, aunque intentan dar otra impresión.

Pero tal vez el mayor desafío de la oposición es mantener la ruta del voto para lograr los cambios. Es muy grande la tentación de hacerse eco de quienes llaman al desconocimiento del sufragio, de  quienes siembran leyendas, de  quienes caen en la táctica divisionista, con las agendas particulares como norte, en vez de tener la vista puesta en  el futuro del país. Ojalá que, ya que muchos se han encaminado, sigan por esta senda y eviten los atajos, que aunque prometen rapidez, lo que han logrado son retrocesos en la lucha democrática.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply