La cerveza y la malta en riesgo por deuda a proveedores internacionales

La cerveza y la malta en todas sus presentaciones podrían dejar de producirse los primeros días del mes de agosto, debido al retraso en el pago de las deudas a los proveedores internacionales de la materia prima e insumos necesarios para su fabricación y distribución,  según la Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza (Caveface).

El Ejecutivo tiene actualmente una deuda que asciende a los 217 millones de dólares con los proveedores internacionales, según Omaira Sayago, directora ejecutiva de Caveface, quien asegura que “de mantenerse el ritmo regular de producción en la operatividad de las plantas, y si no se recibe oportunamente la reposición de sus inventarios, la industria puede producir solamente hasta los primeros días del próximo mes de agosto”.

“La industria se ha visto en la necesidad de importar insumos como el aluminio, acero y polietileno que se requiere para la producción de las latas, “chapas” y para la elaboración local de las gaveras”, según Sayago. A esto, agrega, se suma la necesidad de importar cebada malteada y lumun, materia prima que desde hace 170 años es importada “porque en países tropicales como el nuestro no se producen estas plantas”.

Otra situación por la que atraviesa el sector, encargado de la fabricación y distribución de cervezas y maltas, son los volúmenes de los inventarios que están en “los niveles más bajos que ha tenido la industria cervecera y de malta en toda su historia”. Sayago apunta que “el proceso de fabricación de cerveza es un proceso simple, riguroso, minucioso, pero sobre todo un proceso de producción continuo, por lo que se requeriría aproximadamente 60 días para recibir estos inventarios una vez que se establezcan las autorizaciones para lograr la importación”.

Sayago resalta la “grave y profunda” preocupación en la industria desde finales del año pasado, cuando empezaron a presentarse unos retrasos importantes en la aprobación de los permisos de importación y en sus respectivas autorización y liquidación de divisas, lo cual “pone en riesgo la operatividad de las plantas, la continuidad de la producción”.

Para importar la materia prima y los insumos “se requiere que el Gobierno apruebe los permisos de importación y que posteriormente haga sus respectivas liquidaciones de divisas para el pago correspondiente a los proveedores internacionales”, explica Sayago y destaca que “esta situación ha generado el agotamiento de las líneas de crédito para los proveedores en el exterior y en este momento pone a la industria frente al inminente riesgo de paralizar sus operaciones”.

Advierte que de llegarse a parar las producciones al menos tres semanas, sería necesario mínimo cuatro meses para volver a reactivar las operaciones “y en la medida en que más tiempo estén las plantas paralizadas, más tiempo se va a requerir para volver a unos niveles óptimos de operatividad y poder atender el mercado”.

Caveface en números

La industria de la cerveza y malta en Venezuela genera alrededor de 12 mil empleos directos y más de 100 indirectos, distribuidos en ocho plantas ubicadas a nivel nacional: seis se dedican exclusivamente a la producción de cerveza y malta y dos, a la fabricación de empaques. Cuenta con 171 centros de distribución en el territorio nacional.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply