Iluminar un pasillo en la UCV se lleva 24% del presupuesto mensual de mantenimiento

El pasillo Tamanaco de la Ciudad Universitaria de Caracas, que va desde la entrada de Plaza Venezuela a Medicina Tropical, usa 87 bombillos. Un bombillo ahorrador cuesta Bs. 410 aproximadamente. Iluminar solo ese espacio de la Universidad Central de Venezuela (UCV) costaría Bs. 35.670, lo que equivale al 24% del presupuesto mensual asignado al mantenimiento del sistema de alumbrado de toda la institución. Son más de 89 edificaciones y una decena de pasillos.

Así lo detalló Carmen Yegres, ingeniera y directora de mantenimiento de la UCV, quien agregó que el presupuesto no ha variado desde 2009. Reciben 1 millón 750 mil bolívares anuales (cerca de Bs. 145.833 mensuales), lo que cubre solo el 10% de lo que necesitan. 

Los problemas de inseguridad dentro del campus universitario han hecho que los estudiantes exijan mejoras en el servicio de alumbrado, ya que muchas áreas quedan completamente oscuras al caer la tarde, lo que abona el terreno para la comisión de actos delictivos.

Este miércoles 27 de mayo representantes de la Dirección de Mantenimiento y estudiantes de Trabajo Social, Comunicación Social, Bioanálisis y Derecho hicieron un recorrido por las instalaciones de la casa de estudio para identificar las zonas vulnerables.

El pasillo que va desde el comedor hasta la facultad de Arquitectura requiere con urgencia reposición de los bombillosasí como de lámparas en las áreas de Tierra de Nadie. Se reportó además que muchos de los sistemas de cableado y bombillos que se han repuesto en la universidad se los han robado.

Las fotoceldas son otro de los problemas: “No hay presupuesto para comprarlas, por lo que los bombillos no tienen un sistema para prender y apagarse automáticamente de noche. Están prendidos todo el día y duran menos”, indicó Sairam Rivas, secretaria de Asuntos Internacionales de la Federación de Centros de Estudiantes UCV.

Imprimir

Ni Corpoelec ni Hidrocapital

Yegres especificó que el tema de alumbrado no es únicamente la compra de bombillos. También se necesitan sócates, lámparas y cables. Sobre este último agregó que vienen en líneas subterráneas que aunque no se vean también deben recibir mantenimiento.

“Todas las reparaciones de sistema eléctrico van por cuenta de la UCV. Aquí no entra Corpoelec , ni tampoco Hidrocapital para el caso de las tuberías”,  comentó la ingeniera.

Dentro de los acuerdos que llegaron al finalizar la reunión se encuentra la colaboración por parte de los jefes de mantenimiento de las facultades para que colaboren con materiales que luego serán repuestos.

Vamos a dar pie a un proyecto costoso en Tierra de Nadie, porque conlleva reponer el cableado. Haremos una reparación removible y colocaremos lámparas tipo Capri, todo con la ayuda de los jefes de mantenimiento”, expresó Yegres.

El miércoles 3 de junio harán un recorrido a las ocho de la noche por la universidad para terminar de verificar el alumbrado de la UCV y los avances logrados estas semanas.

Yegres recordó que la instalación de la UCV es patrimonio de la humanidad y pidió a la comunidad entera apreciar y cuidar la estructura.

María Laura Chang / @MarilaChang
Foto Cortesía: elmundo.com.ve

 

(Visited 8 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply