Guerra diplomática en los campos de golf del Country Club por temor a mala puntería

Todo empezó el sábado 13 de junio, en el verdor del campo de golf del Caracas Country Club. Los jugadores discutían cuál palo era más efectivo para su próximo tiro y caminaban lentamente hasta el hoyo 3. Pero al llegar se dieron cuenta de que el paisaje había mutado. Había una pancarta desplegada en una de las rejas negras que hace frontera con la zona residencial. Contrario a lo que podría pensarse no era un mensaje político o incendiario. Era un cartel de reclamo desplegado por la embajada suiza:

IMG-20150613-WA001

 

La amenaza de los normalmente flemáticos suizos generó una respuesta inmediata de la Federación Venezolana de Golf (FVG).

Publicaron un comunicado en el que confesaron haber leído “con estupor una pancarta colocada en la cerca de la residencia del Embajador de Suiza, presumiblemente por el personal de esa misión diplomática donde se afirma erróneamente que según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas el terreno donde está ubicada la Residencia del Embajador de la  Confederación Helvética es territorio suizo, lo que implicaría que una pelota de golf que caiga en ese inmueble habrá salido de territorio venezolano y estaría ubicada en Suiza. Estoy seguro de que quien escribió esa pancarta no consultó pues en ningún modo la Convención de Viena acoge a la idea de la extraterritorialidad de las sedes diplomáticas extranjeras, sino a la de su inviolabilidad y su protección por parte del Estado Receptor”.

 

Insiste la misiva que no hay nada en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que permita establecer relación jurídica alguna, ni en Venezuela ni en Suiza, entre la Confederación Helvética y los golfistas que practican este deporte en los campos del Caracas Country Club, “por desafortunada que pueda ser su puntería”. Aclaran que no sienten temor de estar atacando”territorio suizo si una pelota de  golf va a parar a predios de su Embajada. Intentar amedrentar a los golfistas con esa falacia merece calificativos que preferimos omitir por respeto y admiración al país que representa”.

La FVG también aclara que el Country Club fue fundado antes de que se estableciera allí  la residencia del embajador del país europeo. Asimismo, señala que los golfistas venezolanos amparados bajo la Federación tienen automáticamente un seguro que protege al jugador en caso de cualquier accidente a terceros.

Pero ahonda aún más en el contenido de la pancarta: Nadie en su sano juicio pensaría que el jugador de golf al golpear la bola lo haría con el propósito de causar un daño, sobre todo estando esta representación diplomática fuera de los límites de la cancha o sea “out of bounds”…no se tiene tanta “puntería”.

Los representantes de la FVG expresaron su sorpresa por lo que consideran una “reacción desmedida” y califican al letrero como una “gaffe diplomática” y “desconcertante” y sugieren que sea removida lo más rápidamente posible.

Hasta el martes 16 el letrero seguía allí.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply