Gobierno condena el “carácter bélico” de las declaraciones del Jefe de Defensa guyanés

Las tensiones entre el Gobierno venezolano y el de Guyana van en aumento. Este jueves, 11 de junio, el Ejecutivo nacional rechazó  el “peligroso llamado de carácter bélico” que en su opinión hizo el Jefe de Estado Mayor de la Defensa de Guyana, el Brigadier Mark Phillips, en unas afirmaciones que no especificó, sobre la controversia que mantienen ambos países por el área del Esequibo.

 

“Venezuela rechaza categóricamente las declaraciones del Jefe de Estado Mayor de la Defensa de (…) Guyana, Brigadier Mark Phillips, quien hace un peligroso llamado de carácter bélico que en nada contribuye a las relaciones de paz entre nuestros países”, señaló la cancillería venezolana en un comunicado.
Phillips, en declaraciones difundidas el pasado 8 de junio por el portal web inewsguyana.com, aseguró que “cualquier reclamo sobre el territorio Esequibo es ilegal”.

El Gobierno nacional señal, este jueves 11 de junio en ese comunicado, “su compromiso con la paz y la hermandad entre los pueblos y naciones, apegado siempre a los principios del Derecho Internacional Público para la resolución de cualquier tipo de controversias”.

“Venezuela reitera la necesidad de un encuentro entre cancilleres de ambas naciones para canalizar malos entendidos derivados del diferendo territorial histórico, así como asuntos de la agenda bilateral en desarrollo complementario de nuestros pueblos”, agregó.

La nueva Administración guyanesa del presidente David Granger advirtió, en una comunicación hecha pública el lunes, que tiene intención de llamar la atención de la comunidad internacional sobre la disputa territorial que mantiene con Venezuela, una de las más importantes del continente.

La controversia entre los dos países es sobre un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone unas tres cuartas partes del territorio guyanés y convierte este conflicto en la mayor disputa territorial del continente.

La reacción de Guyana fue producto de un decreto firmado en Venezuela en el que, según el primero, el segundo modificó sus fronteras marítimas para incluir esta zona en disputa y que incluye un territorio donde recientemente se descubrió un importante yacimiento de petróleo.
El ministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, se dirigió este jueves directamente al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon para pedirle que acelere la búsqueda de una solución legal a este conflicto.

Esta iniciativa del Gobierno guyanés, que acaba de tomar las riendas del país tras las elecciones del pasado 11 de mayo, se conoce después de que el pasado miércoles Maduro responsabilizara del conflicto a la petrolera estadounidense Exxon Mobil, que encabeza en ese territorio una importante exploración petrolífera junto a varias empresas locales.

Guyana ha dicho, además, que “continuará, sin inmutarse, accediendo y desarrollando sus recursos de acuerdo con la Constitución y las leyes y principios del derecho internacional”.

Guyana mantiene que una decisión judicial tomada en 1899 es la única que establece la frontera con el país vecino.

EFE

(Visited 4 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. Si lo que Guayana quiere es gerra, vamos a darsela y acabemos con esta disputa de tantas decadas que no llega a ninguna part. Es hora que Venezuela de un paso firme y se acabo.

Leave a Reply