Familiares de presos se encadenaron en apoyo a jóvenes en huelga de hambre

La tarde caraqueña de este domingo 7 de junio fue soleada y calurosa. Esa temperatura tuvo sus efectos en los 10 jóvenes que permanecen en huelga de hambre – desde hace 11 días- en las afueras de la Iglesia Nuestra Señora de la Guadalupe, en Las Mercedes.

El sol y el calor también agotaron a quienes decidieron acompañarlos  y protestar encadenados durante 12 horas. A las siete de la mañana, 11 personas  con camisas blancas se amarraron con cadenas gruesas de metal a la puerta de entrada de la iglesia, como expresión de apoyo a los huelguistas. También estaban en ayuno.

A mediodía –cuando llevaban cinco horas sin comer-, sudaban y se cubrían con sombrillas. Estaban sentados en las escaleras que dan a la entrada del templo. Jugaban cartas, enviaban mensajes de textos por sus celulares, hablaban entre ellos. Hubo uno que se quedó dormido durante minutos, con una gorra sobre la cara.

Lo que más hacían era beber agua fría. Por eso no en todos los casos  el encadenamiento fue sostenido: algunos se soltaban por minutos para ir a orinar y volvían a amarrarse.  Un médico con un estetoscopio colgado en el cuello los monitoreaba.

“Lo que nos ha debilitado ha sido el sol, hace mucho calor, pero aquí seguimos, firmes, apegados a Dios. Estamos apoyando la protesta de la huelga de hambre. Este es un ayuno en pro de la libertad de todos los presos ”, dijo María José Carrero, hermana de Gerardo Carrero, preso desde hace un año, actualmente en El Helicoide.

Como ella, familiares y allegados de otros cuatro presos políticos decidieron atarse: un hermano de Jhosman Paredes,  dos hijos  de Raúl Emilio Baduel, la esposa de Ronny Navarro, y la novia de Gerardo Resplandor. Los otros que se encadenaron fueron mimbros de la ONG Caracas Organizada, que nació a partir del levantamiento de los  campamentos de jóvenes en 2014.

Orlando Paredes, hermano de Jhosman Paredes –preso desde septiembre de 2014-, se trasladó desde Táchira para participar en la actividad: “ Estoy aquí demostrándole a los muchachos que no están solos en su huelga de hambre, que su lucha vale la pena por la paz del país”, dijo. “Estamos aquí en solidaridad con los que están aquí sin comer, y exigiendo  el cumplimiento de los petitorios que han hecho Leopoldo López y Daniel Ceballos: libertad para los presos, la fecha para las parlamentarias, observación internacional y el cese de la persecución y la represión. De aquí no me voy hasta que sean las siete de la noche, que es la hora en la cual finalizara la actividad”.

 

“Le contaríamos a Felipe González sobre violación  de DDHH”

Joel Guevara, dirigente de la organización Jóvenes Venezolanos, ha estado apoyando a quienes permanecen en  La Guadalupe. “He visto cómo los compañeros que tienen días sin comer se descompensan. No es  fácil. Lo bueno es que Salud Baruta  nos ayuda mucho y está pendiente”, aseguró.

Adelanto que, además de los encadenamientos, tienen previstas otras actividades durante la semana que empieza. “Pero no te puedo  decir en qué consisten por motivos de seguridad. Nosotros lo informaremos oportunamente”.

Sobre la visita a Caracas de Felipe González, los huelguistas coincidieron: “Si él se quiere acercar hasta acá, aquí es bienvenido. Nosotros le contaríamos con detalles de cómo en este país se violan los Derechos Humanos y no hay respeto por la vida”.

 

IMG_1304

Erick Lezama A./ @ericklezama1

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply