Falta de repuestos reduce salidas de autobuses en terminales privados y públicos

 

La dificultad en la obtención de divisas para la importación de repuestos de vehículos afecta un gran número de las unidades que prestan servicio de transporte. Una consecuencia de la escasez de autopartes en el país es la disminución en la cantidad de autobuses que parten desde terminales privados y públicos.

Hace tres meses Efecto Cocuyo verificó las condiciones de líneas de transporte que operan en el terminal La Bandera. De 10 empresas consultadas, 9 tenían parada entre 10 % y 80 % de su flota porque no conseguían repuestos; sobre todo, cauchos, parabrisas, baterías y piezas de motores.

En otro recorrido realizado este martes 15 de septiembre, se constató que la situación no ha mejorado. La línea Lara, que presentaba una frecuencia de viajes de 5 a 6 salidas al día, ahora solo tiene 2 viajes a Barquisimeto. Expresos del Lago, tenía 9 autobuses trabajando, ahora solo cuenta con 6. Expresos Flamingo aún no ha podido reparar los 30 autobuses (de 90 de esa línea) que están inoperativos, y solo tienen un viaje semanal a San Cristóbal.

Sin embargo, de acuerdo con el director de Transporte del Municipio Libertador, José Gregorio Franquis, por La Bandera se han trasladado “un millón 590 mil usuarios en 50.291 unidades, en esta temporada vacacional del 15 de julio al 15 de septiembre. Esto nos ayuda a desmontar la idea de que no hay autobuses y que hay escasez de repuestos”, dijo el también ingeniero civil desde el terminal ubicado en la avenida Nueva Granada, al ser consultado sobre el número de vehículos que parten desde allí.

 

Terminales privados también presentan déficit

El gerente de operaciones del terminal de Aeroexpresos Ejecutivos ubicado Bello Monte, José Luis López, explica que la dificultad para hallar repuestos ha afectado la frecuencia de viajes.

“Hacemos lo que podemos para cubrir el servicio básico de transporte. Sin embargo, desde 2014 tenemos cerrados varios terminales y no estamos rodando hacia varios destinos: El Tigre, Puerto Ordaz, San Félix, Ciudad Bolívar y Puerto La Cruz; hacia Oriente solo estamos trabajando con Maturín. Hacia Occidente trabajamos con: Valencia, Barquisimeto, Maracay y Maracaibo.  Todo esto es una consecuencia de la falta de repuestos”, dijo López.

Como explica el gerente de operaciones, el costo de los repuestos suele ser elevado. “Cauchos, baterías, módulos, tren delantero; son muchas las piezas que se le dañan a estos autobuses porque se mantienen prestando servicio. Tanto los proveedores formales de la empresa, como los vendedores informales en el mercado, a veces, tienen los repuestos, pero al precio que les da la gana y con un pasaje regulado es imposible que podamos costear las autopartes”, dijo López desde el terminal de Aeroexpresos Ejecutivos en Bello Monte.

 

Gobierno nacional atiende al sector del transporte

La empresa Aeroexpresos Ejecutivos se ha beneficiado de acuerdos con el Ejecutivo. “Recibimos seis unidades como consecuencia de las mesas de negociación con el Gobierno nacional. También recibimos, hace ya un tiempo, cauchos a tarifa preferencial”, dijo José Luis López. Sin embargo, añadió que “el déficit de unidades de la empresa rebasa los 30 autobuses”.

Rodovías Venezuela es otra empresa que se ha visto beneficiada con los acuerdos con el Gobierno nacional.  “El Estado nos trae los cauchos, nos cuestan Bs. 19 mil. Ese mismo caucho en la calle nos cuesta entre Bs. 220 y Bs. 400 mil. Hay un gran margen de especulación. Cuando tengo que comprar ocho cauchos para un autobús y los cauchos regulados no han llegado, se me va la producción de tres meses en repuestos. Las baterías en la calle las estamos comprando en Bs. 120 mil o Bs. 150 mil. Con el Estado nos cuestan 18 mil bolívares”, asegura el director general de la empresa, Julio Guerrero.

Desde el terminal de Rodovías Venezuela, ubicado en los alrededores del Colegio de Ingenieros de Caracas , salían solo autobuses de esta compañía; ahora, debido a que “no tenemos suficientes unidades, también están saliendo desde aquí los PeliExpress”, agrega Guerrero.

Rodovías de Venezuela ha logrado solucionar parte del déficit de autobuses a partir de acuerdos con los entes ministeriales. “Teníamos 126 autobuses. Después pasamos a tener solo 27 trabajando. Con las baterías y los cauchos que nos ha suministrado el Estado hemos logrado sacar más carros y ya tenemos 40 autobuses rodando. Es un entrar y salir de la circulación de vehículos. Es el proceso en el que estamos. Lo importante es que ya se está atendiendo el déficit que se había mantenido detenido”, dijo Guerrero desde el terminal de Rodovías ubicado en los alrededores del Colegio de Ingenieros de Caracas.

Julio Guerrero también es el director de la Cámara de Transporte Interurbano y de la Asociación Centro-Occidental de Transportistas. El pasado viernes 11 de septiembre distintos representantes del sector de transporte nacional sostuvieron una reunión con José Luis Bernardo, designado ministro de Transporte Terrestre.

“En esa reunión se acordó que se traerán casi 40 mil baterías aque se venderán a precio preferencial a los transportistas y casi 33 mil cauchos que ya se están distribuyendo también a precio preferencial. Esas baterías y esos cauchos están destinados no solo a un sector de la industria de transporte, sino a todas las empresas de transportes: urbano, interurbano, suburbano; es poquito. Sin embargo, en tránsito, hay 251 mil baterías y 214 mil cauchos que están ya navegando desde China que no sabemos cuándo van a llegar”, dijo Guerrero.

Aclara que el 22% de las unidades del sector en Venezuela están totalmente fuera de circulación, mientras que el restante 80% presenta problemas en la adquisición de repuestos. “Teníamos un parque automotor en la industria del transporte de más de 1.800 unidades, ahorita hay unas 400 paradas por falta de repuestos. Sin embargo, se ha ido trabajando en conjunto con el Gobierno nacional. El 86 % de los repuestos que se necesitan en el sector son importados. Aquí se fabrican algunas cosas: pastillas de frenos, mangueras; pero los productores locales dependen de la materia prima que también la importan. Así que la obtención de divisas nos afecta a todos”, dijo Guerrero.

“El Estado nos asignó 138 vehículos Yutong para todo el transporte interurbano. Pero había más de 138 autobuses fuera de circulación. Todavía los hay. En el país no se importaban autobuses desde hace 10 año. Hay algunas empresas que están muy mal. Pero ninguna ha cerrado. Con la ayuda del Gobierno podemos ir solucionando la situación.  La entrega de divisas tiene que ser fluida, pero todos entendemos la problemática que existe. No tenemos las divisas suficientes, hay que ir mejorando la economía. El transporte no se va a parar. Sí, va disminuyendo, pero con las medidas que se están tomando vamos trabajando la situación”, dijo Guerrero.

(Visited 29 times, 1 visits today)

Comentarios

1 Comment
  1. Eso es para que no paseen tanto y hagan ejercicio. Todos a caminar porque ni cauchos ni baterías hay. Todos a caminar y en nuestras casitas la mayoría del tiempo. Prohibido salir

Leave a Reply

¡Suscríbete!