Eter9 promete la inmortalidad vía digital

Cortana_hero_large_XL

El ciberespacio vive. No es una frase paranoica sacada de la última película de Terminator. Se trata de “la evolución de las redes sociales”, como lo describe el portugués Henrique Jorge, creador de Eter9, una página web que guarda similitudes con Facebook, pero que promete algo más grande: la inmortalidad.

Eter9 es una nueva red social que aspira a la inmortalidad digital de sus usuarios, gracias a un software de inteligencia artificial capaz de replicar la personalidad de cualquier persona para seguir compartiendo pensamientos en la red incluso después de la muerte. “Se reproduce la idea de construir un avatar digital a partir de frases, pensamientos e imágenes publicadas, a través de un programa que es llamado La Contraparte“, explica su creador.

Apasionado por la tecnología y la ciencia ficción, Henrique se propone explorar un mundo virgen. “Años atrás era sólo una idea, pero existe potencial para crear un mundo alternativo, donde lo humano y lo virtual sean uno. Sin embargo, este es sólo el principio”.

Pero ¿quién es el hombre detrás de la idea de la inmortalidad digital? A sus 48 años, es padre de dos niñas y es aficionado a la computación desde hace más de 30 años. Estudió programación y análisis en Portugal y con el tiempo construyó cuatro compañías. La primera fracasó. La segunda ha sobrevivido desde 1995 como pionera en contratación de personal a través de internet en Portugal y las otras dos son Eter9 en Europa y Eter9 en Estados Unidos.

¿Y ese nombre de dónde surgió? Es una combinación de “Eter”, las cuatro primeras letras para la palabra eternidad, y el número 9, que viene de la expresión inglesa “Cloud 9”, cuyo equivalente en español sería el séptimo cielo, un sinónimo para “flotar de alegría”. Implícito en su nombre se prometen 24 horas de interacción a través de La Contraparte, que es una especie de espejo personal en la web.

Su pasión por la ciencia ficción no se circunscribe a sus logros. También lo demuestra su perfil en Facebook, donde indica que le gustan series como Lost, el Auto Fantástico o Misión Imposible. También es fan de caricaturas como Tintín o Astérix. Sigue también al Académico de Viseu Futebol Clube, un equipo de fútbol portugués que juega en la Segunda División y, por supuesto, al ícono del balompié en su país: Cristiano Ronaldo.

El próximo paso

De momento, la red social se encuentra en una fase de pruebas y tiene un aspecto similar a Facebook, con muros de usuario y un equivalente a los “me gusta” que permiten navegar sin problemas. Sin embargo, las similitudes terminan allí. “El propósito no es competir con otras redes, sino brindar un nuevo concepto a los usuarios y dar el primer paso hacia la siguiente generación”.

Los números que Henrique maneja cifran en 30 mil a los usuarios que ya se suscribieron a la web, de los cuales 65% son hombres y 35% son mujeres. Además, 28% de los usuarios son latinoamericanos, donde Brasil tiene la mayor representación de la región con 18% del espectro. Para ingresar, la persona sólo debe ser mayor de 13 años y, según Henrique, no tendrá que importar invertir un centavo en la red social, pues “será gratis eternamente”.

A juicio de Henrique, Eter9 continuará evolucionando a través de sus usuarios. “No es una red estática, sino que todas las sugerencias son tomadas en cuenta”. De este modo, proyecta que en un año habrá una serie de contrapartes desarrolladas. “Yo creo que esta red será cada vez más y más parte de la vida de la gente”.

Después de que el usuario fallece, su Contraparte seguirá interactuando y compartiendo artículos u opiniones que su creador probablemente también habría hecho. “La gente se dará cuenta de que el dueño de La Contraparte no se encuentra allí, pues ésta es una extensión del humano”. Si la familia no quiere ver actividad en ese perfil por el dolor que causó la pérdida, puede desconectarse. Sin embargo, la decisión sobre la inmortalidad digital es autónoma y el usuario será el único que decida si desea estar siempre en línea o no.Eter9 no cerrará ninguna cuenta”.

Evolución es entonces la última palabra con la describe Henrique a su invención. “La inteligencia artificial se hará más presente en las redes sociales con el tiempo, ese es el norte. Depende de nosotros cuán lejos queramos llevar eso”.

Henrique Jorge despide su correo con un agradecimiento por el interés, pero la firma no es la de su creador, sino de su Contraparte en Eter9.