Estudiantes de la Santa Rosa exigen sacar a colectivos infiltrados en la universidad

“Yo estoy segura de que el  rector no se montaría ni una sola vez en una camionetica, pero yo sí tengo que arriesgar mi vida todos los días”, dijo una de las jóvenes presente en la asamblea convocada este jueves 11 de junio por el movimiento estudiantil de la Universidad Católica Santa Rosa (Ucsar). El objetivo es hacer una serie de exigencias, incluido que la principal autoridad de esta casa de estudios, Carlos Boully, acompañe a los estudiantes ante los cuerpos policiales para denunciar los hechos ocurridos la tarde del miércoles 10 en sus instalaciones.

El presidente del Centro de Estudiantes, Eusebio Costa, pidió al rector Boully que “escuche a los estudiantes, que escuche nuestras exigencias y que se apersone con nosotros en las denuncias ante el ministerio para que se haga justicia con las personas que agredieron en nuestra universidad”. Costa exigió que se revisen las cámaras de seguridad de la institución, porque “estamos cansados del hampa, estamos cansados de que nos roben y estamos cansados de no tener respuestas”.

También exigen cuentas claras y que Boully  muestre en qué se invierten las matrículas que pagan cinco mil estudiantes de esa casa de estudio. “Exigimos la memoria y cuenta de lo que se hace con nuestro dinero, con el dinero de la universidad y que cada estudiante da al inscribirse”, emplazó Costa, quien aseguró que hay intenciones de los cuerpos de seguridad del Estado de culparlo de lo ocurrido el 10 de junio, cuando el alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho, dictaba una clase magistral. Un grupo de colectivos arremetió contra las instalaciones de la universidad, tras la llegada de Muchacho. En medio de la confusión y las agresiones hubo disparos de armas de fuego y el lanzamiento de bombas lacrimógenas, lo que produjo la asfixia de varios estudiantes y profesores.

“Queremos que se saquen a todos los colectivos armados que están infiltrados en la universidad que no sabemos quiénes son”, dijo Acosta, a la vez que exigió respeto a la universidad y a los estudiantes.

Boully, quien estuvo presente durante toda la asamblea, dijo que se ha iniciado una investigación y expresó que “las autoridades universitarias repudiamos este hecho deplorable que refleja el clima de intolerancia, de falta de paz y de diálogo que reina en el país”. Agregó que “la visita de cualquier persona a una universidad no puede ser rechazada por ninguna comunidad, ni por ningún grupo armado”.

image (1)

Varios estudiantes, que escuchaban la asamblea sentados en el piso frente a la tarima, tomaron el derecho de palabra para denunciar los casos de los que han sido víctimas dentro y fuera de la universidad. Además, exigieron a las autoridades universitarias que se compren al menos dos unidades de transporte para el traslado de los alumnos. “Cinco mil estudiantes pagamos matrícula en esta universidady nosotros creemos que eso alcanza para comprar al menos un transporte”, dijo una estudiante que aseguró que han sido víctimas de la inseguridad varias veces bajando en las camionetas hacia Capitolio “y nadie responde”.



image

La población ucsarista exige que se hagan valer sus derechos con:

Seguridad

Transporte

Libertad de expresión

Mesas de diálogo

Paz

Precios justos en el cafetín

Centro de copiado dignos

 

image (3)

(Visited 6 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!