Estrenos de diciembre a merced del dólar negro "pueden llegar a costar 50 mil bolívares" - Efecto Cocuyo

Estrenos de diciembre a merced del dólar negro “pueden llegar a costar 50 mil bolívares”

 

En el local de Omar Mejías se pueden conseguir blusas que van desde los Bs 3 mil hasta los 8 mil, pantalones que oscilan entre Bs 4 mil y 14 mil. Sin embargo, el comerciante asegura sin dudas que “los precios aumentarán en estos dos meses. Un estreno en diciembre podría llegar a costar Bs 50 mil”.

Mejías es dueño de un local en el Centro Mexx en Sabana Grande, en el que venden ropa para damas. “Casi toda la ropa que consigues en Caracas es importada. La traen desde China, Los Ángeles o Perú. Puedes ir al cementerio o comprarle directamente a grandes distribuidores al mayor. Pero todo eso se compra a dólar libre y los precios están por la nubes. Este año no tengo cómo reponer mis ganancias para tener mercancía nueva en diciembre, porque ya todo cuesta el triple. Supongo que compraré menos mercancía y claro, el precio estará acorde con lo que me cobren los mayoristas”, dijo Mejías.

Quedan solo dos meses para las fiestas navideñas y entre las muchas tradiciones que los venezolanos siguen, está la de comprar estrenos para el 24 y 31 de diciembre. Sin embargo, puede que este año la tarea se complique más que en años anteriores.

Los comerciantes aseguran que la mayoría de la mercancía que venden es importada, y por tanto, sujeta a las variaciones del dólar, que esta semana pasó la barrera de los Bs 800. Por lo que tendrán que vender menos -por no tener con qué pagar a los proveedores- y más caro.

El Boulevard de Sabana Grande es uno de los lugares en los que los caraqueños buscan sus estrenos de diciembre. Sin embargo, algunos vendedores comparten la opinión de una vendedora del Centro Mexx, ubicado cerca de Plaza Venezuela: “este año puede que no hayan estrenos”.

En Plaza Venezuela, justo donde está la parada de los autobuses que suben a San Antonio de Los Altos y Los Teques, está el mercado de ropa La Gran Manzana. Allí, la vendedora Daniela Martínez asegura que los precios han subido y “a veces es más difícil para nosotros los vendedores comprar que para el resto de la gente”, dijo Martínez. Explica que no sabe muy bien cómo va a lograr cubrir la demanda decembrina si los precios al mayor siguen aumentando.

“La semana pasada una docena de jeans costaba Bs 80 mil. Esta semana va por 100 mil. Si los mayoristas y distribuidores te suben el precio, tú también tienes que subirlo o terminas perdiendo plata. La docena de pantalones panameños que en diciembre del año pasado me costaba Bs 12 mil, ahorita me cuesta Bs 80 mil y sigue subiendo. Las franelas de hombre, a principios de año las tenía en Bs 650, ya van por Bs 1.200. Los precios de los mayoristas cambian cada semana, incluso pueden variar a diario”, dijo Martínez.

En el centro de Caracas las preocupaciones de los vendedores se mantienen, sin embargo, los precios suelen ser un poco más bajos. Una cadena de tiendas harto conocida en Venezuela es Dorsay. En la sucursal de La Candelaria los pantalones de vestir Wendell para caballero cuestan Bs 5.990. El traje formal más barato está en Bs 8.990. Las camisas unicolor comienzan en Bs 5 mil y varían “dependiendo de la tela”, dijo un vendedor del local. La oferta para damas abarca blusas desde los Bs 2 mil en adelante y las faldas desde Bs 1.630.

En La Candelaria la mayoría de la tiendas mantienen un mismo rango de precios. Justo frente a la plaza principal de la zona, en la planta baja de los edificios aledaños, sin tener un local fijo, los vendedores ofrecen su mercancía. Los leggins se consiguen desde Bs 2.400 en adelante y pueden llegar a costar Bs 7 mil. Las franelas para caballeros oscilan entre Bs 2.200 y Bs 6 mil bolívares.

Yakay es una tienda ubicada entre la esquina Peligro y Puente República en La Candelaria, donde se consigue exclusivamente ropa para damas. Las blusas oscilan entre Bs 3 mil y Bs 5 mil. Los pantalones van de Bs 12 mil en adelante. Ana Jiménez, gerente de la tienda, asegura que “aquí seguimos teniendo la mercancía relativamente barata porque no nos han llegado muchas prendas nuevas”. “Mi jefe viaja y trae artículos, pero cada vez los controles están más difíciles. Y si trae cosas muy caras, la gente no las compra. Puede que tenga que abastecer la tienda en diciembre, con lo que me queda del año pasado”, dijo Jiménez.

En la avenida Urdaneta se pueden conseguir más de 20 locales cuyos dueños son generalmente de origen árabe. Cerca del Registro Principal del Distrito Capital hay un pequeño local donde el vendedor encargado, que prefirió no ser identificado, explicó que “los dueños de este local tienen como 15 igual a este y en casi todos la mercancía va aumentando poco a poco, pero todavía se mantiene a precio viejo”.

“En diciembre todo va a venir mucho más caro porque toda la mercancía se trae a dólar libre y eso cambia todos los días. Aquí las ventas han aumentado este último mes, la gente está aprovechando antes de Navidad para comprarse los estrenos”, dijo el vendedor desde el interior del local. En esa tienda de la avenida Urdaneta, la oferta es bastante variada tanto para caballeros como para damas: jeans desde Bs 5.400 hasta Bs 12 mil, un pantalón de vestir para caballero puede ir de Bs 4mil a Bs 6 mil, los suéteres rondan los Bs 7 mil y las blusas oscilan entre 2 mil y 6 mil bolívares.

En la parroquia Catedral, hay varias tiendas de las marcas internacionales Lee Cooper, Levi´s y Wrangler. Cerca de la esquina Cují, Víctor Medina se encarga de uno de estos locales. A pesar de que en su tienda aún se pueden conseguir pantalones que rondan los Bs 7 mil, asegura que para diciembre los precios variarán.

“Ahorita tengo mercancía de la temporada pasada. Pero ya ha ido llegando la mercancía nueva y el costo se ha elevado muchísimo por el cambio del dólar. Un jean en diciembre podría llegar a costar entre Bs 20 mil y Bs. 30 mil. Y aún aumentando los precios, muchos vendedores no tendremos cómo reparar nuestros inventarios. A veces uno tiene que poner de su bolsillo y perder dinero, para no quedarse sin negocio”.

 

Costureras a merced del dólar negro

Cruzando la calle de la tienda de Medina, está Hilos Esther, una tienda donde no se vende ropa, sino material de costurería: hilos, agujas, cintas, botones, entre otros. Al pertenecer a la industria textil, se ve igualmente afectada por la variación de los precios a dólar libre y la dificultad en las importaciones. Esther Glicenchi, dueña del local, explica que “los materiales están muy caros, en el mercado nacional no se consigue nada y tenemos que comprar todo a dólar paralelo. Esto hace que la gente compre menos porque todo está caro, se quejan, pero no podemos hacer nada. Es que ni telas hay”.

Una calle más arriba, de la esquina Madrices a Marrón, está Paula Lingerie, una tienda de ropa íntima. Allí, los precios no se distancian demasiado de tiendas como El Palacio del Blumer, con sucursales en todo el país, o Blumer Center en Plaza Venezuela. Los bóxers comienzan en Bs 1.500 y pueden llegar a costar más de Bs 4 mil. Los sostenes oscilan entre Bs 2 mil y Bs 4 mil, y un par de medias tobilleras cuestan Bs 1.500.

A pesar de los altos niveles inflacionarios, la gente sigue comprando. Sin embargo, el sector del textil venezolano para diciembre de este año, al estar sujeto a las variaciones del dólar paralelo, como lo aseguran los vendedores, puede sufrir grandes aumentos.

El presidente de la Asociación Textil Venezolana, David Fihman, explicó en una entrevista concedida a Unión Radio, en agosto del 2014, que Cencoex autorizó los dólares, pero que aún no les habían otorgado los códigos de reembolso que son indispensables para solicitar al Banco Central de Venezuela la liquidación. La Cámara Venezolana de la Industria del Vestido (Cavediv), que agremia a distintos comerciantes del sector textil, no dio declaraciones a respecto. Sin embargo, de acuerdo al Consejo Nacional del Comercio y Servicios (Consecomercio), el sector este año no recibió divisas. Y aunque las reciba en estos últimos dos meses, “las negociaciones con empresarios extranjeros para la importación no se hacen de un día para otro”, explicó Cipriana Ramos, presidenta ejecutiva de Consecormercio. Por lo que los comerciantes tendrán que continuar su actividad comercial a través del dolar libre.

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!