Escasez obliga a habitantes de Bolívar a viajar a Anzoátegui en busca de comida

saqueos

Los habitantes y comerciantes de Ciudad Bolívar se han visto en la necesidad de recorrer los 136 kilómetros que separan a la capital bolivarense de la población de El Tigre, al sur de Anzoátegui, en busca de comida.

Los tres días de disturbios y saqueos dejaron en pie solo 10% de los negocios de víveres en esta localidad del estado Bolívar, que tras los sucesos dejó de ser una de las zonas más abastecidas del país., pues con regularidad llegaban productos provenientes de la frontera con Brasil.

El presidente de la Cámara de Comercio de Ciudad Bolívar, Austerio González, confirmó que el lunes 19 de diciembre, la gente comenzó a movilizarse hacia Anzoátegui para poder comprar los productos básicos alimenticios.

Los que tienen menos recursos, optan por viajar dentro del mismo estado Bolívar, hacia Puerto Ordaz.

“La escasez ha provocado largas colas en los pocos negocios que quedaron con capacidad de servicio en Ciudad Bolívar. Hay comerciantes que todavía no quieren abrir porque tienen temor de que los saqueen y piden que se les asigne un funcionario de la GNB que cuide la puerta de su negocio”, manifestó González.

Cierre de la frontera

A los saqueos y destrozos se suma el cierre de la frontera con Brasil. El pasado 12 de diciembre, el presidente Nicolás Maduro anunció que cerraría la frontera con Colombia por 72 horas “para combatir el contrabando de billetes de Bs. 100”, decisión que se extendió y replicó también en Santa Elena de Uairén, al sureste de Bolívar.

Esto impactó el abastecimiento de productos, pues era frecuente que los bolivarenses recorrieran un trayecto de ocho horas por tierra hasta esa población fronteriza para hacer sus compras.

“En los municipios del Sur (Guasipati, El Callao y Tumeremo) no tienen dónde comprar comida porque los productos vienen de Brasil y la frontera está cerrada” alertó David Bermúdez, vicepresidente de la Cámara de Comercio del municipio Caroní.

Agregó que el cierre de la frontera también repercute a los turistas brasileros que suelen venir a vacacionar en el mes de diciembre a Bolívar, Anzoátegui y Nueva Esparta.

Bermudez manifestó que en Santa Elena de Uairén, fue la propia gente la que defendió algunos negocios de la zona, con apoyo de la GNB, pues los saqueadores no eran de esa localidad.

“Nos reportaron que algunos saqueadores estaban encapuchados y en algunos negocios, se produjeron robos colectivos porque le decían al comerciante que entregara toda la mercancía por las buenas o si no, quemaban las comercios”, señaló.

Reconstruir el comercio

Una delegación encabezada por el vicepresidente Aristóbulo Istúriz viajó hasta Bolívar para conocer la versión de los afectados. Entre la comitiva estaban los ministros de Alimentación, Rodolfo Marco Torres; de Vivienda, Manuel Quevedo; y el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, aseguró González.

“Se está buscando solventar el suministro de comida y localizando los negocios que están en capacidad de distribuir los alimentos. Recibimos información de que enviaron gandolas de comida anoche y están permitiendo el paso por la frontera exclusivamente para importar alimentos”, señaló el vocero.

El ministro Quevedo se comprometió a apoyar la reconstrucción de la infraestructura de los negocios devastados.

La banca pública y privada también ha manifestado su disposición a facilitar créditos.

“Se está hablando de créditos blandos con seis meses de gracia para que el comerciante tenga oportunidad de recuperar su capital y con 1% de interes mensual”, informó.

Foto: runrun.es