Escasez de autopartes se mantiene en Caracas

Jorge Agobian / @jorgeagobian

En un taller mecánico ubicado en Mariperez, al oeste de Caracas, hay cuatro carros polvorientos estacionados: uno tiene un año allí, otro cuatro meses y los otros dos, 30 días. “Todos están parados por falta de repuestos, esto más bien parece un estacionamiento”, dice Reinaldo Hernández, mecánico y dueño del lugar.

La escasez de autopartes que se acentuó en abril de 2014 por la deuda de 215 millones de dólares del gobierno nacional con el sector, aún se mantiene según varios vendedores consultados. En la sede Toyota-Mariperez un vendedor dijo que la facturación de repuestos es casi nula porque “desde hace un año se hizo un pedido y aún no ha llegado”. Aseguró que lo que se vende son algunos “graneaditos que cuando llegan ya tienen dueño”

En otras tres ventas de autopartes ubicadas en el oeste de Caracas la situación es igual. El propietario y vendedor de un  establecimiento en Los Símbolos dijo que hace un año y medio importaba los repuestos, pero “con todo el problema de los dólares” ahora surte su empresa a través de otros importadores que calculan sus precios al dólar paralelo (Bs. 222 por dólar al 2 de marzo).

“Las veces que vienen los distribuidores traen precios diferentes. Los amortiguadores que a precio de costo salían en Bs. 1300 hace un mes, ahora me los venden en 4 mil, por eso es que los clientes se quejan después”, expresó.

Este sector se agrupa en el sistema de subastas del Sicad I (12 Bs. por dólar) que permite la importación de la materia prima. Según datos de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes, Canidra, en 2014 la importación bajó 70% con respecto a 2013.

José Cinnirella, presidente de esa cámara, detalló en entrevista con El Universal que el sector mantiene 10 mil puntos de ventas en todo el país (60 mil personas empleadas de manera directa) y que ha recibido del Cencoex y Sicad I  sólo el 10% (120 millones de dólares) de los 1200 millones que necesita el sector para abastecer toda la cadena de distribución.

El pasado 12 de febrero el ministro de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, informó que el gobierno nacional aprobó 390 millones de dólares destinados a “importar materia prima e insumos para la fabricación nacional de cauchos, baterías, frenos, amortiguadores, etcétera”. Así mismo otros 181 millones de dólares se destinaron para importar de China “repuestos que no se fabrican en el país o cuya fabricación es insuficiente”.

Agotados y por las nubes

Los repuestos de suspensión (tren delantero) son de los más buscados por los clientes y también los más desaparecidos de los estantes de los comercios, dijeron los vendedores. Se manejan listas de espera para los clientes que pueden demorar entre 2 semanas y 2 meses, incluso 6 meses para que lleguen los repuestos.

En los establecimientos consultados calcularon que para reparar un tren delantero los conductores deben gastar alrededor de Bs. 50 mil  sólo en repuestos, es decir, al menos 9 salarios mínimos íntegros (Bs. 5.622,48). En mano de obra, un mecánico de un taller ubicado en Los Chaguaramos dijo que cobra entre Bs. 12 mil y 15 mil por hacer el montaje, lo que equivale a otros 2 sueldos. En Mariperez, otro mecánico cobra 13 mil, pero no recibe vehículos sin que sus propietarios entreguen los repuestos.

“Aquí vienen todos los días con los carros dañados pero sin repuestos, a esos los mandamos para atrás, que busquen los repuestos y regresen”, dijo Hernández, quien aseguró que esta situación le ha afectado.

En 2013 el gobierno y representantes de 93 comercializadoras y 16 fábricas de autopartes nacionales se reunieron para revisar la estructura de costos y del ajuste de los “precios justos”. En ese encuentro se fijó que el margen de ganancia es de 16 y 30%.

Transporte público 

José Vicente, taxista en Caracas, dijo que para reparar cualquier imperfección de su carro necesita hacer por lo menos 15 carreras (Bs. 6 mil). “La gente no entiende que para uno comprar los repuestos necesita dejar de trabajar un día completo para localizarlos, y que están incomprables”.

Lo mismo expresó un conductor de una cooperativa de transporte de La California: “cualquier detallito son 10 mil bolos y para reunirlos uno tiene que dar unas cuantas vueltas sentado en esta camioneta”. Dijo que aunque él es mecánico, conseguir los repuestos se ha convertido en una “pesadilla” y que ha optado por hacerle “retoques” a la unidad que le permitan rodar por un tiempo.

El vocero nacional de la Asamblea Socialista de Trabajadores del Transporte, Félix Jaramillo, expresó que “nadie puede negar la escasez que existe pero se ha venido trabajando para superarla”. Dijo que en la última reunión con el sector autopartes  los transportistas fueron autorizados para realizar inspecciones en los comercios donde venden repuestos y denunciar la usura.

Sobre el impacto que tiene la falla de distribución de autopartes en el sistema de transporte público, expresó que “solo el 10% de las unidades están parado” y que el resto la flota está 100% operativa.

Sin embargo, el pasado 30 de enero la presidenta de Asociación Venezolana de Logística (Avelog), Patricia Cáceres, expresó entrevistada en Globovisión que existe déficit en filtros, cauchos y que esto ha hecho que mucha flota se encuentre “parada”. Dijo que el aumento de la gasolina que se ha agendado por el Ejecutivo afectaría poco los costos de transporte ya que la mayoría de los vehículos usan diésel.

“Es mucho más el costo en repuestos. Si no se aumenta el diésel, (el servicio de transporte) no tendría ningún problema”, dijo.

El pasado 2 de febrero, Canidra reportó que el 70% de la flota de transporte público pesada “está parada” y alertó que los pasajeros padecen la consecuencia de la falta de repuestos.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!