Entierros sin permiso familiar son otra violación de DDHH en el caso Óscar Pérez, afirma constitucionalista

 

Aunque no existe una norma que explícitamente indique que las familias tienen derecho natural a disponer de los restos mortales de alguno de sus integrantes, es una práctica universal que se rige por las creencias religiosas o espirituales que profesen, además de ser profundamente respetada. Pero los dolientes de los compañeros de Óscar Pérez que murieron junto a él en la masacre de El Junquito no lo pudieron hacer valer este sábado, 20 de enero

El abogado constitucionalista de Acceso a la Justicia, Alí Daniels, explicó que  “no son de hoy ni ayer esas leyes; existen desde siempre y nadie sabe a qué tiempos se remontan”. Además, afirma que al impedir que los parientes cumplan con su deseo de decidir qué hacer con sus muertos, se están violando sus derechos humanos también.

“En Antígona -tragedia griega escrita por Sófocles- un rey tirano ordenó no enterrar a un enemigo que era hermano de la protagonista de la historia, pero ella desobedece y lo sepulta. Es que eso es algo que no se discute y ese texto antiguo es considerado por muchos como el origen de los derechos humanos¨, expuso el también especialista en derecho internacional humanitario.

Los familiares de José Alejandro Díaz Pimentel y Abraham Agostini Agostini tuvieron que despedirse de sus seres queridos frente a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el Cementerio del Este, en Caracas, contra su voluntad. Los militares bloquearon el paso al camposanto durante varias horas, mientras los cadáveres eran enterrados con muy contados deudos. Luego les permitieron pasar al resto, pero ya las urnas habían sido inhumadas.

“Este Gobierno ha traspasado todos los límites de violación de derechos humanos, con tal de mantener el control sobre el país, con lo cual se evidencia aún más el estado de terror en el que vivimos los venezolanos”, apuntó Daniels.