En junio, la represión abarcó 68% de la duración de las protestas

El equipo de Efecto Cocuyo analizó 13 protestas convocadas por la oposición venezolana entre el 3 y el 29 de junio de 2017 en Caracas, para comparar la duración en horas de las movilizaciones con la duración de la represión. Al revisar los resultados, se determinó que hubo más horas de represión en este último mes de protestas, en relación con los registros de abril y mayo.

En promedio, las manifestaciones en junio duraron 7,85 horas, de las cuales 5,3 horas fueron represión. La revisión de este lapso de protestas da cuenta de que las acciones represivas abarcaron 68% de la duración de las movilizaciones de la oposición en este último mes.

El análisis de nueve protestas convocadas entre el 1 y el 26 de abril en Caracas dio como resultado que las manifestaciones duraron un promedio de 6,61 horas, de las cuales 3,5 horas fueron represión. Es decir, las acciones represivas abarcaron 53% de la duración de las actividades de calle durante el primer mes de protestas.

Por su parte, el análisis de 16 protestas convocadas entre el 1 y el 31 de mayo en Caracas mostró que las manifestaciones duraron un promedio de 6,5 horas, de las cuales durante 3,6 horas los funcionarios reprimieron a los opositores. Al menos 55% de la duración de las movilizaciones en el segundo mes de protestas fueron horas de represión.

Los registros de los tres meses dan un total de 38 protestas convocadas por la oposición en Caracas,del 1 de abril al 29 de junio, en las que la represión abarcó 60% de la duración de las manifestaciones. En promedio, las manifestaciones de estos últimos #TresMesesDeCalle duraron 7 horas, de las cuales 4,2 horas fueron represión.

Las tres protestas con mayor registro de represión del 1 de abril al 29 de junio ocurrieron en este último mes:

1.- El “Segundo Trancazo Nacional” del lunes 26 de junio:

El 26 de junio, en el 91% de la duración de la manifestación hubo represión, reportada en distintos puntos de la ciudad de Caracas y en todo el país. Las protestas se mantuvieron por alrededor de 16 horas: por unas 14 horas y media, se registró represión en calles y contra viviendas personales y agresiones a manifestantes y a la prensa.

Con bombas lacrimógenas dispersaron a opositores en Los Cortijos, La Candelaria, en la Universidad Central de Venezuela (UCV), El Paraíso, Petare, La Boyera, el puente 5 de julio y Valle Hondo en Cabudare, estado Lara. En la noche del 26 de junio, tanquetas de la GNB arremetieron contra vecinos y edificios en Palo Verde. Se registró represión en Los Nuevos Teques, en Miranda; Aragua, Carabobo, Lecherías, Puerto La Cruz y Barcelona (Anzoátegui).

Entre los heridos en Caracas estuvo el equipo de fotógrafos y periodistas del diario El Nacional: la GNB les disparó bombas lacrimógenas y perdigones. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) denunció que la reportera de El Pitazo, Vanessa Tarantino, fue herida en el ojo con perdigones en La Candelaria.

2.- El cuarto “Plantón” del 14 de junio:

El 14 de junio, 86% de la duración de la protesta fue represión. Los manifestantes permanecieron en las calles durante 7 horas, de las cuales 6  se caracterizaron por enfrentamientos con funcionarios policiales y militares. Al menos 28 personas fueron heridas.

Hubo niños afectados por los gases lacrimógenos lanzados en la plaza Francia de Altamira, donde tres personas fueron detenidas y varios “escudos” (usados como protección por los manifestantes) fueron incautados. Denunciaron que transeúntes fueron robados por los funcionarios. En Terrazas del Ávila, tres personas fueron detenidas por la GNB y un manifestante fue trasladado a una clínica por dos impactos de metra en la cabeza. Hasler Iglesias reportó detención de dos jóvenes en Montalbán.

Manifestantes en Los Ruices también fueron reprimidos por la GNB y la PNB. Vecinos denunciaron ataques violentos en residencias de la avenida Baralt y el sector La Candelaria. El periodista de El Estímulo Gustavo Vera resultó herido mientras cubría protesta en Altamira. Un PNB disparó una bomba lacrimógena a la cara del fotógrafo independiente Miguel Ángel Enriquez.

El diputado Juan Andrés Mejía reportó represión en Falcón, Monagas y Táchira. En Valencia, estado Carabobo, la PNB reprimió a manifestantes. Reportaron cuatro detenidos y varios heridos. Doce estudiantes universitarios fueron detenidos en Ciudad Bolívar: marchaban contra la impunidad en el asesinato de Augusto Pugas, quien falleció en una protesta el 24 de mayo. Otras 21 personas fueron detenidas por ataques a sede del Psuv y el Centro de Coordinación Policial Vista Hermosa en Ciudad Bolívar.

 3.- El tercer “Plantón” del 5 de junio:

El 5 de junio, 81% de la duración de la manifestación fue represión durante diez horas y media de un total de 13 horas en que los opositores permanecieron en las calles.

Funcionarios de la GNB y la PNB reprimieron con bombas lacrimógenas, ballenas y tanquetas antimotines a los manifestantes, además de robar sus pertenencias personales, según denunciaron civiles y líderes de la oposición. El diputado José Manuel Olivares denunció al menos diez robos a manifestantes el 5 de junio.

En rueda de prensa, el diputado Juan Requesens anunció que hubo 98 heridos en todo el país durante el tercer “Plantón”. Él mismo fue uno, cuando lo empujaron en una alcantarilla profunda; así como el diputado Miguel Pizarro, quien fue agredido con golpes.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp) recibió denuncias de 14 reporteros: 13 en Caracas y uno en Mérida por equipos destruidos, robos y amenazas. Funcionarios militares lanzaron una cámara de Globovisión desde el elevado del distribuidor Altamira. Fabiana Rondón de El Nacional fue agredida, le dispararon perdigones a quemarropa. Reporteros de Vivo Play, TV Venezuela, Crónica Uno, Runrunes, El Pitazo y El Cooperante fueron objeto de ataques. Les quitaron equipos de grabación, celulares, máscaras antigas y billeteras. Les propinaron golpes y dispararon perdigonazos.

Para revisar todos los datos de la investigación de la represión en protestas del 1 de abril al 29 de junio, haga clic aquí.

“Nuevo patrón de represión”

El 6 de junio, diputados de la oposición denunciaron en el Ministerio Público un “nuevo patrón de represión” contra los manifestantes de acciones de los funcionarios militares y policiales como: alteración de municiones (disparan metras), abuso de autoridad hacia grupos políticos, disparos en horizontal, violencia contra periodistas, choque físico contra manifestantes, tratos crueles e inhumanos, asedios a centros de salud, allanamientos ilegales; y agresiones selectivas y reiteradas a diputados y líderes opositores.

Hasta el 13 de junio, el Foro Penal (FP) registró la detención de 172 personas, en especial en el Área Metropolitana de Caracas y en el estado Anzoátegui. Ese mismo día, funcionarios del Sebin y la GNB irrumpieron y dispararon dentro de la residencia “Los Verdes” en El Paraíso. No es el único evento registrado de entrada no autorizada de funcionarios militares y policiales a viviendas personales.

En una entrevista con Efecto Cocuyoel abogado penalista y defensor de los derechos humanos Joel García afirmó que los funcionarios que irrumpieron en Los Verdes cometieron ocho delitos: violación al domicilio, daño violento a la propiedad, robo, hurto, privación ilegítima de la libertad, trato cruel, inhumano o degradante; uso indebido de arma orgánica y desvalijamiento de vehículos.

Casi tres mil manifestaciones de abril a junio

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) difundió un informe el 20 de junio que registra 2.675 manifestaciones desde el 1 de abril hasta el 19 de junio de 2017, equivalente a 33 protestas diarias. Según el OVCS, las entidades con mayor número de protestas fueron, en orden descendente: Distrito Capital, Miranda, Táchira, Mérida y Carabobo.

A su vez, el OVCS destaca diez características de las protestas de abril a junio de 2017:

1.- Asistencia masiva de participantes.

2.- Manifestantes de diversos sectores socioeconómicos.

3.- Protesta sostenida.

4.- Escenificadas en todos los estados del país en zonas rurales y urbanas.

5.- Aumento de protestas en sectores populares.

6.- Aumento de las protestas nocturnas.

7.- Conectadas con las convocatorias hechas por dirigentes políticos.

8.- Fusión de exigencias de derechos políticos y demandas de derechos económicos y sociales.

9.- Discursos de resistencia pacífica no violenta, apegados al Estado de derecho.

10.- Repercusión en la esfera internacional: países, organismos multilaterales y medios de comunicación.

El informe de la OVCS afirma que: “La violencia y represión inició de manera sostenida desde la activación del Plan Zamora, el pasado 18.04.17 por parte de Nicolás Maduro. Y se agudizó con la activación del Plan Zamora en una segunda fase, anunciada por el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, casi un mes después, el 17.05.17”.

La OVCS añade que “en el marco del Plan Zamora más de 250 civiles han sido procesados en tribunales militares, violando el debido proceso y los estándares internacionales en materia de derechos humanos. Por otra parte, en las últimas semanas ha sido recurrente el asedio, invasión y ataque a urbanizaciones y residencias por parte funcionarios y civiles armados, quienes además de violentar las viviendas, roban y destruyen bienes privados y públicos”.

El 30 de junio, Foro Penal indicó que 1.118 de los detenidos en protestas desde el 1 de abril siguen presos, un tercio de todos los apresados hasta la fecha. En total, las fuerzas de seguridad han efectuado 3.529 arrestos. También reveló que 415 civiles han sido presentados ante tribunales militares, de los cuales 245 continúan privados de libertad. Señalaron que hay 404 presos políticos en el país.

Robos a manifestantes

Según la investigación periodística de las protestas del 1 de abril al 29 de junio del equipo de Efecto Cocuyo, las veces que se registraron robos a manifestantes fueron:

1.- El 26 de abril en la marcha opositora hacia la Defensoría del Pueblo. Un video del medio Caraota Digital difundido por Twitter constató el hecho:

2.- El 30 de mayo en la marcha hacia el Ministerio de Interior, Justicia y Paz. La presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Rafaela Requesens, denunció  que ella y su equipo fueron emboscados por funcionarios de la PNB frente al centro comercial Lido para despojarlos de sus pertenencias. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, denunció que al menos seis personas fueron robadas durante las protestas por funcionarios.

3.- El 31 de mayo en la marcha hacia la Cancillería. el fotógrafo del medio digital Crónica Uno, Francisco Bruzco, fue víctima de agresiones por parte de funcionarios de la GNB, que lo despojaron de su cámara fotográfica. También se han registrado robos y agresiones a trabajadores de la prensa los días: 10 de mayo, 2 de junio y 5 de junio.

4.- El 5 de junio en el tercer “plantón”, funcionarios de la PNB robaron a manifestantes. Un video difundido por Twitter constató el hecho. Dos días después, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informó que fueron identificados y detenidos los funcionarios por el delito. Un día después, el 8 de junio, el director general de Actuación Procesal del MP, Sair Mundaraín reiteró que están siendo imputados funcionarios de la PNB por el robo a manifestantes durante las protestas:

Pero los robos a participantes de las actividades de calle no han sido el único delito en el que han incurrido funcionarios policiales y militares. El 24 de mayo, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, indicó tener información sobre funcionarios y policías participando en actividades de saqueos.

Eso afirmó el 24 de mayo, el mismo día en que anunció que una bomba lacrimógena disparada por la GNB causó la muerte de Juan Pablo Pernalete. La Fiscal General recordó que las normas de control de manifestaciones se prohíbe disparar directamente a la personas.

La mayoría de las muertes son por armas de fuego

El 26 de junio, el periódico El Nacional difundió una investigación sobre los fallecidos en protestas donde indican que 54 de 75 víctimas mortales en las manifestaciones fallecieron por un arma de fuego. En 10 casos, la Fiscalía ha determinado la actuación de funcionarios policiales y en otros 13 investiga la responsabilidad de civiles armados. Distrito Capital, Miranda, Lara y Barinas son las entidades con más víctimas.

A su vez, datos de la investigación periodística arrojan que 22 de las 44 personas detenidas, por estar presuntamente involucradas en 21 homicidios, son funcionarios de seguridad, según indicó el MP. La GNB encabeza esa lista con seis funcionarios presos. Le siguen Polibolívar (5); Policía Nacional Bolivariana (3); Policarabobo (4); seguidos por la Milicia y las policías regionales de Táchira, Sucre y Anzoátegui con un detenido cada uno. De 23 órdenes de captura sin ejecutar, 19 son contra miembros de la GNB.

Foto: Iván Reyes