El “hijo ‘e María” no llegó a la Constituyente

Así, sin más, los nombres de Luis Quintana, Sergia Hernández, Ana Núñez, Yorgui Rodríguez o Antonio José León pasan “por debajo de la mesa”. Sin embargo, todos ellos tienen un elemento en común: fueron candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y, aunque varios lograron posicionarse en redes sociales por la peculiaridad de sus campañas electorales, ninguno alcanzó un puesto en la “plenipotenciaria ANC”.

Sus nombres no resuenan porque su exposición en televisión fue poca como pocas fueron sus vallas o pendones publicitarios, y prácticamente nula su participación en eventos con el presidente de la República, Nicolás Maduro. Aunque afines ideológicamente, estos candidatos competían con “peces gordos” o, por lo menos, bastante afamados.

Rodbexa Poleo, Nicolás Maduro Guerra, Sandino Primera, Mario Silva, María Alejandra Díaz, Roberto Messuti o Eirimar del Valle Malavé, candidatos que tuvieron significativa presencia en medios, sí lograron un lugar dentro del grupo de los 545 constituyentes que ahora deciden los destinos del país.

Una difusión y promoción aún mayor tuvieron los candidatos que venían de desempeñar funciones en la administración pública o de estar estrechamente vinculados con el Poder Ejecutivo: Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello, Cilia Flores, Darío Vivas, Isaías Rodríguez o Aristóbulo Isturiz, solo por citar algunos pocos.

En cambio, Antonio José León, popularmente conocido como La Máscara, se hizo famoso en redes sociales por su “originalidad”. Proponía que las bolsas Clap llegaran a todos y que incluso pudiesen ser entregadas a crédito. Su peculiar estilo le produjo fama, pero el “hijo ‘e María, el amigo de todos”, como se presentó León, no logró convertirse en un constituyente.

Sergia Hernández, quien se postuló como candidata a la ANC por el estado Miranda, fue conocida por su particular forma de hablar. El uso enfático de la “r” en su campaña llamó la atención de algunos youtuber como Javier Romero, lo que le dio popularidad a su candidatura, pero no los votos suficientes para instalarse en la ANC.

La popularidad de Luis Quintana se produjo gracias a un breve video en el que el periodista Odell López entrevistaba al candidato a la ANC. Llamó la atención la incorrecta terminología empleada por Quintana para referirse el fenómeno de la inflación en Venezuela. Quintana no ganó, pero afirma que apoyará al Presidente en el trabajo que haya que realizar para transformar el sector bancario en favor del pueblo.

Ana Núñez, quien también se presentó como candidata a la ANC, al ver los resultados emanados del Poder Electoral sintió que el ventajismo y la maquinaria del chavismo le impidió ser constituyente.

Estos resultados aludidos por Núñez, han sido puestos en duda por distintos actores nacionales e internacionales. A los señalamientos de manipulación de resultados, hechos por Smartmatic, se suman los cuestionamientos de chavistas como Ana Elisa Osorio, Nicmer Evans, Andrés Izarra y Luisa Ortega Díaz. Las dudas sobre los resultados de las elecciones han llevado a Gobiernos de América y de Europa, incluyendo al Vaticano, a expresar su rechazo a la ANC.

El 1 de agosto Núñez escribió en su muro en Facebook:  “Es difícil luchar con una maquinaria que tiene muchos años instaurada. Más aún, desde nuestra inocencia electoral, no haber podido meternos en una lista, uniéndonos con otros hermanas (os) formalmente fue algo definitorio”.

La joven candidata cuestionó a quienes resultaron electos. “Debo decirlo también, tenemos una enorme tarea, instaurar el método de servir obedeciendo al pueblo. Están como constituyentes “Doños” que difícilmente han construido con la gente, sino bajo la vieja política de mandar, mandar, mandar… Chávez nos enseñó a ser rebeldes, críticos, esto debemos decirlo sin miedo”.

Sin embargo, a pesar del revés político, la joven candidata sostiene: “Dimos la pelea y la seguiremos dando, es la primera vez pero les garantizo que no será la última candidatura que saldrá desde nuestras filas”.