El cinismo del CNE

Alfredo Infante

Director de la revista SIC, sacerdote jesuita, miembro del Centro Gumilla

suspender la recolección del 20 por ciento de las firmas,  paso imprescindible para activar el referendo revocatorio. Esta decisión del CNE está totalmente de espaldas a la ciudadanía y a la Constitución.  En este sentido es ilegítima e ilegal. Ilegítima porque la legitimidad de una decisión se asienta en el respaldo del soberano, la ciudadanía. Además, es ilegal, porque viola la Constitución y las leyes. Es una decisión que sólo busca resguardar los intereses del poder de facto. Es, pues, una decisión política y administrativa, pero ilegítima e ilegal. Se rompió el velo. Con esta decisión entramos en un escenario “dictatorial”. La decisión no es otra cosa que un “réquiem” desde el poder a la democracia y al respeto de los derechos políticos de la ciudadanía. Esta decisión no sólo es arbitraria sino cínica. El CNE, después de incurrir en la violación del derecho constitucional al referendo revocatorio, concluye su comunicado al país ofreciendo sus servicios al diálogo nacional. Indignación. Tamaño cinismo. La mayoría de los venezolanos somos conscientes de que detrás de esta decisión están: 1) Los intereses del poder en resguardar unos guisos de corrupción inauditables y escandalosos; una de las variables causales que tienen sometido al país al hambre. 2) El miedo del gobierno a medirse en las urnas en el referendo revocatorio (RR). 3) La autoconciencia de los gobernantes de que a estas alturas del partido están inhabilitados ética y políticamente a ganar elecciones y, por tanto, para mantenerse en el poder acuden a un golpe a la Constitución como única vía de permanencia. Ante esto, los ciudadanos debemos seguir activándonos de manera pacífica y constitucional y no ceder a los desmanes y arbitrariedades del poder. Es nuestra dignidad y el destino de nuestro país  el que está en juego. Es importante no caer en modos violentos. Todo esto está enmarcado en una estrategia del poder para forzar a la ciudadanía a caer en su terreno: la violencia. Hoy cobra más sentido la No Violencia Activa como única vía de transformación. Con ella, saldremos fortalecidos como sociedad.  ]]>

(Visited 25 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!