Dos apellidos repetidos, Clinton y Bush, encabezan los 16 precandidatos que corren maratón electoral de EEUU

Por Francisco Pelayo/ @franpelayo

La campaña electoral de Estados Unidos ya arrancó y con el lanzamiento, esta semana,  de Jeb Bush quedó atrás la etapa especulativa de grandes nombres que no habían tomado su decisión de sumarse a la carrera. Hillary Clinton y Jeb Bush eran dos de estos grandes nombres al inicio del 2015, cuando decían a la prensa que analizaban la posibilidad de ser candidatos, mientras viajaban por el país y recolectaban fondos con la misma disciplina de cualquier candidato anunciado.

Los eventos de lanzamiento de sus candidaturas nos indican que tienen grandes ambiciones dentro de cada uno de sus partidos. El estilo de ambos eventos, que sólo estuvieron separados por dos días de diferencia, deja ver cuán grande es ganar la nominación –y posteriormente la presidencia- para cada uno de ellos.

#Hillary2016
A pesar de haber anunciado su aspiración por la candidatura demócrata en  abril a través de un video publicado en Youtube, Clinton realizó su primer evento público el pasado sábado 13 de junio en la ciudad de Nueva York. Según su campaña, este evento fue el lanzamiento oficial de la candidata, quien ya tiene semanas viajando por varios estados del país y que ha sido criticada por su limitado acercamiento a la prensa.

El Franklin D. Roosevelt Freedoms Park fue el lugar seleccionado para el evento.  Este parque se encuentra en la isla homónima del expresidente de Estados Unidos -entre las islas de Manhattan y Queens- y evoca simbólicamente las libertades delineadas por Roosevelt durante su presidencia. A pesar de las dificultades de acceso al lugar, desde las 9:00am se dieron cita los asistentes del evento. Lo que se percibía en las afueras era muy particular, primero, el Servicio Secreto de los Estados Unidos custodiaba los accesos junto a la Policía de Nueva York de manera acérrima; lo segundo, miembros del partido republicano se dedicaron a entregar material publicitario de su iniciativa ´Stop Hillary´ (Paren a Hillary) que critica incesantemente a la exsecretaria de Estado.

En un día cálido de verano y al ritmo de la canción Roar de Katy Perry ingresaban los aproximadamente 2.500 asistentes que fueron bienvenidos por Marlon Marshall, miembro del equipo de Hillary For America a las 10:30am.  Luego de la entonación del Himno Nacional, la banda The Brooklyn Express Drumline amenizó al ritmo de tambores, dándole paso a Andrea Gonzalez, una joven activista de Texas, que se benefició del programa de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) de Barack Obama, que dio estatus legal a jóvenes que llegaron a Estados Unidos siendo niños. Gonzalez habló en español y dijo que Estados Unidos es el país que lleva en su corazón, porque es el que le dio las oportunidades que su país de origen no le dio. Ella confía en que bajo una posible presidencia de Clinton todos los jóvenes soñadores e inmigrantes tendrán un mejor porvenir.

Hillary tomó el podio desde las 11:45am, bajo un sol radiante, aplausos y gritos. Su discurso estuvo centrado en la economía y su propuesta de que Estados Unidos salte hacia ´la economía del mañana´,  con mejores oportunidades, que beneficien a la clase media y no a quienes están en las cúpulas económicas y de las grandes corporaciones. Aprovechó la oportunidad para atacar al partido republicano, indicando que sus visiones en los temas de salud, economía, inmigración, derechos civiles e igualdad representan el pasado, evocando en el momento tema Yesterday de la banda Beattles. El discurso de Clinton dejó ver sus posturas en temas generales y específicos; Algunos señalan,  inclusive, que hubo un acercamiento hacia la izquierda de su partido, el ala más liberal de los demócratas. Hubo también algunas bromas hechas por la misma candidata en torno a su edad, ¨seré la primera abuela en la Casa Blanca¨ y ¨no verán tornar gris mi cabello pues llevo años  pintándolo¨ señaló. Para finalizar, su hija Chelsea y su esposo Bill subieron a la tarima para saludar al público y dar apretones de manos al público.

#Jeb2016
El hermano del expresidente George W. Bush, e hijo del también expresidente George H.W. Bush, se convirtió en el décimo primer  precandidato republicano el día lunes 13 de junio. Luego de meses de especulación y de eventos de recaudación de fondos con el apoyo del Comité de Acción Política Right to Rise, su campaña anticipó el domingo a través de un video lo que sería su mensaje central en el lanzamiento. Sus logros como gobernador de Florida serían la principal promesa de que puede mejorar las condiciones económicas, educativas y sociales de Estados Unidos.

El Miami Dade College de Kendall fue el lugar seleccionado para el anuncio presidencial de Jeb Bush. Este campus universitario es el más grande de Estados Unidos y a la vez el más diverso, con un alto componente de estudiantes hispanos y de otras minorías. El auditorio en donde se realizó el anuncio alojaba a unas 3,000 personas en gradas y sillas para los invitados especiales, entre ellos familiares allegados a Jeb –como su madre Barbara, de 90 años- y múltiples líderes republicanos de la Florida. Con ritmos latinos como la salsa, los asistentes esperaron el inicio del evento, pautado para las 3:00pm.

Las hermanas Chirino, hijas del cantante Willy Chirino, fueron las encargadas de amenizar musicalmente el evento, entonando melodías en español, antes de dar paso a su padre para que cantara el Himno Nacional junto a su esposa Lissette. El pastor bautista Dr. R.B. Holmes, Jr. realizó una plegaria por el próximo presidente de los Estados Unidos, indicando que hablaría a los asistentes en breve. Las seis  intervenciones que precedieron a Jeb Bush se enfocaron en resaltar sus logros como gobernador y de su autenticidad personal como persona. Su hijo George P. Bush, habló de su padre y de cómo él y su familia han estado a su lado en todas las decisiones que ha tomado en el servicio público; destacó –en español- que los hispanos son muy importantes para esta venidera campaña presidencial.

Cerca de las 4:00 pm, en medio de hurras  que aupaban “Jeb, Jeb, Jeb”, el precandidato  tomó la palabra.

Dijo que a todos los problemas que ve en el país, la solución que proponía era ser candidato a la presidencia de Estados Unidos. Centró su mensaje en la economía y la educación ¨ya lo he hecho y lo volveré a hacer¨ fue una frase que marcó su discurso, anclando sus promesas electorales en su experiencia frente al ejecutivo del ´Sunshine State´. Bush habló de los problemas que había en Washington, D.C. y cómo el presidente Obama ha empeorado al país durante su gestión. Criticó frontalmente a Hillary por su responsabilidad como Secretaria de Estado ante la situación de crisis que atraviesa el Medio Oriente por grupos extremistas islámicos.

En determinado momento, cuando se preparaba a homenajear a su madre, un grupo de inmigrantes activistas dejaron ver sus franelas en las que decía ¨Legal Status is not Enough¨ (Estatus legal no es suficiente) haciendo referencia a la postura del ahora candidato de no dar ciudadanía a los indocumentados sino un estatus limitado. La  reacción de Bush -fuera del guion de su discurso- fue decir que él como presidente lograría una Reforma Migratoria, no a través de acciones ejecutivas unilaterales como las de Obama. Sin  embargo, en la transcripción oficial de su intervención, el tema de inmigración no estaba presente.

Bush habló en español al final de su intervención para pedirle a los latinos de Estados Unidos que se sumen a su campaña. El anuncio de Jeb Bush culminó con la unión de su esposa Columba (mexicana por nacimiento) sus hijos y el resto de allegados. Posteriormente se dirigió en privado a ellos y a sus amigos para agradecerles. Al salir del evento los asistentes podían continuar disfrutando de platos latinos, como arroz con pollo, y bailar al ritmo de una banda en vivo que tocaba en las afueras.

¿Qué viene por delante?
Se espera que los próximos días sean de intensa actividad para estos dos candidatos. Por su lado, Hillary Clinton inició una gira en el estado de Iowa, mientras Jeb Bush estará esta semana visitando varios estados para llevar directamente su anuncio presidencial a ellos, visitandoNew Hampshire y Carolina del Sur aparte de Iowa. Al día de hoy, suman 4 aspirantes demócratas (Hillary Clinton, Bernie Sanders, Martin O´Malley y Linconl Chafee) y 12 aspirantes republicanos (Ted Cruz, Rand Paul, Marco Rubio, Ben Carson, Carly Fiorida, Mike Huckabee, Lindsey Graham, Rick Perry, Rick Santorum, George Pataki, Jeb Bush y Donald Trump).

Trump ha sido el último en unirse a la carrera el día martes 16 de junio. En su discurso de lanzamiento dijo que Estados Unidos se ha convertido en un basurero, donde lo peor de países como México viene a parar. Se espera que este magnate, que cuenta con casi 9 mil millones de fortuna personal, siga siendo tan controversial en la campaña presidencial como lo es en su popular ´Reality´ televisivo. Las próximas semanas continuarán dándole forma a una carrera presidencial apenas comienza, pero que parece tener dos candidatos bastante definidos para las presidenciales en Clinton y Bush. Pero en este momento, lo único seguro es que cualquier cosa puede pasar antes de que las convenciones nacionales demócrata y republicana designen a sus candidatos en el verano del 2016.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply