Claves para saber por qué el caso de Linda Loaiza es tan importante

Linda Loaiza fue secuestrada por Luis Carrera Almoina el 27 de marzo de 2001. Ella tenía apenas 18 años.

-Durante cuatro meses, Carrera Almoina le aplicó  las más horrendas torturas. “Durante mi cautiverio fui sometida a violencia sexual, amenazas, torturas, de forma sistemática…Sufrí violaciones diariamente, fui agredida con las manos, con palos, me tenía amordazada y esposada. El agresor apagaba cigarros en mi rostro”, relató Loaiza ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en San José de Costa Rica.

Luis Carrera Almoina es hijo de Gustavo Luis Carrera Damas, ex rector de la Universidad Nacional Abierta y que tenía una red de influencias y contactos que permitieron librar al culpable, casi sin consecuencias.

-Linda fue rescatada el 19 de julio de 2001. Los exámenes forenses daban cuenta de un historial de abusos, pues tenía: traumatismos craneoencefálicos, hematomas en los párpados con desvío del ojo derecho, triple fractura de mandíbula, deformidad en los labios, fractura de costillas, estigma por quemaduras en la piel, pabellón de las orejas destruido, mordeduras en las mamas, desgarramientos de la matriz y de un ovario, lesión tumoral del páncreas, desnutrición severa y graves alteraciones psíquicas.

-Carrera Almoina fue acusado por los delitos de Homicidio Frustrado, Violación, Privación de Libertad y Tortura.

-Después de haber estado recluido unos meses en Yare, el 7 de noviembre de 2001, el Tribunal 18° de Control del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de Ángel Zerpa Aponte, le otorgó una medida cautelar de casa por cárcel bajo custodia policial. El juez Zerpa es uno de los abogados que ahora forma parte de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio.

-En agosto de 2004, Loaiza se declara en huelga de hambre por la dilación administrativa. Es solo es en septiembre de 2004 que se inicia el juicio.

-En octubre de 2004, la jueza Rosa Cádiz absolvió a Carrera Almoina. Le otorgó libertad plena al acusado, a pesar de que ya había sido denunciado anteriormente y de que su historial médico revelaba que Carrera Almoina padecía de fuertes trastornos de personalidad, consumo de fármacos antidepresivos, alcohol y otras drogas como marihuana y cocaína. Durante el juicio también se presentaron pruebas de que Loaiza estaba encerrada y los médicos que declararon aseveraron que las lesiones que sufrió la joven “es imposible que hayan sido causadas de un día para otro (…) Necesariamente debieron ser ocasionadas reiteradamente”.

-Cádiz no solo absolvió a Carrera, sino que  ordenó investigar a la denunciante, su padre y su hermana, pues supuestamente formaban parte de una red de prostitución. Por su parte, Carrera amenazó que la demandaría  por difamación, injuria y falso testimonio “para que la justicia sea completa”.

-En 2004 acusaba a la fiscal de su caso, Capaya Rodríguez, de hacerla declarar con métodos poco ortodoxos. El abogado de aquella época denunció que supuestamente la había apuntado con un pistola. Hoy, Capaya Rodríguez es la embajadora de Venezuela en Filipinas.

-Loaiza apeló  apeló la decisión y fue declarado el juicio anterior. Carrera fue detenido de nuevo y se inició un nuevo juicio, pero con  nuevo juez que condenó a Carrera Almoina a seis años de cárcel.

El expediente de Loaiza estuvo en manos de 76 Jueces y Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia como consecuencia de 59 inhibiciones, mientras que las audiencias fueron diferidas en 38 oportunidades y no hubo respuesta de ningún organismo cuando hicieron las impugnaciones respectivas.

Foto: EFE

-“Quería justicia y es lo único que le he pedido al Estado venezolano. Nada me devolverá mi vida anterior a esta tragedia, pero esperaba sentir que el culpable lo pagaría de alguna manera. Me sobrepuse y me dediqué a buscar justicia. Allí me enfrenté a otra forma de tortura: la sordera del sistema judicial hacia la violencia contra las mujeres. Aprendí que la justicia no existe para quienes no tienen poder y menos para las mujeres”, dijo en una entrevista para el diario El Mundo en 2007.

-Este el primer caso de violencia contra la mujer de en llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Costa Rica

-A propósito de celebrarse hoy, 5 de febrero de 2018, su audiencia en la CIDH, Linda escribió un artículo de opinión llamado: Rendirse no es una opción. 

Caricatura: Rayma

(Visited 335 times, 1 visits today)

Comentarios

2 Comments
  1. y cuantas linda loiza mas habran aqui en venezuela en tiempo de revolucion y cuantas mas habran en el exterior que huyendo del hambre inseguridad son asesinada,prostituida y que como extranjera que son vista como cualquier cosa menos como un ser humano y los dueños del pais actualmente no tienen que ir muy lejos para ver los que sucede con las niñas venezolanas caminen por sabana grande

Leave a Reply

¡Suscríbete!