Bomberos estiman en cinco bolívares el nuevo precio de la gasolina

Cecilio Ruiz tiene 35 años trabajando en una estación de gasolina en Chacao y, entre su sueldo y las propinas, mensualmente gana alrededor de 20 mil bolívares mensuales. Piensa que es necesario el aumento de la gasolina y que debería colocarla a Bs 5 por litro.

Su sobrino Carlos Liscano trabaja a un par de cuadras de distancia y coincide con su tío. “Cinco bolívares por litro es un buen precio”, comenta.

El señor Zurita, que trabaja hace cuatro años como bombero, dice que “al precio que la pongan va a seguir estando barata. Pero si la quieren aumentar mucho primero tienen que controlar el precio de las demás cosas. La carne, la comida… todo está demasiado caro”, explica.

Aumento versus inseguridad

Sin embargo, por la situación de inseguridad del país le preocupa ser víctima del hampa de llegar a manejar grandes cantidades de dinero. “Hay que ver cómo se hace, con vigilancia o que pongan una caja fuerte y uno va guardando el efectivo”, dice.

A Jason Barriendo, que trabaja desde hace cinco años en una estación de la avenida Francisco de Miranda, lo robaron dos veces en sus trabajos anteriores. “Me robaron en Cotiza y en la avenida Victoria”, asegura, y agrega que “la administración tiene que ver cómo hará” para evitar que los roben después del aumento.

Todos los bomberos que conversaron con Efecto Cocuyo comparten la misma preocupación. Ruiz comenta que a él nunca lo han robado en su puesto de trabajo, pero lo asusta que la situación pueda cambiar. “¿Quién se va a molestar en robarme si yo lo que cargo es un poco de sencillo?, dice entre risas.

Llenar un taque de gasolina cuesta menos de cinco bolívares y, según Ruiz, él atiende unos 350 carros al día. Eso da Bs 1.750 diarios, pero un kilo de queso cuesta Bs 1.900.

La demanda de servicios fue regular en todas las estaciones visitadas. No se veían largas colas para surtirse y los entrevistados aseguraron que esta semana el despacho del combustible había sido normal. De hecho, durante dos de las entrevistas llegó el camión surtidor de Pdvsa.

Milagros Bravo tiene cuatro semanas trabajando como bombera. “Fue lo único que encontré”, dice. Le pagan sueldo mínimo, dividido en cuatro: cada viernes una parte. Además de eso, gana unos Bs 800 diarios en propina. No cree que esta cifra cambie mucho de aumentar el precio.

monedas

Barreiro piensa lo mismo. “Siempre va a haber gente que te da y gente que no te da nada. Aquí tenemos todas estas monedas para dar vuelto, porque hay gente que te lo pide, pero hay otros que te dan”. Mientras decía esto, un señor le dio un billete de Bs 50 para cancelar tres bolívares. “Déjalo así, chamo”, le dijo antes de arrancar.

Artículos relacionados