Aumenta lista de medicamentos que escasean para tratar a niños con cáncer

Carlos Aguilar –nombre ficticio a petición de la fuente- dice que su hija de cuatro años y con un tumor cerebral pudo recibir su quimioterapia la última semana de mayo, pese a que la Unidad de Mezclas del Hospital J.M. de los Ríos estaba paralizada. Pero para que le pudieran aplicar el tratamiento, el señor tuvo que comprarlo: gastó 4 mil bolívares.

En Caracas no consiguió el medicamento. Tampoco en Táchira, ni en Mérida, donde unos familiares recorrieron varias farmacias. Otros parientes que buscaban en Maracay (Aragua) lo consiguieron. Entonces aprovechó y les pidió que compraran tres cajas de Carboplatino. “Lo hice  como  una previsión, porque no sé cuándo irán a resolver este problema aquí”. Lo que sucede es que en el Hospital J.M. de los Ríos, donde es atendida la niña, la escasez de medicamentos para pacientes con cáncer ha aumentado.

En el piso 6 de la institución funciona el Servicio de Oncología Pediátrica. Allí esperaba Aguilar, este martes 2 de junio,  con su hija entre brazos, para entrar a su consulta. En la puerta que conduce al consultorio, hay un papel pegado: “Medicamento en falla al 01/06/2015”. La lista ha ido creciendo en los últimos días: el 22 de mayo pasado eran nueve. Luego –esa misma semana- se sumaron dos más. Ahora son, en total, 15: Asparagina Pegilada,  Everolimus, Luproon, Mesna, Mercaptopuerina,  Carboplatino,  Topotecan, Temodal, Ondasetron, Imatinib, Prednisona,  Tamoxifeno,  Emend, Dexametasona y Clorotrimetron. En diez días se sumaron seis.

lista

De esos, dice el médico Augusto Pereira, jefe del Servicio de Oncología, al menos cinco no los hay ni siquiera en la farmacia de Alto Costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

“Yo lo había dicho: qué bueno que se arreglara la falla en la Unidad de Mezcla, pero el problema más grave es este desabastecimiento de medicamentos. Yo he optado por adaptar el esquema tratamiento de los pacientes porque cada vez es peor. Lo bueno es que aquí está la Asociación Venezolana de  Padres de Niños con Cáncer (Avpnc) y  ayudan con los insumos que escasean, pero  no es suficiente” asegura. Esa institución, que presta ayuda gracias a donaciones de empresas  privadas y públicas, no logra colaborar con los medicamentos escasos: “Cuando no hay  medicinas es porque no están en el país”, dice la tesorera  de Avpnc.

La madre de un niño con cáncer cerebral, que prefirió no ser identificada, dijo que también tuvo que comprar  fuera de Caracas el tratamiento que necesita: Temodal de 100 mg.  “Aquí no nos garantizan nada. La semana pasada fue el cuento de la filtración en el área de mezclas y ahora esto, que sigue la falla de medicamentos. Esto da tristeza, y uno no puede hacer nada. Yo me pregunto: ¿Cuándo será que van a entender que los niños con cáncer no pueden esperar?”

Erick Lezama A./ @ericklezama1

(Visited 16 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply