“Aplazamiento” de elecciones regionales empieza a asomarse en el oficialismo y la oposición

No hay fecha aún para las elecciones regionales. El Consejo Nacional Electoral sigue sin publicar el calendario electoral y el tiempo corre. Mientras tanto, en las filas del oficialismo se empieza a mover la idea de que el aplazamiento es conveniente, porque “las condiciones políticas y económicas no están dadas”.

Del lado opositor también tienen sus reservas, argumentan que “la prioridad es el referendo” y ya el coordinador Nacional de Asuntos Electorales y representante ante el CNE de la MUD, Vicente Bello, desestimó que el revocatorio y las elecciones de gobernadores puedan hacerse en un mismo proceso electoral.

“En las elecciones de gobernadores no pueden votar los venezolanos en el exterior, pero sí los extranjeros residenciados en el país. En el revocatorio pueden votar los venezolanos en el exterior, pero no los extranjeros residentes”, declaró a El Universal. Los procesos tendrían que hacerse con tres meses de diferencia para que las máquinas puedan cargar la data que amerita cada elección.

El diputado del Psuv, Loengri Matheus, señaló que para determinar si son viables o no las elecciones regionales se debe hacer un estudio económico sobre el costo que representa un evento de esta naturaleza.  “Estamos atravesando una crisis económica y se debe determinar el costo de las elecciones de gobernadores. En materia política no están dadas las condiciones porque la derecha está planeando un golpe de Estado e intenta generar violencia en la calle; lo que pasa es que nuestro pueblo es consciente”, dijo.

El parlamentario salvó la potestad que tiene el CNE como poder autónomo para convocar si así lo considera, pero opinó que lo más viable sería postergar la elección hasta 2017 y hacerla al mismo tiempo que las municipales, previstas para ese año.

“El CNE está en todo su derecho de convocar, pero también pudiera darse que las elecciones se hagan junto a la de alcaldes. Nosotros estamos a la espera, trabajando en la organización de las Ubch, de las estructuras municipales, y las fuerzas revolucionarias estaríamos preparadas”, aseguró.

En el partido Vanguardia Bicentenaria Republicana (VBR) también se discute el tema. El diputado Eustoquio Contreras, en entrevista a Venevisión, consideró que las elecciones no deben celebrarse mientras no se resuelva la crisis económica. “Este país, de continuar con la agenda de confrontación, no estaría en condiciones de realizar elecciones de gobernadores. Lo deseable sería que el liderazgo político se ponga de acuerdo para dedicar estos momentos a resolver los problemas de seguridad alimentaria y de delincuencia”.

En el bloque de oposición el diferimiento tiene voces. El segundo vicepresidente de la AN e integrante de la Mesa de la Unidad Democrática, Simón Calzadilla, destacó que la prioridad del país es cambiar de Gobierno. “Creo que las elecciones regionales deben ser aplazadas y tenemos que concentrarnos en cambiar de Gobierno. Lo que más importa en este momento es resolver la crisis económica y social y la solución pasa por concentrarnos en el revocatorio”, manifestó.

El parlamentario asomó la posibilidad de que el Gobierno utilice las regionales como un “método de distracción”. “Supongamos que el Gobierno busca distraernos y utiliza las elecciones a gobernadores, en ese caso tenemos la enmienda también. La Constitución nos da muchos caminos”, concluyó.