Abogado de López denuncia que custodios meten comida a su celda para que rompa huelga

La condición que los custodios de la cárcel de Ramo Verde establecieron para que Leopoldo López reciba los periódicos todas las mañanas es que venga acompañado de su desayuno. La denuncia la hace Roberto Marrero, abogado integrante del equipo de defensa del fundador de Voluntad Popular, mientras cita lo que le dicen en el recinto donde el político está preso desde febrero de 2014:  “Si no entra una arepa, no le damos la prensa”, le dicen. López lleva 24 días en huelga de hambre y ha perdido 15 kilos.

“Leopoldo no es un hombre que se va a doblegar por el olor de una arepa. Si creen que con eso lo van a perturbar, están equivocados porque él se preparó física y psicológicamente para someterse a este mecanismo de protesta”, aseguró Marrero, en compañía de Guillermo Seijas, médico de cabecera de López, en una rueda de prensa este miércoles 17 de junio, en la que se esperaba la asistencia de Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor. Al final no asistió.

El abogado informó sobre la negación de la Fiscalía ante la petición de su médico de confianza y un sacerdote para que lo visiten en prisión. Hace dos semanas se hizo la solicitud, a través de un documento que introdujo su defensa. López también lo manifestó en la última audiencia a la que asistió el pasado 1 de junio.

“Él no puede presentarse en el juicio hasta que no le garanticen las condiciones mínimas que solicitamos. No es tan difícil: que lo evalúe el médico que él considere, que le permitan trasladarse en ambulancia y que no lo tengan en ese sótano lleno de cucarachas y zancudos desde la madrugada hasta que la audiencia empiece después del mediodía. Si las condiciones no están dadas, él no puede volver. No mientras esté en huelga porque se compromete su salud”, explicó Marrero. También dijo que hace dos semanas sus familiares le llevaron un paquete de tapabocas y no se lo entregaron.

El doctor Seijas explicó que López se encuentra en la tercera fase de la huelga, cuando el cuerpo empieza a demandar proteínas: “Lo que le viene a partir de ahora son náuseas, vómitos, calambres, pero eso puede mitigarse si se mantiene hidratado. Sus riñones y su corazón pueden empezar a fallar y eso es lo que no queremos, por eso pedimos la atención médica”.

Sin embargo, al final de su intervención, Marrero insistió en que por ahora no está contemplada la consideración de que el líder de Voluntad Popular abandone la huelga de hambre si se da la liberación de algunos presos políticos, como lo aseguró recientemente Juan Carlos Gutiérrez, quien también lo representa. “Leopoldo está indoblegable. Hasta que no se cumpla el petitorio, seguirá con su protesta. Lo que le pedimos al Estado es un mínimo de humanidad y decencia”, señaló con los ojos aguados, en relación con lo pedido por López al Gobierno: que se fije la fecha de las elecciones parlamentarias, que tengan observación internacional y que liberen a todos los presos políticos.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply