A punta de tobos apagan incendios en Guasdualito

Esa mañana el Pastor José Gregorio Paredes preparaba el desayuno porque su esposa se encontraba predicando el evangelio en una zona rural de Guasdualito. En la olla se cocinaba un caldo de pescado y arroz. El hombre le pidió a su hijo Josué, de 11 años, que estuviera pendiente del fogón, mientras él buscaba en internet videos de cómo fabricar desodorantes caseros en vista de la escasez del producto.

“A los cinco minutos de haberme sentado frente a la pantalla, el niño me dice:¨papá eso se está quemando¨. Cuando salgo a ver había una llamarada de candela en la sala donde estaba la bombona. El fuego se extendió internamente por el quemador y derritió la manguera del gas, justo al lado del cilindro tenía mi esposa la máquina de coser y la telas se incendiaron; como pude cerré el paso del inflamable; salí a la calle a buscar ayuda y al regresar no pude entrar a la casa porque se había expandido la candela y se quemó todo”, dijo el pastor Cristiano.

IMG_20160225_101050

El incendio ocurrió  en una vivienda del Barrio El Diamante el jueves 25 de febrero a las 8:30 de la mañana. La  familia Paredes Marín perdió todos sus enseres. Afortunadamente resultaron ilesos del incidente.

Solidaridad a toda prueba

La ayuda de los vecinos fue primordial  para extinguir las llamas. Bajo un sol tan intenso que picaba,  cargaron tobos con agua desde los tanques de las casas adyacentes. Funcionarios del Cuerpo de Bomberos del Municipio Páez acudieron al lugar para prestar sus servicios con un camión de repartir agua perteneciente a la Gobernación de Apure,  porque no cuentan con un camión cisterna dotado con todos los implementos necesarios.

IMG_20160227_115200

Una hora y media después, a las 10:00 am aproximadamente, en el interior de la casa se sentían las altas temperaturas. El panorama era desolador: colchones, camas y ropa se volvieron cenizas. La cocina, nevera, televisor y computadora quedaron inservibles como la máquina de coser que utilizaba la esposa del pastor para ganarse la vida.

La esposa del  pastor, Zuleima Marín, cuando llegó a la casa fue recibida por los amigos con abrazos y lagrimas, algunos se quedaban admirados al ver la fortaleza de la pastora que pese a la dura situación se mantuvo optimista con fe en Dios. De igual modo, Marín, agradeció la oportuna acción de sus vecinos, añadió que gracias a ellos se evitó la propagación del fuego hacia otras viviendas.

IMG_20160225_101152

La predicadora es ciudadana de nacionalidad colombiana proveniente de Medellín en condición de desplazada por el conflicto armado. Llegó a Venezuela en el año 2006 y tiene dos años viviendo en Guasdualito. En la actualidad es solicitante de refugio y no cuenta con cédula venezolana.

La casa donde residían los Paredes se las prestó un familiar para que vivieran hasta que construyeran una propia. En el hogar también funcionaba una Iglesia Evangélica de la cual solo quedaron unas pocas sillas, hasta el púlpito se quemó. Por el momento, los afectados pasan las noches en la casa de la abuela, porque Protección Civil y bomberos declararon la estructura inhabitable por el mal estado de las paredes y techo.

Bombonas de gas un enemigo en casa

Una grave denuncia sobre fallas en los cilindros pequeños de gas, realiza, Héctor Bustamante, vecino de los afectados. Comenta, que un trabajador de la Empresa de Gas Comunal le recomendó cocinar y cerrar las bombonas porque tienen fugas por los picos. El poblador de Guasdualito le hace un llamado de atención al gobierno y a los encargados de las estaciones de llenados para que  corrijan  este problema lo más pronto posible, para evitar una tragedia.

Bomberos hacen de tripas corazón

No es la primera vez que los bomberos hacen de tripas corazón. Hace pocos día se registró un incendio en un local comercial del centro de la ciudad, gracias a la colaboración de los comerciantes y los funcionarios fueron sofocadas las llamas con extintores y cisternas de distribuir agua potable, evitando que se afectaran otros negocios. Dos horas después del suceso llegaron los bomberos del Campo Petrolero Guafita, una zona alejada de Guasdualito. Los testigos quedaron sorprendidos al ver el moderno cisterna, que dista mucho del que usaban los bomberos de Guasdualito, que botaba toda el agua por el camino de tantas filtraciones y tuvo que ser desincorporado luego de que perdiera los frenos y se volcara. 

Las comunidades reconocen la labor del Cuerpo de Bomberos del Municipio Páez, por su vocación de servicio a la comunidad, que pese a las carencias siempre están presentes en cualquier eventualidad. Solicitan a PDVSA contribuir con un camión cisterna último modelo, devolviendo al pueblo un poco de los recursos originados por la extracción de  petróleo liviano en la región.

El Cuerpo de Bomberos de Páez es un organismo dependiente de la alcaldía municipal, fue fundado en 1992  y desde hace mucho tiempo ha funcionado con limitaciones. Indica el Comandante, Abraham Méndez que desde el año 2002 cuando se inundó Guasdualito se quedaron sin sede, a partir de esa fecha  funcionan en una casa alquilada.

Asimismo, no cuentan con vehículos para apagar incendios, dotación de uniformes, y otras herramientas necesarias. El Comandante del Cuerpo de Bomberos, resaltó que cuentan con una plantilla de 63 funcionarios bien capacitados  que están disponibles para atender cualquier emergencia las 24 horas del día con una ambulancia y una moto de alto cilindrada.

Por otro lado, Méndez,  espera  que los concejales aprueben en marzo el presupuesto del municipio que funciona con un presupuesto reconducido  del año 2013.  Para de esta manera, poder reparar el parque vehicular de los bomberos, donde está incluido un cisterna que tiene dañado el motor. Igualmente, tienen contemplado rehabilitar la antigua sede y adquirir uniformes e implementos nuevos.

El Jefe de los Bomberos informó que el Comisionado de la Gobernación de Apure, Luis Tolasa, se comprometió en aportar para la construcción de la nueva sede de bomberos que se construirá en la Avenida Neptalí Quintero de Guasdualito, una zona fuera de riesgo con el propósito de ayudar ante cualquier catástrofe ambiental como las inundaciones y no ser parte del problema engrosando la lista de damnificados.

Colaboradora: Yrmis Ruiz

(Visited 21 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!