Efecto Cocuyo

“Sundde nos puso contra la pared”, la queja usual de los comerciantes en Caracas

El bulevar de Sabana Grande, en Caracas, amaneció este miércoles 6 de diciembre con más colas de lo usual. Ya no solamente había filas de personas esperando para entrar a entidades bancarias o para comprar el pan. Ahora también había cola para comprar zapatos y ropa interior en tiendas que han sido fiscalizadas recientemente por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Cientos de personas esperaban su turno para ingresar a una de las tiendas fiscalizadas en Sabana Grande. Foto: Iván Reyes

“La fiscalización de la Sundde empezó realmente el sábado. Ese día fue el peor para muchos. Tuvimos que vender casi toda la mercancía porque había mucha gente en el bulevar”, dijo uno de los encargados de una zapatería, quien además explicó que los fiscales le obligaron a reducir sus precios hasta en 50%.

“Con un millón de bolívares te puedes comprar hasta cuatro pares de zapatos”, dijo una consumidora, quien se mostró de acuerdo con la fiscalización. Foto: Iván Reyes

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hacían rondas por el conocido corredor peatonal de Sabana Grande y se plantaban en algunas tiendas para ayudar en el control de las filas. En algunos establecimientos se podían ver descuentos de  600.000 bolívares a Bs. 200.000 en zapatos, escenario que también se repetía con tiendas de ropa interior en las que despachaban la mercancía sin bolsas.

Para varios responsables de tiendas en Sabana Grande, la acción de la Sundde los pone “contra la pared”, ya que aseguran tener “importantes pérdidas” porque deben vender los productos por debajo del valor estipulado.

La mayoría de las personas hacían largas filas para ingresar a las tiendas sin siquiera saber qué productos quedaban para la venta. Foto: Iván Reyes

A pesar de que el panorama de colas era imponente, también destacaba la cantidad de negocios cerrados. Los dueños de varios establecimientos decidieron no volver a abrir sus puertas por el resto del mes de diciembre y a otros no les quedó más opción que vender la mercancía y quedarse con las vitrinas vacías.

Algunos dueños de comercios decidieron cerrar sus tiendas. Unos solo por diciembre y otros indefinidamente. Foto: Iván Reyes

Lea también:

“Voy a cerrar y me regreso al Líbano”, comerciante fiscalizado en Sabana Grande