Sindicalistas calculan que el sueldo mínimo debería aumentarse en 300%

Como pírrico y miserable, sindicalistas calificaron al aumento de salario mínimo anunciado este jueves 15 de octubre por el presidente Nicolás Maduro que lo ubicó en Bs. 9.649. Así lo denunciaron el dirigente sindical Orlando Chirinos, coordinador Nacional del Frente Autónomo para la Defensa del Empleo y los Sindicatos (Fades) y miembro del Partido Socialismo y Libertad (PSL), y José Bodas, secretario general de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv).

“Hemos venido condenando la manera unilateral en la que el Gobierno revisa el salario mínimo. Nos parece que es una obligación sentar a los tres sectores, incluyendo empresarios y trabajadores, para discutir estos aumentos y eso no se está haciendo”, condenó Chirinos.

Bodas lo apoyó en la consideración e insistió en que el aumento es insuficiente. “Todos los economistas coinciden en que la inflación tiene 3 dígitos y este aumento de 30% no cubre la expectativa de los trabajadores”, apuntó el líder de la Futpv. Señaló que por segunda vez el salario de los trabajadores petroleros se encuentra por debajo del mínimo. “Con un salario cerca de los Bs. 8.400 por segunda vez en la historia nos quedamos por debajo del mínimo”, apuntó.

El coordinador del Fades indicó además que el incremento “parece muy bueno, pero el problema es que hasta en la Constitución, artículo 31, aparece que la referencia debe ser la cesta básica, que aquí se calcula entre 40 mil y 70 mil bolívares”, sentenció.

Recordó que el aumento afecta nada más a un porcentaje de quienes forman parte de la población económicamente activa que percibe el mínimo ingreso y alertó que es necesario reivindicar al resto de los trabajadores. Tanto Chirinos como Bodas insistieron en la necesidad de hacer un aumento general de los sueldos y calculan que debería ser de hasta 300%.

Para Chirinos, además  “es evidente que el decreto de aumento de salario es una vulgar maniobra electoral, debido a que los gobernantes cuando están mal, así sea del chavismo o de la MUD, creen que aumentando el salario tendrán apoyo del trabajador”. Por esa razón, hizo un llamado al resto de los sindicalistas a organizarse de manera autónoma e independiente para  combatir contra los intereses políticos. “Hay que refundar el sindicalismo”, dijo.

30 aumentos en 16 años

El presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores, Wills Rangel, en cambio, reconoció los esfuerzos del Gobierno para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores. “Son 30 aumentos en 16 años que se ha hecho del salario mínimo”, declaró en el programa Vladimir a la 1 transmitido por Globovisión este viernes 16 de octubre.

El dirigente resaltó que, a pesar de la crisis económica, “el Gobierno socialista ha hecho siempre aumentos” con el fin de garantizar a los trabajadores la protección de su salario frente a la inflación. Sobre la situación actual, el sindicalista reconoció que no se ha podido derrotar la hiperinflación “inducida”, por lo que hizo un llamado a los trabajadores a continuar esforzándose en sus labores para lograrlo. Aseveró que es imposible vencerla “a punta de salario”, pero aseguró que el Estado  busca proteger a la fuerza laboral.

Rangel recordó que en gobiernos anteriores en situaciones económicas similares, donde la inflación subía, no había aumento e insistió en las capacidades del sector privado para pagar el salario mínimo actual.