Ricardo Sanguino asume presidencia de un BCV que perdió autonomía, según expertos

Diferentes expertos en materia económica y financiera coinciden en señalar que la gestión de Nelson Merentes al frente del Banco Central de Venezuela (BCV) fue por lo menos ineficiente. Lo señalan, entre otras cosas, de haber permitido que la institución emisora haya perdido su carácter independiente frente al Poder Ejecutivo.

El presidente Nicolás Maduro destituyó el pasado 21 de enero a Nelson Merentes como presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), cargo que venía desempeñando desde 2009. En su lugar designó al diputado Ricardo Sanguino, a quien catalogó como “uno de los hombres más estudiosos y conocedores de la vida financiera, económica y monetaria del país”.

Según el jefe de Estado, Merentes habría presentado su carta de renuncia a la presidencia de la principal institución financiera y monetaria del país. Sin embargo, antes del anuncio oficial, el 21 de enero, la agencia Reuters informó que fue el Presidente de la República quien solicitó la dimisión de Merentes.

Problemas internos

“En un Gobierno de este tipo, donde es más importante la lealtad que los créditos que posea cada funcionario, hace pensar que esta decisión está relacionada a algún problema interno con Merentes”, comentó a Efecto Cocuyo el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

Advirtió que el BCV dejó de ejercer el rol que le atribuye la Constitución, luego de aplicar medidas como el financiamiento del déficit fiscal del Gobierno nacional a través de la impresión de dinero inorgánico. “El problema no es a quién se coloque en la presidencia del Banco Central. El verdadero problema es que desde hace un rato el BCV dejó de actuar como institución independiente”.

De acuerdo con cifras publicadas por el BCV, para el cierre de diciembre de 2016 la cantidad de bolívares en circulación equivalía a más de 20 veces la cantidad que había en 2008, año de la reconversión monetaria anunciada por el expresidente Hugo Chávez: de 27.524.528.000.000 bolívares aumentó a Bs. 818.508.518.000.000.

Controles y regulaciones

“La masa monetaria debe dialogar con la producción nacional. Si hay una arista que sube y otra que baja, como ocurre actualmente, ese dinero se convierte en inorgánico y solo produce altos niveles de inflación”, explicó la también economista y profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Sary Levy.

Afirmó que mientras se mantengan los controles y regulaciones por parte del Gobierno a la economía del país, “no podremos ver avances” en la superación de la crisis.

Levy destacó asimismo que el Banco Central debe racionalizar el préstamo al Poder Ejecutivo para financiar el gasto público y establecer mecanismos que ayuden al fortalecimiento de la moneda. “La labor del BCV es preservar el valor interno y externo de la moneda nacional”.

“Hay muchos elementos en los que Merentes ha podido impedir el deterioro de país, y no lo hizo”, concluyó Levy.

La destitución de Merentes ocurrió días después de que el presidente Maduro pospusiera por cuarta vez la salida de circulación del billete de 100 bolívares. La primera fue el 15 de diciembre que éste perdería su valor, la segunda el 2 de enero, la tercera el 20 de enero y, finalmente, en la presentación de la Memoria y Cuentalo extendió hasta el 20 de febrero.

“Espero que iniciemos una nueva etapa del desarrollo del BCV en la lucha contra las mafias internas e internacionales que golpean nuestra moneda”, fueron las palabras del jefe de Estado instantes luego de anunciar la separación del cargo de Merentes.

Foto: Globovisión

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply