¿ Qué son los DEG con los que el gobierno obtiene dólares frescos?

 

La caída abrupta de las reservas internacionales de Venezuela ha llevado al gobierno de Nicolás Maduro a buscar dinero de otras fuentes distintas a las ya tradicionales y cada vez más limitadas líneas de créditos que sostiene gracias a los acuerdos binacionales con países como China y Rusia.

En este caso, se habla de los retiros que se han venido ejecutando en los últimos meses sobre los Derechos Especiales de Giro (DEG) que mantiene Venezuela en el Fondo Monetario Internacional,  y  sobre los cuales ya se había extraído cerca de 390 millones de dólares en abril pasado y ahora  –según reseñó la prensa nacional- se habría ordenado un nuevo desembolso de aproximadamente 1.500 millones de dólares que saldría reflejado el próximo mes en la página web del organismo multilateral.

Según explica el economista Ángel García Banchs, director de la firma Econométrica, los Derechos Especiales de Giro (DEG) son un instrumento monetario que decidió crear “de la nada” el FMI y que pueden ser convertidos a dólares o euros de acuerdo con  una tasa de cambio establecida (Actualmente esta tasa gira en torno a 1,4  dólares por DEG).

Indica que “estos derechos son un crédito de corto plazo que activó el FMI en el marco de la crisis financiera de 2009” y subraya que en ese entonces Venezuela acudió al organismo igual que lo hicieron otros países de la región y le asignaron casi 3.500 millones de dólares en DEG.

Refiere que este instrumento representa un activo bruto para la nación, cuyo monto puede ser convertido en divisas en cualquier momento. “Pero al final representan una deuda que el Banco Central de Venezuela debe al Fondo Monetario y que está quemando para llevarlos a dólares”, agrega.

García Banchs sostiene que esta decisión del gobierno de consumirse este “crédito” se debe a que el país requiere divisas para ofrecerlas en Cencoex o para pago de deuda externa. “Están raspando la olla hasta que reviente el control cambiario en los próximos meses”, resalta.

Señala que el gobierno dispone de 6.000 millones en bonos pero que si decide vender más papeles, estos se desplomarían y recibirían menos divisas. “No podrían entonces canjear los bonos por más de 3.000 mil millones de dólares”, añade.

Propuesta en Miraflores

Aunque en los últimos años el discurso del Gobierno ha sido de rechazo a cualquier ayuda o presencia del FMI en el país, resulta que Venezuela no está divorciada de este organismo.

García Banchs dice que si bien hay un representante del país ante la institución (el ex ministro José Rojas), Venezuela viene incumpliendo ante el FMI en materia de rendición de cuentas y transparencia en la publicación de informes sobre la economía nacional.

Sin embargo puntualiza que en estos momentos en Miraflores tienen una propuesta del Fondo Monetaria para realizar un desembolso de 20 mil millones de dólares, para financiar ya a la economía venezolana, pero –a su juicio- el gobierno no se ha atrevido a aprobarla por la reacción que tendría esa decisión en las bases del chavismo.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply