Productores agropecuarios del oriente del país alertan sobre retraso en llegada de insumos

Durante el desarrollo del primer pleno oriental, productores agropecuarios de los estados Anzoátegui, Bolívar, Guárico, Nueva Esparta, Sucre y Monagas alertaron sobre la falta de insumos para la producción del campo, lo que incidirá en las cosechas del ciclo de invierno.

Así lo dio a conocer la vocera de la Asociación de Productores Integrales del estado Monagas (Asoprimo), Laura Latuff, quien explicó que en el encuentro celebrado en Maturín permitió a los presentes sentarse en mesas de diálogo para discutir los mecanismos que le permitan sobrevivir ante el panorama económico actual.

“Nosotros no negamos a trabajar, eso nunca; seguimos en el campo, pero queremos las semillas, tanto de pasto, sorgo y maíz, los fertilizantes, medicinas y por supuesto la mecanización, tractores e implementos agrícolas que facilitan el trabajo en el campo”, dijo a Efecto Cocuyo.

Latuff mencionó que en el caso de Monagas, las semillas para el ciclo de invierno debieron llegar en el mes de abril para comenzar a trabajar la tierra en el mes de mayo, pero es apenas esta segunda semana de junio cuando Agropatria está suministrando los insumos.

“Se está trabajando con mucha dificultad, pero, pese a todos esos contratiempos, queremos decirle al Gobierno nacional que queremos ser escuchados, el productor agropecuario es lo único que queda”, añadió la también productora de la zona oeste de la entidad.

Entre las realidades del campo están que quienes se mantienen deben acudir a la compra de insumos en el mercado paralelo, donde un saco de maíz cuesta 250 mil bolívares; pasar una rastra a la tierra son 100 mil bolívares y se necesitan al menos tres antes de sembrar, y estos costos no incluyen ni la mano de obra ni los fertilizantes.

Esta semana, durante una rueda de prensa que recogieron los medios regionales, el presidente de la Federación de Ganaderos de Monagas (Fegamonagas), José Antonio Coraspe, informó que hace 15 años habían en la región 160 mil hectáreas cultivables, pero hoy día apenas alcanzan las 21 mil. Además de las 500 mil cabezas de ganado hace 17 años, se han perdido por lo menos 100 mil por el abigeato.

Para Latuff, el retraso con las semillas y fertilizantes  provocará que los pequeños y medianos productores desaparezcan, porque al no poder asumir los costos para pagar a precios de bachaqueo y el retraso de 45 días, los obligará a abandonar el campo.

“Monagas dispone de cientos de miles de hectáreas para cultivar, pero por la falta de insumos será catastrófico, no llegaron a tiempo el maíz y el sorgo, estamos atrasados”, resaltó.

El próximo lunes en Asoprimo definirán las conclusiones del pleno oriental, que esperan hacer llegar al ministro de Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, a fin de que puedan acceder a la materia prima y los equipos de mecanización, antes de que sea más tarde.