Precios de almuerzos en restaurantes ahuyentan a consumidores en Caracas

Las ventas en los restaurantes y las loncherías de Caracas cayeron debido a los altos costos de los alimentos. Efecto Cocuyo entrevistó a los encargados de ocho restaurantes en los municipios Chacao y Libertador entre el martes 31 de octubre y el miércoles 1 de noviembre quienes, además de la merma en sus ventas, indicaron que tienen problemas en la provisión de carne de res.

Los menús ejecutivos, que constan de sopa, plato principal y un jugo, oscilan entre Bs. 24.500 y Bs. 38.000, costos que varían por la cantidad de alimentos utilizados para su elaboración.

Hasta la mitad cayeron las ventas de almuerzos en el centro de Caracas 

El encargado del restaurant, New Jersey, de La Candelaria (centro de Caracas),  afirmó que hace tres años en el establecimiento se vendía el menú ejecutivo más barato de la zona, por lo que el establecimiento se la pasaba lleno de comensales.

“Hace seis meses vendíamos 60 platos de comida aproximadamente, ahora, en promedio no llegamos ni a 30”, expresó el entrevistado, quien atribuye la disminución de las ventas al incremento del costo de la comida que sirven en el lugar. El menú, que incluye jugo y sopa, cuesta Bs. 24.500.

En el mismo sector, el encargado de otro restaurante, quien pidió que su nombre y el del local no fuesen mencionados, explicó que sus ventas se han reducido de 200 mesas a 150 atendidas a diario. “Desde hace unos seis meses para acá el número de clientes bajó. En ese periodo hemos tenido que incrementar el precio del menú, por lo que los clientes han dejado de venir como antes”.

Hace un mes el menú estaba estaba en Bs. 28.000, desde hace tres días su precio subió a Bs. 38.000. “Cuando nos llega mercancía nosotros lo colocamos dentro del sistema administrativo, que calcula el precio justo al que debemos vender la comida”.

El entrevistado indicó que además de la merma de ventas por los precios, tienen problemas para que les provean carne de res. “Los proveedores no han querido despacharnos debido al precio regulado de la carne. Esa medida en vez de hacer que vendamos más barato, lo que trae es que no vendamos nada. Tenemos tres días sin vender nada que tenga carne de res, ni siquiera sopa, no nos queda”.

Leer también: Platos con carne de res “desparecen” de los menús en restaurantes caraqueños

En la avenida Baralt la situación es parecida. Omar Escobar, encargado de una lonchería señaló que en el establecimiento han disminuido las ventas. “De 50 platos aproximadamente a 30 o 35”, señaló el comerciante, quien comunicó que al establecimiento no llega carne desde hace una semana.

La clase media ya no almuerza todos los días en la calle 

Hacia el este de la ciudad, zona de mayor poder adquisitivo, las ventas en los restaurantes y loncherías también se redujeron. En un restaurante de la avenida Francisco de Miranda, al comenzar el año se vendían hasta 200 platos en la hora de almuerzo. “Ahora vendemos seis”, indicó su dueño, quien pidió no se mencionase su nombre ni el del local.

El entrevistado explicó que la reducción de ventas se debe, en parte, a la disminución del poder adquisitivo de la clase media, que es el estrato económico al que pertenece su clientela. “Aquí venían gerentes de bancos e instituciones cercanas a comer todos los mediodías, pero, muchos de ellos se fueron del país. Los que quedan, prefieren comer comida hecha en sus casas debido a los precios”. Los platos cuestan en promedio Bs. 28.000.

El comerciante citó ejemplos de alimentos que ya no puede ofrecer. “En estos momentos no estamos haciendo sopa de costilla, porque tendríamos que venderla a casi Bs. 30.000, el mismo precio de un plato principal, por eso, estamos haciendo solo sopa de minestrón”. Además del precio, se refirió a la escasez de carne, la cual no recibe desde hace una semana.

El dueño del restaurante señaló a los cuatro meses de protestas -abril, mayo, junio y julio de este año- como uno de los factores de la disminución de las ventas, puesto que, en ese tiempo, no podía abrir el restaurante por miedo a ser saqueado. Sin embargo, en la noche del 30 de julio, delincuentes ingresaron al local y robaron equipos eléctricos y computadoras. “Destrozaron hasta la instalación eléctrica, creyeron que tenía dinero allí”.

El dueño de un establecimiento en el Centro Plaza, Miguel Ravel, informó que en su local se vendían hasta 60 platos de comida hace tres meses, para la fecha vende 30 platos.

“Las cosas están muy caras, por eso la gente deja de comprar, aunque saben que yo no exagero con los precios. Cuando vienen aumentos subo el precio del menú Bs. 2.000. No puedo perder clientela”, expresó el entrevistado.

Claudio Taddeo, dueño de otra lonchería en el mismo centro comercial, comunicó que de 50 platos que lograba vender hace un mes, ahora vende 20. “Aquí la gente tenía que hacer cola hasta afuera para pagar, en este momento ya no es así”. En el mes de junio el precio del menú era de Bs. 10.000, ahora cuesta Bs. 32.000.