Pdvsa demandó a empresas por sobornos que involucran a su vicepresidente Ysmel Serrano

Nuevos casos de corrupción. Petróleos de Venezuela (Pdvsa) presentó una demanda contra un grupo de empresas intermediarias por estar presuntamente vinculadas en una millonaria trama de corrupción que incluye sobornos a funcionarios de la petrolera, según informó la agencia de noticias Reuters.

Ysmel Serrano, actual vicepresidente ejecutivo de la estatal petrolera, es señalado en la denuncia como uno de los funcionarios responsables de recibir comisiones en dólares por parte de la empresa Helsinge Inc. a cambio de “información privilegiada” y adjudicaciones de contratos “de forma fraudulenta”.

El documento presentado en tribunales revela también que los venezolanos Francisco Morillo y Leonardo Baquero, ex operadores de Pdvsa, serían artífices de la “conspiración” luego de realizar “pagos de sobornos” a los empleados de la estatal venezolana, de acuerdo con la información publicada por el Miami Herald.

Para lograr su cometido, Morillo y Baquero habrían registrado las empresas Glencore, con sede en Suiza; Lukoil, establecida en Rusia, y Helsinge Inc. que fungieron de intermediarios para llevar a cabo operaciones de manipulación de precios de los barriles de crudo y espionaje electrónico, a través de la filtración de información privilegiada a los principales clientes y proveedores de Pdvsa.

“A cambio del espionaje y otras ventajas desleales, Helsinge supuestamente les cobraba a las compañías petroleras internacionales una cuota mensual de entre 15.000 y 150.000 dólares. Parte de ese dinero se usó para pagar sobornos desde las compañías fantasma a cuatro directores de Pdvsa“, reseñó la agencia The Associated Press sobre un fragmento del informe de la demanda.

La querella fue presentada por Pdvsa US Litigation Trust, firma de la estatal venezolana en los Estados Unidos, ante un tribunal de Miami el pasado 8 de marzo para responsabilizar a por lo menos unas 40 empresas por el desfalco de miles de millones de dólares en la industria petrolera del país.

Hasta la noche de este viernes 9 de marzo, no ha habido algún pronunciamiento oficial sobre el caso.

Corrupción imperante

Las acusaciones de corrupción contra exfuncionarios de la principal industria del país son cada vez más numerosas.

La Asamblea Nacional presentó en 2016 distintos documentos que, según explicaron los diputados, habían sido “engavetados” por la gestión anterior y que vinculaban a Rafael Ramírez, expresidente de la estatal, con el desfalco de al menos 11 mil millones de dólares entre 2004 y 2014.

A partir de agosto de 2017, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tarek William Saab, inició una investigación que ha arrojado la detención de más de 70 gerentes relacionados al sector petrolero venezolano, entre ellos Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, quienes dirigieron la cartera del Ministerio de Petróleo y la dirección de Pdvsa entre los años 2014 y 2017.

Y en enero de este año, Saab anunció una orden de captura contra Ramírez por lavado de dinero y otros delitos.

Producción petrolera en declive

Desde el año 2014, Pdvsa pasó de producir 2.6 millones de barriles diarios de crudo para descender a tan solo 1.600.000 b/d para el cierre de enero de este año, según las cifras presentadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Esta situación se tradujo en la merma de las divisas disponibles por el Estado venezolano para mantener las reservas internacionales, las importaciones y un sistema cambiario imperante en el país desde el 2003, pero que este año solo ha sido capaz de adjudicar 3.3 millones de dólares.

Los estados financieros de Pdvsa revelan que mientras la compañía percibió 121.895 millones de dólares en 2014, para 2016 esos ingresos apenas representaron $ 48.002 millones.

Foto principal: Ministerio de Comunicación e Información

(Visited 119 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!