Para comprar una batería de carro se necesita hasta un año y medio de trabajo

Se requieren 18 salarios mínimos (Bs. 392.646 por mes) para comprar una batería de vehículos de 700 y 750 amperios, las más utilizadas por el parque automotor venezolano. Este jueves, 1 de marzo, su precio alcanzaba los Bs. 6.800.000, que equivale hasta un año y medio de trabajo para quien gane el salario mínimo establecido según decreto presidencial vigente desde este 1 de marzo.

Al finalizar 2017 los precios de los acumuladores de energía no superaban los Bs. 2.500.000. “Entre enero y febrero comenzaron a elevarse más rápido los precios”, indicó un empleado de la sede principal de la Duncan en Los Ruices (Este de Caracas), quien pidió mantener su nombre en reserva.

En 2014 los precios de las baterías automotrices fueron regulados por el Estado, lo que trajo como consecuencia largas colas de vehículos de hasta tres días a las afueras de las distribuidoras. Las personas tenían que sufrir el calvario para obtener el acumulador o pagárselo a los “bachaqueros” que vendían los acumuladores con un sobreprecio de hasta 300%.

La regulación fue suspendida a mediados de 2016. Desde ese año hasta la actualidad los precios de las baterías vienen en ascenso al ritmo de la inflación, que según la Asamblea Nacional fue de 2.600% durante el año pasado.

En febrero del año pasado una batería podía costar Bs. 120.000, que al compararlo con los precios actuales, la diferencia es de alrededor de 5.566%. Estos incrementos han provocado que baje la demanda de este repuesto.

“Aquí ya no se hacen colas. Las personas vienen con la batería usada y el carnet de circulación del carro, pagan y se le entrega la batería sin mucha espera”, señaló el entrevistado, quien además informó que la empresa actualmente les vende pocas baterías a otros comercios.

En el recorrido de Efecto Cocuyo por ventas de repuestos entre los municipios Sucre, Chacao y Libertador, no se pudo conseguir acumuladores en estos comercios. Solo había el producto en las distribuidoras Duncan, pero nada más de esa marca o de la marca Titán.

La Duncan prácticamente es la única fabricante de baterías para vehículos que existe en el país, además de ser la segunda empresa que más recibió divisas adjudicadas por el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) durante 2017. Sin embargo, los precios de las baterías siguen en escalada.

“Yo no compro desde noviembre porque los precios son demasiado altos y yo no voy a comprar las 15 que tendría que adquirir para que la Duncan me venda, porque se me quedarían paradas mucho tiempo y cuando tenga que reponer estaría perdiendo, porque seguro los precios serían mucho más altos”, dijo Piero Milano, el gerente del taller mecánico Milano ubicado en Boleita Sur.

El empresario señaló que desde hace cuatro meses la cantidad de personas buscando mercancía en su establecimiento menguó, porque los precios saltaron de Bs. 700.000 en el mes once de 2017 hasta superar el millón de bolívares un mes después, y luego continuaron su escalada hasta los precios actuales.

(Visited 337 times, 1 visits today)

Comentarios

2 Comments

Leave a Reply