Palo abajo frecuencia de viajes desde La Bandera por falta de repuestos

La escasez y los altos precios de repuestos no solo afectan a los carros pequeños: los vehículos encavas, que trasladan pasajeros en rutas suburbanas (de un estado a otro), también están paralizados. Efecto Cocuyo conversó con personal de 10 de las 31 líneas de transporte que operan en la terminal La Bandera, en el suroeste de Caracas. Nueve de ellas tienen paradas entre 10% y 80% de su flota porque no consiguen repuestos; sobre todo, cauchos, parabrisas, baterías y piezas de motores. “Lo que pasa es que esas unidades sufren un desgaste muy fuerte por el uso que se les da y las carreteras no están en las mejores condiciones”, explicó José Luis Montoya, presidente de la Central Única de Transporte.

Setenta por ciento de las líneas consultadas ha tenido que reducir drásticamente la frecuencia de viajes, y otras han optado por  dejar de ofertar algunas rutas.  La muestra  consultada puede ilustrar lo que ocurre en el sector. Las cuentas de la Federación Nacional de Transporte indican que 70% de las unidades que hacen viajes largos en todo el país están paradas.

Paralización

De La Bandera salen unidades para diversos destinos del occidente del país (Zulia y Lara y las regiones llanera y andina). Aerovías de Venezuela, que cubre la ruta San Antonio del Táchira y San Cristóbal, tiene 45 de sus 80 unidades accidentadas.  Hasta hace tres meses tenían programadas hasta 16 salidas diarias, ahora “con suerte”, dice la vendedora de los boletos, salen tres.

En Expresos Flamingo no encuentran alternadores ni cauchos para reparar los 30 autobuses (de 90 que tiene esa línea)  que están inoperativos. Así que ya no trasladan pasajeros de Caracas hasta varios destinos de Mérida, como hacían hasta hace algunos meses. Están llegando solo a San Cristóbal.

Expresos San Fernando tenía, en total, 16 vehículos  que  utilizaban  en varios terminales de todo el país. En La Bandera usaban dos que diariamente salían de allí y tenían tres paradas en el estado Apure. Ahora están paradas 9 de las 16 unidades. Desde abril de este año no ofrecen el servicio con la misma regularidad. “Hay días en los que no venden boletos, y a veces se oferta solo una salida.  Todo es por los repuestos. Un caucho que lo conseguíamos en Bs. 20 mil, ahora está en más de Bs. 100 mil. Es difícil costear eso, pero lo peor es que ni siquiera lo encontramos”, dijo la encargada.

A Maracaibo iban diariamente cuatro carros de Expresos del Lago, pero desde la Semana Santa pasada tienen accidentados 5 de los 9 vehículos que conforman su flota. “Tuvimos que empezar a ofertar solo dos salidas por día. Es lamentable, pero ¿cómo hacemos? Tenemos problemas para conseguir cajas, cauchos, parabrisas”,  sostuvo un vendedor que prefiere el anonimato.

Octavio Zambrano, gerente de la línea Las Delicias –cuyos destinos son Valera, Boconó y Guanare- informó que  32 de las 57 unidades que tienen presentan desperfectos desde hace 6 meses. “Esos carros son alemanes y brasileños, todo es importado y como sabemos, no hay dólares. Por las constantes devaluaciones un parabrisa que costaba hace un año Bs. 15 mil, ahora no lo encuentras en menos de Bs 35 mil. Puede llegar hasta Bs 50 mil. Unos cauchos que Fontur nos vendió en Bs 10 en enero, están costando hasta Bs 120 mil”.

Aseguró que pudieran tener más encavas paradas, pero se las han ingeniado: “Usamos partes de los carros accidentados como repuestos de los que están rodando. Lo que me preocupa  es que los que están en uso, en dos meses se van a parar también”. Pero en todo caso han tenido que reducir la frecuencia: de dos salidas diarias, ahora se producen dos.

Hace seis meses comenzó a fallar la flota de Auto Pullman, una línea que llega a Barinas, Apure y Portuguesa.   El gerente de operaciones de esa tienda, Jhonatan Moyetones, sostuvo que 10 de sus 20 autobuses no están  es uso: “Ya no ofertan siete salidas diarias, sino dos”.

A pesar de lo reportado por  las líneas de transporte, el gerente de operaciones de La  Bandera, Alonso Pantoja, dijo que nada ha afectado el servicio. “Asómate ahí y mira cómo el área de salidas está congestionada de carros.  Todas las líneas tienen cómo resolver y cumplir con sus rutas y frecuencias. Como se había rumoreado un paro de transporte estábamos pensando en habilitar unas unidades para no pararnos, pero no fue necesario”.

La solución

El lunes 8 de junio, cuando en varios estados se reportó un paro de transporte por la crisis que atraviesan los transportistas,  el gremio se reunió con el ministro Haiman El Troudi. Anunció que el presidente Maduro aprobó una subasta del Sicad para la importación de repuestos e insumos, y este miércoles 10 de junio precisó que solo podrían participar  “empresas tradicionales que tienen un trayecto en el sector”. Son 971 millones de dólares.

“Esa subasta permitirá abastecer el inventario por un máximo de seis meses aproximadamente. Luego, con los transportistas, importadores y fabricantes, nos estaremos reuniendo para establecer un mecanismo de venta controlada de repuestos, de tal forma que no se intenten aprovechar de esta iniciativa gubernamental”, dijo. El ministro también informó, en la reunión con los transportistas, que en las próximas semanas llegarían más de 500 mil cauchos de China y Uruguay. “Eso parece un pañito de agua caliente”, advierte Montoya, presidente de la Central Única de Transporte.

Erick Lezama A./@ericklezama1

(Visited 10 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply