Ni el supuesto anclaje al petro aguantó la caída del bolívar

Ni el supuesto anclaje al petro aguantó al bolívar en su caída

Un bolívar “anclado” al petro, pero que no fluctúa como el criptoactivo. Tres meses han transcurrido desde el último aumento del salario mínimo, y éste no varía su valor, pues permanece en los 1.800 bolívares soberanos. Por el contrario, la “criptomoneda” gubernamental ha cambiado tanto de precio que hoy las instituciones registran distintos valores.

Cuando el presidente Nicolás Maduro anunció el pasado 17 de agosto el incremento del salario, un petro equivalía a Bs.S 3.600. Sin embargo, para este jueves, 29 de noviembre, mientras la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) precisó que el precio de la moneda digital se ubicó en 5.115 bolívares, el salario mínimo, que según el jefe de Estado está anclado a un petro, sigue sin variar.

El supuesto anclaje ni siquiera aparece en la Gaceta Oficial del 31 de agosto, que autorizó el nuevo salario. De los 10 artículos que posee el decreto, ninguno hace referencia al petro.

¿Qué le falta al petro para ser una criptomoneda?

“Eso (anclaje al petro) fue algo que dijo el Presidente, es algo que repiten los políticos, es algo que repiten algunas personas. Pero no existe ninguna norma que indique que el salario mínimo venezolano se encuentra anclado al petro”, dijo a Efecto Cocuyo el abogado Reinaldo Guillarte.

El bolívar sin referencia oficial

Actualmente existen contradicciones entre distintas instituciones sobre el precio del criptoactivo. Mientras la Sunacrip reporta un valor por encima de los Bs.S 5.000, el Banco Central de Venezuela (BCV) lo mantiene en 3.600 bolívares.

Si bien el white paper de la “criptomoneda” gubernamental precisa que “su precio estará referenciado en el valor de la venta en los mercados internacionales de los recursos que forman parte de la canasta de commodities“, aún quedan dudas por resolverse.

“Lo compro, ¿y luego qué?”, confusión en el primer día de venta del petro en bolívares

El precio del petróleo y del oro, que representan el 70% de la canasta de commodities (el restante 30% se vale del diamante y del hierro), ha caído en los últimos meses. Contrario a ello, el del petro subió casi el doble.

Además, la devaluación del bolívar es constante y diaria. Actualmente se requieren más de Bs.S 500 para adquirir un dólar en el mercado paralelo de divisas. Y en el mercado oficial, incapaz de satisfacer la demanda nacional según los economistas, se transa la moneda norteamericana por 86 bolívares.

Con el anclaje, una moneda se maneja con el valor que posea otra de mayor rango. Pero en este caso todo parece indicar que no ha sido suficiente para evitar la caída del valor del bolívar.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!