Ni el Litoral se salva del alza en el precio del pescado

Ibis León / @ibisL

“Esta será la peor Semana Santa aquí en el Mosquero”, vaticina Jairo Lander, apoyado en el mostrador de su kiosco, ubicado en el primer pasillo del mercado pesquero más famoso de La Guaira. A través del cristal de la nevera se observan las especies menos costosas como el Tahalí (Bs. 350), el Roncador (Bs. 400) y el Medregal (Bs. 450) que son los que más compra la gente. Atrás quedaron los días en los que el Pargo y el Mero lideraban la lista de los favoritos por ser los más costosos y, también, los más difíciles de conseguir en Vargas, estado costero.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2986[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2987[/media-credit]

“El precio del Pargo y del Mero está demasiado elevado. Hace dos meses el Pargo estaba en Bs. 650 y ahorita está en Bs. 900 y el Mero estaba en Bs. 750 después subió a 850 y ahorita está en Bs. 1.500 el kilo”, asegura el vendedor.

Este lunes 30 de marzo, en los pasillos del mercado se observó una afluencia moderada de clientes que hace presumir a Lander que la temporada registrará una caída significativa en las ventas. Rafael Pérez también estima lo mismo. Cuenta que tuvo que reducir la compra de productos marinos de dos mil a 500 kilos por semana para evitar pérdidas. Lo que más vende es el Tahalí que de Bs. 250 subió a Bs. 380 por ser la semana mayor.

En los puestos siguientes, el Camarón se impone en Bs.1.100 el kilo. El Dorado (Bs. 850) y el Cazón (Bs. 600) también están entre los artículos más caros. En uno de los puestos se escucha decir a una señora que “¡los pobres ya no pueden comer pescado!”. Lo más barato es la sardina que se vende en Bs.100.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2994[/media-credit]

Zoraida Vásquez siempre compraba Cazón y Mero, pero esta Semana Santa se debatía entre los dos. “Esto está demasiado caro, como es posible que un Cazón cueste más de Bs. 500 si hace un mes estaba en Bs. 300”, dijo.

Si la afluencia de personas era poca en El Mosquero, en tres pescaderías de Catia la Mar no había clientes a las 9:00 de la mañana de este 30 de marzo. Juan Fernández, vendedor de la Pescadería El Ejército, ubicada en la avenida del mismo nombre, en Catia la Mar, explica que el alza de precio no sólo perjudica a los consumidores que no pueden comprar los productos de su preferencia sino que también afecta a los comerciantes porque la venta se redujo a la mitad. “La gente lo que más lleva es el Corocoro, el Roncador y el Tahalí que es lo que se puede pagar”, dice.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2973[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2974[/media-credit]

En la pizarra de precios el camarón está en Bs. 1.300, el Pargo en Bs. 950 y el Mero en Bs. 1.300.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_2970[/media-credit]

En la misma avenida, la pescadería La Única Estrella tampoco tiene clientes a las 9:30 de la mañana. Lo mismo se repite en el comercial de pescado El Ejército IV, ubicado en el sector La Páez.

Los tres establecimientos se surten del mercado de Coche, según declaración de los empleados, a pesar de tener dos muelles pesqueros cercanos: uno en el paseo La Zorra y otro cerca del puerto de La Guaira.

Largas colas por pescado barato. Más de 300 personas engrosaban dos colas a lo largo de la Plaza Caracas para adquirir el camarón, el atún y el cazón con más de 50% de descuento. Mientras en las pescaderías convencionales el camarón se vende en Bs. 1.100, en la feria tiene un costo de Bs. 380; es decir, 720 bolívares menos, mientras el cazón cuesta Bs. 600, en la plaza se podía comprar en Bs. 320; el atún también estaba muy por debajo de los Bs. 750 del abasto comercial.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3004[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3000[/media-credit]

Además de los artículos del mar se vendió café, azúcar, huevo, aceite y charcutería. A las 12:00 del mediodía muchas personas se acercaban a la baranda y rogaban que los dejaran pasar más rápido por tener alguna discapacidad, otros alegaban que tenían que trabajar. Dos personas simularon lesiones en las rodillas y en los tobillos con bastones en mano.

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3007[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3008[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3015[/media-credit]

[media-credit id=10 align=”alignnone” width=”640″]IMG_3017[/media-credit]

Talia DiGianprieto llegó a las 5:00 de la mañana, pero fue a las 12:15 del mediodía que pudo pasar a las carpas que el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca) dispuso para la feria. “La organización es fatal, en eso siempre fallan, pero los precios son bastante económicos”, dijo.

Atenais Narváez empezó a hacer la cola a las 6:00 de la mañana y a las 12:30 tenía seis personas por delante. “Ha sido demasiado lento y uno bajo el sol haciendo cola, tengo hambre”, se quejó.

Desde el pasado viernes, 28 de marzo, cuando el presidente Nicolás Maduro inauguró la feria socialista de la Pesca, venden entre cuatro y cinco toneladas de pescado fresco y salado y mariscos, informó Judith López, directora de administración de Insopesca. “Nosotros llegamos a las 5:00 de la mañana y son las 9:00 de la noche y la gente sigue aquí”. La actividad cerrará este miércoles 1 de abril en la estación Pérez Bonalde.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply