Los puentes que Odebrecht empezó en Venezuela y no han llegado al otro lado

odebre-1

Poco más de diez años han pasado desde que, en noviembre de 2006, el Ministerio de Infraestructura aprovechó la inauguración del Puente Orinoquia -que une a Bolívar con Anzoátegui- para anunciar el Tercer Puente sobre el río Orinoco, que uniría a Guayana con los llanos. Aunque se tenía previsto que la construcción durara cinco años todavía no está listo.

Con un presupuesto inicial de unos 2.800 millones de dólares, el sistema vial está pensado para recorrer 122 km entre el puente principal y los viaductos y carreteras anexos. ¿La contratista? La empresa brasileña Odebrecht, que hace apenas cuatro días fue acusada de pagar unos 98 millones de dólares en sobornos a funcionarios venezolanos.

Para 2010 José Gregorio Alvarado, entonces viceministro de Planificación de Infraestructura, aseguró en un Aló, Presidente que “de los 839 pilotes que deben ir en tierra ya están concluidos 780, y de los 338 pilotes que deben ir en el río, ya están adelantados 103”.

Sin embargo, el 14 de octubre de 2013 el entonces gerente de Administración y Finanzas de Odebrecht, Gonzalo Santos, indicó que en el futuro Puente Mercosur -como será bautizado en su inauguración- estaría “totalmente lista y en operaciones en el año 2015”. Pero

Más de un año después, el 14 de diciembre de 2014, Haiman El Troudi anunció que se había culminado la construcción de la estructura de la torre principal sur y que esto dejaba la obra en un avance de 67%.

En 2016 (un año después de la supuesta fecha de inauguración) la obra seguía sin estar lista. Es más, el presidente Nicolás Maduro asignó 126 mil millones de bolívares, para  impulsar el desarrollo del Plan Nacional de Obras Públicas, que incluye el Puente Mercosur.

En la Cuenta del Ministerio de Transporte Terrestre de 2015 está reflejado un gasto de Bs 1.734.882.084 para ese proyecto:

cuenta-ministerio-terrestre

Y en la Memoria se demuestra que se aprobaron Bs. 3.639.097.764,00 para esta obra, con el que se desarrolló un avance financiero de 48% pero un avance físico de apenas 26%.

En el Registro Nacional de Contratistas, bajo el nombre de Odebrecht, se ve que la obra tiene otra fecha final. Ya no fue en 2015, ni 2016, si no que será el 31 de diciembre de 2017. La empresa carioca ha reportado, hasta estos momentos, un 70.31% de avance. Solo 3% más de lo que se llevaba en 2013.

cacique-nigale

El Puente Cacique Nigale, mejor conocido como el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo, empezó su construcción en 2005 y, entrando a 2016, la fecha de entrega sigue siendo un misterio. Sería el tercer puente colgante más grande de América Latina e incluiría una parte subterránea, pero de esta estructura aún no se ve nada.

“Yo dije que tenía que ser en Maracaibo, en Zulia, donde se hiciera un puente mollejúo, que va a pasar no por encima sino por debajo; además, con un tren”, dijo Hugo Chávez en su programa Aló, Presidente, el 27 de noviembre de 2005. El 19 de noviembre de 2006 se puso la primera piedra.

Luego, siete años después, el vicepresidente de aquel entonces, Jorge Arreaza, aseguró que “aspiramos para el 2017 ver cruzar al primer vehículo por el puente Nigale” y que en el 2019 estaría en servicio el ferrocarril que lo atravesaría.

Contradijo así a José Carlos Prober, jefe de proyecto de Odebrecht, que dijo al diario zuliano Panorama que la obra tenía 15% de avance y que estaría listo para 2018.

Además sufrió una paralización: el 29 de enero de 2014 la construcción se paró por falta de recursos por parte del Gobierno nacional. El 8 de agosto, unos meses después, se oficializó en Gaceta Oficial el pago de más de 1.385 millones de bolívares a la empresa brasileña Odebrecht para avanzar en la construcción.

Aunque técnicamente la obra debería seguir desarrollándose, no hay muestras de que así sea: no hay rastros de ella ni en la Memoria ni en la Cuenta del Ministerio de Transporte de 2015. Sin embargo, es otra de las obras para las que Nicolás Maduro asignó 126 mil millones de bolívares.

 

Artículos relacionados